Política Presentan proyecto

En Rosario quieren sancionar a los concejales que no asistan a las comisiones

La iniciativa busca que, si faltan, se les descuente el salario. Las ausencias injustificadas encendieron el "alerta".
Por la ausencia reiterada de los concejales a las comisiones, espacio medular donde se discuten las iniciativas y se atienden la demandas vecinales, una concejala del bloque Ciudad Futura propuso que esa tarea sea obligatoria, y pidió que se les retenga el ciento por ciento del salario a los legisladores que no justifiquen dos faltas seguidas. Ese dinero será destinado a un fondo para los barrios populares que necesitan obras de infraestructura.

Sin bien la presencia de los concejales en la comisiones no es obligatoria, se trata de un trabajo esencial y medular donde los actores sociales pueden plantear sus inquietudes y entablar un diálogo directo con sus representantes, pero se desdibuja por ausencias reiteradas e injustificadas.

Así lo advirtió la concejala Luz Ferradas, del bloque Ciudad Futura, quien este viernes ingresó un proyecto que plantea modificaciones al reglamento interno del Concejo para que se imponga la obligatoriedad de asistir a las comisiones y, en el caso de ausencia sin justificación, se imponga a los concejales una sanción o multa que signifique la retención del cinco por ciento del salario.
Espacio entre la ciudadanía y el Concejo
“Entendemos que la presencia en las comisiones es fundamental. Es ahí donde se hace el trabajo de hormiga, donde se reciben las demandas de los vecinos, de trabajadores, a los gremios. Y la verdad es que hay muchos concejales que no asisten. Dicen una cosa de la boca para afuera, sobre todo en época de campaña electoral para juntar votos, pero no cumplen esa tarea esencial para la que fueron honrados”, argumentó Ferradas.

Según la edila, la idea venía rondando en el bloque de Ciudad Futura ante algunas dilaciones en el tratamiento y despacho de iniciativas, porque justamente no se lograba el quórum de la mitad más uno (de siete que la integran ni si quiera asistían cuatro) por la ausencia de alguno de sus integrantes.

“Se dieron situaciones de injusticia. Nosotros estamos siempre presentes, abiertos al diálogo. Pero en la dinámica hay muchas inasistencias. Por eso proponemos la modificación del reglamento para que sea obligatorio, y al que falte sin justificarlo se le retenga un porcentaje del salario. Ese dinero irá al Fondo de Barrio Populares, que ya existe y está destinado a necesidades de infraestructura”, detalló Ferradas.
“Subestiman las comisiones”
Además, el proyecto establece que se dé a conocer públicamente la nómina de concejales que asisten a cada reunión semanal de las 12 comisiones que tiene el Concejo. Sobre el consenso que tuvo la iniciativa en el resto de los parlamentarios, Ferradas dijo que “algunos ya le adelantaron que la van a acompañar con su firma. A la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, le pareció oportuno este proyecto”.

Para la legisladora queda en evidencia una disparidad con el resto de la población. “Los concejales deben cumplir con sus responsabilidades. A cualquier empleado cuando falta injustificadamente le descuentan el salario. Es un privilegio ser concejal, ocupar este lugar y representar a vecinos y vecinas. Pero muchos concejales subestiman la labor en comisiones”.

Según indica La Capital, la idea de Ferradas es compartida puertas adentro del Palacio Vasallo, donde elaboran herramientas administrativas y de gestión para sistematizar y discriminar la actividad de cada concejal, entre ellas, las faltas a las comisiones o sesiones, lo cual en definitiva refleja su dedicación y compromiso como legislador.

Es que el reglamento orgánico del cuerpo no establece un sistema de control de presentismo en el recinto, sino que las inasistencias a las sesiones son justificadas o no por los propios ediles mediante la generación de un expediente. Eso impide hacer un seguimiento de su presencia, salvo que se indague uno por uno en sus proyectos en el Sistema de Gestión Parlamentaria, al cual no tiene acceso la ciudadanía.
A trabajar
El proyecto de Ferradas plantea incorporar al reglamento interno del Concejo el artículo 55 bis que, que crea “el régimen de asistencia a comisiones. Establece que todos los concejales “están obligados a asistir a las reuniones de las comisiones de las que son miembros”.

Respecto a las insistencia, describe que “el concejal o la concejala que se encontrare imposibilitado de asistir, dará aviso por escrito al presidente/a de la comisión. La inasistencia sólo se verá justificada si fuera por razones de fuerza mayor debidamente atendibles y acreditables".

Por período ordinario (dos al año), cada concejal tendrá derecho a una inasistencia por comisión, por situaciones imprevistas, sin justificativo, aunque con aviso. Pero ante la falta de aviso o infundada inasistencia, la comisión dejará constancia ante la presidencia del Concejo.

El punto en cuestión es la “inasistencia reiterada”. Frente a la reiteración de dos inasistencias sin aviso y fundamentación, se aplicará una retención a la remuneración mensual equivalente a un 5 por ciento por cada ausencia, las cuales serán acumulativas teniendo en cuenta su reiteración.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS