Sociedad Concordia

Denunciaron el "estado de hacinamiento" en que viven recolectores de arándanos

Más de 50 trabajadores provenientes de diversas provincias del norte del país convivían en dos viviendas en evidentes condiciones de hacinamiento, en Concordia. Testimonios e imágenes de la lamentable situación.
Un grupo de 28 personas provenientes de Misiones, Corrientes y Chaco (25 hombres y 3 mujeres) conviven en evidentes condiciones de hacinamiento en una vivienda de calle Teniente Ibáñez al 800, en Concordia.

Las camas son precarias, cuentan con sólo dos módulos de sanitarios, no tienen duchas para bañarse y cocinan con fuego, al aire libre.

"Nos trajeron de Virasoro (Corrientes) al arándano, es uno de acá enfrente, no sabemos el nombre, dormimos con gente que no conocemos, hay también jujeños", aseguró una mujer a Diario El Sol.
Los trabajadores arribaron a Concordia desde diferentes provincias del norte argentino para trabajar en la cosecha de arándanos; fueron empleados por un contratista de quien ni siquiera saben su nombre.

"Esta semana no cobré nada, dijeron que iban a pagar 35 pesos por bandeja. Yo quiero que me arreglen, nosotros compartimos el baño, hacemos el fuego para cocinar, para tomar mate", dijeron.
Luego que las imágenes y los testimonios fueran difundidas por El Sol, una comisión -integrada por funcionarios municipales, delegados del Ministerio de Trabajo y policías- constató la existencia de trabajadores del arándano en "condiciones de hacinamiento".

En el lugar se realizaron las constataciones correspondientes para determinar precisiones y responsabilidades en cuanto a quienes los contrataron, trasladaron y alojaron en las condiciones verificadas en el operativo; así como también se dispuso correr notificación y eventuales sanciones a las empresas para las que prestaran servicios las personas identificadas en dicha propiedad.
Como derivación de ese procedimiento, la comisión intervino en calles Feliciano y Gregoria Pérez, donde las condiciones de alojamiento guardaban similitud con lo observado en el operativo anterior. En ese lugar, viven 26 trabajadores (hombres y jóvenes), trasladados desde otras provincias del norte argentino para cosechar arándanos. Las condiciones de alojamiento guardaban similitud con lo observado en el operativo inicial.

En ambos domicilios del Barrio Centenario se realizaron las debidas constataciones, a fin de determinar responsabilidades en cuanto a quienes los contrataron, trasladaron y alojaron en esas condiciones.

Asimismo, se dispuso notificar de las actuaciones a las empresas para las que estos trabajadores, por intermedio de contratistas, prestan servicios de zafra, ante una posible aplicación de sanciones.

Es de destacar que las autoridades en más de una oportunidad le solicitaron a la Asociación de Productores de Arándanos (APAMA), la contratación exclusiva de mano de obra local en la cosecha, atendiendo la situación socio-económica de la ciudad. Pero los productores parecen hacer caso omiso a estas recomendaciones y continúan trayendo, a través de contratistas y empresas de servicios, a trabajadores ilegales de otras provincias, con tal de ahorrar costos laborales. (ElSol)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS