Internacionales Se había cerrado por un fallo judicial

Brasil reabrió la frontera a migrantes venezolanos

Las autoridades brasileñas reabrieron la frontera con Venezuela en el norteño Estado de Roraima, después de casi un día de cierre debido a un fallo judicial que pretendía frenar la inmigración masiva de venezolanos.
Un tribunal superior había cancelado antes una medida dictada el domingo por el juez de Roraima Helder Girao Barreto, y que había empezado a ser ejecutada el lunes.

El canal Globo News mostró imágenes de la reapertura de la frontera, por la que pasan a diario hasta unos 500 venezolanos, según cifras del gobierno regional, debido al drama de la crisis económica y de abastecimiento en el país vecino. Muchas personas emigran en condiciones muy precarias y llegan a menudo a pie a Brasil. El paso fronterizo en la ciudad de Paracaima estuvo cerrado unas 17 horas, calculó el portal Globo. De acuerdo a cifras del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), unas 210 personas no pudieron cruzar la frontera en las últimas horas. Según Globo, muchas personas, entre ellas niños, pasaron la noche a la intemperie.

En la calle
Roraima, el Estado brasileño menos poblado y uno de los más pobres de gigante sudamericano, recibió en los últimos meses a decenas de miles de venezolanos. La gobernadora del Estado, Suely Campos, cifra en 50.000 el número de personas del país vecino asentadas en tanto en Roraima. Muchos viven en la calle sobre todo en la capital regional, Boa Vista, y dependen de la caridad pública.

Organismos internacionales alertan desde hace meses sobre una posible crisis humanitaria en Sudamérica por el éxodo masivo de venezolanos. Países como Colombia y Perú recibieron a cientos de miles de personas. En Brasil, la llegada de inmigrantes se concentra en Roraima y aunque no alcanza las dimensiones que tiene el éxodo en otros países, puso en alerta a las autoridades regionales, que sostienen que los servicios públicos están al borde del colapso.

La gobernadora Campos intenta desde hace meses frenar la llegada masiva de venezolanos con varias medidas. La última fue un decreto, que excluye de los servicios públicos a los venezolanos que no tengan un pasaporte válido. La Fiscalía y la Defensoría Pública de Brasil presentaron un recurso contra el decreto. El juez regional Girao Barreto vetó la medida del gobierno regional, pero también ordenó un cierre temporal de la frontera hasta que se creen "condiciones de acogida humanitaria" adecuadas.

Acnur saludó ayer las medidas para reabrir la frontera. "El gobierno de Brasil garantizó hasta ahora el acceso a su territorio a los refugiados y migrantes venezolanos que necesitan protección y les proporcionó servicios y derechos básicos", señaló la agencia desde Ginebra.

El gobierno de Michel Temer se ha manifestado en varias ocasiones contra el cierre de fronteras y ha prometido recursos para afrontar la crisis migratoria, entre ellos la reubicación de inmigrantes en otras regiones del país. Campos, sin embargo, alega que las medidas tomadas hasta ahora son insuficientes. Según medios brasileños, sólo unos 800 venezolanos han sido hasta ahora reubicados en otros Estados. Según datos de Acnur, unos 32.700 venezolanos buscaron asilo en Brasil hasta el 30 de abril. Acnur sitúa en 117.000 los venezolanos solicitantes de asilo en todo el mundo, una cifra que no incluye a quienes viajan a países vecinos y no piden asilo.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS