Institucionales Gualeguaychú

La baja de pasajeros afecta a los remiseros que trabajan en la Terminal

Las empresas de transporte de larga distancia ocuparon menos butacas en relación a temporadas estivales pasadas. La merma golpea en los remises que operan en la Terminal de Ómnibus de Gualeguaychú.
El número de pasajeros que parten y arriban a la terminal de ómnibus local bajó considerablemente. La crisis económica incide en el bolsillo de gente que prefiere quedarse en su casa y no incurrir en gastos extras. Al mal momento financiero, se suma el clima que mediante lluvias tropicales provocó la crecida de ríos y el anegamiento de playas, fundamentalmente sobre el río Gualeguaychú, desistiendo de viajar un número importante de vecinos de Buenos Aires y Capital que elegían Gualeguaychú por el carnaval y las playas. La tendencia bajante del río alienta esperanzas para lo que resta de la temporada, fundamentalmente para el feriado del carnaval, días en donde la ciudad, al menos en las últimas temporadas, explota con la llegada del turismo joven.

El remis se ha transformado en una fuente laboral para un número importante de vecinos de la ciudad, que al quedarse sin empleo, compraron un auto y se sumaron al rubro. Un buen número lo hace desde un tiempo prudencial; mientras que otros se sumaron hace poco tiempo.

En la terminal opera una remisería que paga un canon para estar en el lugar. Carlos, uno de los choferes, señaló que el "número de pasajeros bajó considerablemente en comparación con otras temporadas". Salvo para las fiestas, los viajes que hacemos diariamente se cuentan con los dedos de las manos. "En una jornada aceptable podemos hacer 10 como mucho", cuenta y agrega que " primero tenemos que cubrir los costos fijos que suman alrededor de $600 diarios, y luego contar lo que queda que no es mucho por cierto", aclaró y señaló que "algún viaje a Ñandubaysal con pasaje ida y vuelta, en el caso de que se tome gente al regreso, suma en "nuestra economía que es una lucha de todos los días en jornadas que llegan a extenderse hasta 14 horas". Antes de subirse a un coche y trabajar de remisero, Carlos laburó en un taller mecánico 20 años. "Lamentablemente pese a contar con un oficio no consigo trabajo y tengo, como tantos otros compañeros, que dedicarme al remis", indicó; mientras otro chofer, con solo dos meses en el rubro, asentía con la cabeza.

Poco movimiento


El boletero de una empresa de larga distancia que opera en la terminal contó que ha bajado la venta de pasajes que se "emiten a distintos puntos del país en relación a temporadas pasadas".

Comentó que la gente pregunta por el "precio del boleto y de qué manera se puede pagar", y señaló que se puede hacer en "efectivo, tarjeta o bien comprándolo vía e-mail".

Coincidió con los remiseros en destacar que el mayor movimiento se apreció durante las fiestas de fin de año, en donde gente de la ciudad "viaja a otros lugares a visitar familiares, como así también gente de otras ciudades arribó a Gualeguaychú para pasar unos días con sus seres queridos". Finalmente, indicó que el aumento del precio en los combustibles en las estaciones de servicio Shell e YPF hace dos días "no incidió en el precio del boleto que en el caso de un viaje a Buenos Aires tiene un costo de 590 pesos". (El Día)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS