Policiales Por trasladar 10 kilos de cocaína

Caudana enfrentará un nuevo juicio oral por narcotráfico

Gonzalo Caudana volverá a sentarse en el banquillo de los acusados, esta vez, acusado de ser el organizador, proveedor y financiador de actividades de narcotráfico en distintas localidades entrerrianas. También juzgarán a su hijo.
El narcotraficante Gonzalo Caudana enfrentará este año un nuevo juicio oral, en una causa donde está acusado de ser organizador, proveedor y financiador de dos estructuras dedicadas a la venta de drogas, una en Paraná y otra en Concordia.

La causa fue elevada a juicio en los últimos días del año que acaba de terminar y entre la veintena de personas que estarán sentados en el banquillo de los acusados se cuenta a Matías Caudana, el hijo del jefe narco, quien enseguida de que el expediente ingresó al Tribunal Oral Federal de Paraná solicitó la excarcelación, publica El Diario.

Caudana, el jefe de la organización, fue detenido el 8 de octubre de 2016, cuando circulaba a bordo de un automóvil Volkswagen Up!, por la Ruta Nacional 18, en cercanías de Viale, con 10,5 kilos de cocaína de máxima pureza. Su destino era Concordia y la droga era para ser entregada a Natalia Soledad Bonasola y Juan José Martínez, con quienes había convenido el negocio unos días antes, según surgió de las escuchas telefónicas que venían realizando los investigadores. Los frustrados compradores fueron detenidos unas horas después que su proveedor.

De resultas de la investigación, también cayeron Walter Miguel Ángel Ramírez, que dirigía una célula desde la cárcel de Paraná, y su pareja, Sandra Bernal.

Además, se pudo determinar que Caudana aprovisionaba a otra pequeña organización, encabezada por Enrique Osuna, que tenía puntos de venta en el barrio Villa Mabel, también en la capital provincial.

Entre estas personas están las figuras más importantes que tendrá el juicio, cuya fecha de realización todavía no se ha fijado, aunque se estima que podría tener lugar en el primer semestre de este año.

El desbaratamiento de la organización fue producto de una investigación de siete meses realizada por la Policía Federal y el juzgado a cargo de Leandro Ríos, a lo largo de los cuales se realizaron seguimientos, filmaciones, escuchas telefónicas y se recabaron datos de distintos informantes.

Los investigadores la llamaban Operación "Hombre de hielo", en referencia al negocio que Caudana tiene en Avenida Jorge Newbery de Paraná.

Aquel 8 de octubre, tras la detención de Caudana en la ruta, se sucedieron una serie de allanamientos en los que se secuestraron otros 4 kilos de cocaína, 15 kilos de marihuana, sustancias de corte y estiramiento, teléfonos celulares, alrededor de 700.000 pesos en efectivo y varios vehículos de alta gama: una camioneta Volkswagen Amarok, un Honda Civic, un Citroën C4 y un Renault Clio.
A la largo de la investigación se pudo ir desentrañando el esquema de la organización y su funcionamiento a través de células con cierta independencia.

Ramírez, por ejemplo, se encuentra purgando una condena de ocho años de prisión como uno de los dueños del cargamento de 605 kilos de marihuana que se detectaron escondidos en el doble fondo de un camión estacionado sobre calle Urquiza; y su pareja, Sandra Bernal es hermana de Claudia, que luego sería condenada por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

A su vez, Martínez y Bonasola habían sido juzgados recientemente por delitos de narcotráfico, en un debate donde ella resultó condenada a cinco años y seis meses de prisión ?incluso se le rebajó la pena por aplicación de la figura del arrepentido luego de que dijera que era extorsionada por un policía provincial? y él terminó absuelto, a pesar de que ambos tenían un kiosco y despensa en su casa que y allí acondicionaban, fraccionaban y vendían la droga al menudeo. Ahora volverán al banquillo.

múltiples condenas

Caudana ha sido condenado tres veces por delitos de narcotráfico: en 2003 recibió una pena de cuatro años de prisión por tráfico de drogas; volvió a ser condenado en 2011, a seis años de cárcel; y la última fue en 2014, por la tenencia de cocaína y marihuana mientras estaba detenido en la unidad penal, que le agregó un mes de prisión.

Caudana recuperó la libertad en octubre de 2015, al cumplir la condena que le había impuesto la justicia federal.

Sin embargo, para ese momento ya tenía una nueva causa abierta, esta vez en la justicia provincial, por la explotación sexual de un grupo de mujeres a las que obligaba a pagarle una suma de dinero para que pudieran ejercer la prostitución. En septiembre de 2017 fue condenado a cinco años y seis meses en un juicio abreviado que también comprendió un caso de violencia y amenazas hacia su pareja, María Laura Spoturno, y otro por el uso de un carnet de conducir y una póliza de seguro falsos, por un hecho ocurrido tres semanas antes de su caída con los diez kilos de cocaína.

Al mes siguiente, sumó otra condena de dos años de prisión efectiva por amenazas a dos niñas frente a la escuela a la que concurrían.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS