Paraná Sigue el paro

Buses Paraná: "Es inviable en estas condiciones continuar con el servicio"

Representantes de la empresa brindaron una conferencia de prensa y explicaron que aún "no recibieron los 12 millones de pesos que giró la provincia". Indicaron que "con un boleto a 29 pesos sigue habiendo déficit", supo Elonce.
Un nuevo día sin colectivos en Paraná transcurrió sin novedades que den respuesta al grave problema de transporte público que sufren los usuarios de la capital entrerriana. Asimismo, la provincia transfirió $ 12 millones a las cuentas municipales para que sean girados, de inmediato, a las empresas para el pago de salarios a los trabajadores transportistas y poder de esta manera, destrabar el conflicto. Hasta el momento la empresa asegura no haber recibido fondos.

Este viernes por la tarde, representes de la empresa brindaron una conferencia de prensa y explicaron la situación.
"El déficit mensual del sistema se extiende a 16 millones de pesos"
Hugo Ruiz, gerente general de ERSA, leyó el siguiente comunicado: "El transporte urbano de pasajeros en Argentina se sustentaba hasta diciembre de 2018 en un sistema donde el estado nacional aportaba al mismo un monto destinado a sostener el precio del boleto accesible en todo el país. Mediante la firma del Pacto Fiscal, a partir del año 2019, la nación traspasó a las provincias la responsabilidad de financiar el sistema, disminuyendo sensiblemente su aporte y comprometiendo a las provincias y municipios a garantizar la sustentabilidad del sistema, conforme lo dispone el artículo 11 de la Resolución 1085/18 del Ministerio de Transporte de la Nación".

"Desde el inicio del nuevo sistema, el grupo ERSA ha podido seguir prestando normalmente sus servicios en todo el país, con más de 1500 unidades y más de 4600 empleados. Entre las plazas que presta el servicio, se encuentra el Área Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, donde la Nación en forma directa aporta fondos al sistema; en la ciudad de Córdoba y Gran Córdoba, donde fondos adicionales son aportados por la provincia y el municipio, y actualizaron la tarifa. En el caso de ciudad de Santa Fe, Corrientes, Gran Resistencia, las provincias aportan fondos adicionales y también actualizaron la tarifa", continúa.

"En la ciudad de Paraná, Buses Paraná, una agrupación con 193 unidades y 511 trabajadores sostuvo el sistema con fondos propios aportando al sistema más de 200 millones de pesos. El municipio de Paraná reconoció este déficit al dictar el 4 de junio el decreto 1097/19, donde afirma que se acredita que sin esos ingresos resulta inviable la prestación del servicio. Los egresos son mayores que los ingresos totales. Los fondos con los que se contaba permitían mantener cierto equilibrio contractual. Sin prejuicio de ello, el martes 13 de agosto la agrupación efectuó un nuevo aporte de 8 millones de pesos a fin de dar por finalizado el conflicto", expresan.

"Al haberse registrado un atraso tarifario superior al año, reconocido por el municipio, el déficit mensual del sistema se extiende a 16 millones de pesos, tal como surge del reclamo enviado a la municipalidad al Ministerio de Transporte el 14 de agosto. Considerando esta situación y que la concedente no ha adoptado las medidas necesarias para que el sistema de transporte de Paraná y Área Metropolitana sean sustentables, Buses Paraná Agrupación hace saber a los usuarios y a la comunidad en general que en estas condiciones la operación del servicio resulta inviable, a pesar de los esfuerzos financieros realizados", señalaron.

"Lamentamos profundamente los contratiempos que este estado de situación ocasionan a nuestros usuarios e instamos a todos los actores del sistema a hacer un esfuerzo para restituir a la brevedad este servicio que es vital para la comunidad", finaliza.
"Necesitamos que haya un mayor aporte de dinero al sistema"
Por su parte, Javier Harfuch, director de Buses, empresa Ersa, explicó que "Ersa urbano es una empresa que presta servicios en seis jurisdicciones de distintos puntos del país, que son las más importantes, operando 1500 buses y 4600 empleados. En ninguna jurisdicción hemos tenido el problema que se está presentando en Paraná".

"En el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires, las partes concedentes han aportado los fondos necesarios para sustentar el servicio de transporte. Durante toda esta semana y días anteriores hemos realizado incansables gestiones con todos los actores de esta problemática para buscar destrabar el conflicto y no se ha podido solucionar a pesar de algunos esfuerzos financieros que ha hecho la provincia en las últimas horas, porque los fondos con los que cuenta el sistema en Paraná no son suficientes para cubrir los costos. Sin el aporte y la presencia del estado a través del poder concedente del servicio público aportando los fondos necesarios, el sistema de transporte es inviable", informó.

Además, expresó que "hemos intentado acercar posiciones con el sindicato, hemos hecho algunas propuestas, hemos cancelado haciendo un esfuerzo financiero adicional a estos 16 millones que el sistema viene siendo sostenido por la empresa. Hemos hecho un esfuerzo de 8 millones más para cancelar la deuda que existía al sueldo no complementario, la primera cuota, pero no hemos podido llegar a un acuerdo en una negociación para poder destrabar la medida y ver en qué condiciones seguimos".

"Lamentamos las condiciones en las que está actualmente la ciudad de Paraná, sin el servicio de transporte urbano de pasajeros. Es inviable en estas condiciones continuar con el servicio", agregó y manifestó que "el monto mensual que la provincia aporta son 12.700.000 pesos, que es lo que ha adelantado en el día de hoy y que aún no ha llegado a las arcas de las empresas. Como no es un aporte adicional de la provincia, el déficit sigue. Necesitamos que haya un mayor aporte de dinero al sistema. Hasta ahora nadie aportó lo que hace falta".

"La tarifa de 29 pesos no hace viable al servicio. Se necesita una tarifa superior que es difícil de aplicarla política y socialmente. Aún con la tarifa a 29 pesos el sistema tiene un déficit de 16 millones de pesos por mes", remarcó.

"Respecto de qué se necesita para reestablecer el servicio, lo que el sindicato solicita es el cumplimiento estricto de una nueva escala salarial que legalmente no está firme, aunque nosotros entendemos que hay que reconocerla, por eso estábamos dispuestos a hacer algún ofrecimiento de tipo de pago que podamos hacer frente con estos ingresos que estamos gestionando. Es un acta paritaria donde la federación que agrupa a las empresas no fue signataria en esa acta y fue recurrida. Probablemente quede firme en los próximos días".

"Los sueldos de julio fueron abonados en tiempo y forma, al aguinaldo se lo abonó en dos pagos. Hay que tener en cuenta que un trabajador del volante hoy recibe de bolsillo unos 42 mil pesos. También recibieron el medio aguinaldo correspondiente, así que no estamos hablando de gente que esté sin cobrar hace mucho tiempo".

"No evaluamos retirarnos de Paraná. Estamos buscando todas las soluciones posibles para que a través de los distintos actores que participan de esta problemática, como son el municipio como concedente de las líneas urbanas, la provincia como concedente de las líneas metropolitanas, podamos buscar una solución".

"Hubo un retraso en readecuar la tarifa por más de un año y eso produjo un desfasaje. A partir de ahí hay déficit que hasta junio representa 209 millones de pesos".
"A los choferes no les debemos nada"
"La transferencia que hizo la provincia la hizo hacia la municipalidad, no fue hacia nosotros. A ese dinero no lo recibimos nosotros", aseguró a Elonce TV Marcelo Lischet, referente de Buses Paraná por la empresa Mariano Moreno.

Al mismo tiempo dijo que esto "no soluciona el problema de fondo, pero sí podría solucionar parte del problema".

"La municipalidad a nosotros nos debe el déficit que viene arrastrando, de aproximadamente 209 millones de pesos, que es los 20 millones de pesos mensuales que viene poniendo Buses Paraná para sostener el sistema", indicó el empresario.

A los choferes "no les debemos nada. La diferencia está en que está hablando de una escala nueva que no está firme. Nosotros queríamos llegar a un acuerdo, es legítimo el reclamo que realizan teniendo en cuenta la inflación que hay. Por esto, queríamos ver cómo conseguíamos los medios para hacer frente a esto".

La plata que giró la provincia "es la plata que todos los meses pone para pagar los sueldos. Lo que hace la provincia ahora es adelantar el dinero para ver si se puede destrabar esta situación de conflicto. Pero esto se descalza nuevamente a fin de mes", puso relevancia Lischet.

De la misma manera, aseveró: "Nosotros necesitamos fondos adicionales. Por eso decimos que el sistema necesita 16 millones de pesos más para compensar la nueva escala".

"Nosotros hemos hecho una propuesta cuando se ajustó la tarifa para cobrar un boleto a 28 pesos y un adicional de 11 pesos por cada kilómetro recorrido, es decir, que impacte en la gente 28 pesos y 11 pesos más tendría que aportarle al sistema el municipio o la provincia. El costo real que se había planteado era de 35 pesos. Esto fue hace 30 días y han pasado un montón de cosas en las últimas semanas", dijo.

Indicó que "el sueldo está al día, se ha pagado todo y hay un aumento del 20% que no está firme. Nuestra voluntad era no esperar que esté firme. El mes de julio también está pago con escala vieja. En el sueldo ese están descontados los días de paro del mes anterior. En las actas del Ministerio de Trabajo, que firmamos, el mismo gremio pide que sean reconocidos los días de paro pero nosotros no dijimos que las íbamos a pagar".

"Hemos dado la opción de dar un Cuil a la provincia o municipalidad para que los fondos se trasladen directamente a los empleados. En las cuentas de la empresa lo que la provincia giró a las 12, todavía no impactó. Está en manos del municipio que tiene que hacer los trámites para transferirlo", manifestó.

"La gente debe ser la que más sufre. El estado nacional es el principal culpable de estas vicisitudes. El estado nacional dejó esta responsabilidad en todas las provincias y ha tenido como consecuencia estos efectos no deseados. El país es un polvorín y no es por los gobiernos provinciales ni municipales. El estado nacional transfirió los subsidios de un sistema que funcionaba bien. Es un sistema que fue modelo en el país. Lo único que funciona es Capital Federal por los fondos que tienen y las provincias ricas que tienen una recaudación importante para aportar fondos. Entre Ríos se comprometió a unos fondos que representan solo el 35% de lo que veníamos cobrando", remarcó.

Expresó que "la nación aportaba 30 millones de pesos mensuales para Paraná. Luego la provincia firmó un compromiso con la nación, después de que se aprobó el Presupuesto, de que iba a poner el 50% del pago dinerario, pero no el combustible que antes mandaba nación. El combustible, que antes pagábamos 10 pesos y ahora 50, se está haciendo cargo la empresa. La provincia está pagando 12.700.000 pesos. El municipio gestionó un fondo de 180 millones para todo el año, por lo que era un compromiso mensual de 15 millones. La nación solo les dio 5 millones"
"Necesitamos generar un marco de flexibilidad con UTA para sentarnos a dialogar"
Gustavo Larrea, asesor legal y representante de FATAP, indicó que "lo que se necesita es generar un marco de flexibilidad, como ha ocurrido en otras jurisdicciones, donde no se ha aplicado a rajatabla la escala que salió homologada. Luego por una resolución, como nunca ha ocurrido, el Ministerio de la Producción de Trabajo de la Nación, al no haber firmado la FATAP un acuerdo con UTA. FATAP y UTA para el interior del país son miembros paritarios en el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo 460".

"Se venía advirtiendo que el interior del país no estaba en condiciones de asumir un compromiso salarial y la FATAP no firmó el acuerdo. Ese mismo día el Ministerio emitió una resolución homologando la misma escala del Área Metropolitana y generando un daño enorme en el interior del país", dijo.

Asimismo, remarcó que "en Paraná es muy difícil sentarse a dialogar con la seccional de UTA y generar acuerdos similares a los ocurridos en el interior del país. La nueva escala de salario no se puede aplicar porque está recurrida. Esto se tiene que resolver en breve, estamos a la espera de una resolución del Ministerio".

"Los fondos que giró la provincia son un adelanto, pero no son fondos adicionales. Esa plata iba a estar destinada a generar un acuerdo con los trabajadores, como ha pasado en otras jurisdicciones, sin reconocer el decreto que homologó la escala nacional. Buscamos generar un acuerdo de flexibilización con UTA para sentarnos a dialogar y pagar lo que corresponde, el 20% no remunerativo, y la diferencia que venía reclamando en concepto de descuento por los días de paro. No nos negamos a que haya una mejora del sector porque todos estamos afectados de una situación de crisis, pero la resolución está recurrida", finalizó. Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS