Sociedad Buenos Aires

Choque de trenes en Palermo: informe confirmó hipótesis de los investigadores

El episodio ocurrió el 10 de mayo cuando una formación del tren San Martín impactó contra otra que estaba detenida. Los cables habían sido robados.
El choque de trenes en Palermo del pasado 10 de mayo aún continúa en investigación. En el episodio, en el que colisionaron un tren vacío y un tren con pasajeros de la línea San Martín en el puente ferroviario sobre avenida Figueroa Alcorta, 90 personas resultaron lesionadas. Lo que sí se sabe hasta el momento es que a causa del robo de cables no funcionaba el sistema de señales: esto confirma una de las hipótesis de los investigadores. Asimismo, la circulación durante este tramo requiere una autorización por radio. Así lo dio a conocer la Junta de Seguridad en el Transporte (JST) en un informe preliminar.

A través de un video conciso, el organismo explicó la razón de lo que sucede en ese tramo de la línea ferroviaria. “La JST detectó que en la sección de la traza ferroviaria que une al Cabín Ocampo con la estación Palermo, se implementaba el bloqueo absoluto. Esto ocurrió porque las señales automáticas no funcionaban, dado que el cableado eléctrico de ese tramo había sido vandalizado”, desarrolla la pieza audiovisual que intenta arrojar luz sobre lo ocurrido.

El bloqueo absoluto, explican, significa que se prohíbe que más de un tren circule “en la misma sección”. Entonces, en dicho tramo, solo puede transitar un tren a la vez en ambos sentidos.

“Todo tren proveniente de Retiro debe detenerse en el Cabín Ocampo para que personal de puesto de señales realice el pedido de vía libre a estación Palermo, quien debe concedérselo si la vía se encuentra libre. El cruce de información y la confirmación de esto se da, únicamente, mediante el uso de radio. Una vez otorgada la vía libre desde Palermo, Cabín Ocampo emite una orden de vía con precaución al personal de conducción, quien debe firmarla para demostrar su conformidad”, remarcan desde la JST en el video que acompaña el informe.
Una vez que esta orden es efectuada, se da luz verde a la formación para que continúe su marcha. Este mecanismo se emplea, como indica el video, porque los cables del lugar fueron robados.

El día del choque de trenes, lo que sucedió fue que el tren vacío pasó por Cabín Ocampo y consiguió la orden para seguir adelante. “Metros antes de ingresar al puente ferroviario, sufrió una serie de detenciones que ocurrieron por orden de la computadora a bordo, por motivos que aún se están investigando”.

Pero luego, siete minutos después, el segundo tren, o sea el que transportaba pasajeros desde la estación de Retiro, también obtuvo una OEP (orden especial de vía con precaución) y siguió su curso. Fue entonces que continuó la marcha hasta que impactó contra la formación vacía que estaba detenida en el lugar.
La JST está encargada de investigar el suceso que dejó como saldo a 90 personas heridas, entre pasajeros y personal ferroviario. Del total de los lesionados, 55 debieron ser trasladados por el SAME a diferentes hospitales.

En paralelo, también hubo importantes daños en ambas formaciones que protagonizaron el choque, como también en el puente. En este sentido, el informe de la organización detalló: “Se observó la pérdida total de los parámetros geométricos de la vía sobre el tablero del puente, rotura de los durmientes de hormigón, remoción y acumulación de balasto y fracturas en rieles. A su vez, se registraron deformaciones en algunos elementos verticales de la estructura de la obra de arte, así como impactos en la mampostería de su ingreso”.

Tras el accidente ocurrido en mayo en la Ciudad de Buenos Aires, el gobierno nacional decretó la emergencia ferroviaria. La medida finalmente fue oficializada tras publicarse en el Decreto 525/2024 en el Boletín Oficial. Esto permitirá disponer de fondos para reparar los inconvenientes que sufrieron diferentes líneas en el último tiempo como, por ejemplo, el robo de cables, u otros daños en la infraestructura. (Infobae)

NOTICIAS DESTACADAS