Sociedad Estafas por correo

Alertan por un mail “del banco” con compras que nunca se hicieron

Un correo electrónico que llega a las casillas advierte sobre transacciones bancarias por altos montos y dan la opción de desconocer la compra haciendo click en un link. Pero así se cae en una trampa.
En los últimos días, varias personas de la ciudad de Rosario, recibieron correos que los pusieron nerviosos. Se trata de mails enviados supuestamente por bancos en donde se advierte sobre compras realizadas con tarjetas por altos montos y luego se pide confirmar si se hizo o no esta transacción. El problema es que las transacciones son inventadas: se trata de una trampa que busca que quien lo lee niegue la compra con un click y en el proceso caiga en una estafa.

"¿Hiciste una compra por 95 mil pesos?", es el título del correo que le llegó a numerosas personas en la región, según testimonios que llegaron a La Capital. El monto puede cambiar, pero siempre son montos altos, que ponen en alerta a la persona que lo recibe. Al estilo de los correos institucionales que suelen enviar las entidades bancarias, se advierte a quien se lee sobre una supuesta compra realizada en determinado comercio y se pide reconocer si la transacción es propia.

El dato clave es que quien envía el correo sabe que la compra nunca fue realizada. El correo es una estafa que busca que quien lee desconozca la compra a través del click en un link que lleva a un sitio desconocido donde se piden datos para luego, con ellos, cometer una estafa y retirar dinero de las cuentas de los estafados.

Esta modalidad de estafa se conoce como "phishing", palabra que deriva del inglés "pescar".

Cómo no caer en estafas virtuales
¿Cómo reconocer correos falsos que aseguran ser enviados por bancos? Muchas veces tienen remitentes extraños: pueden aparecer como si enviara tal o cual banco, pero no hay que guiarse por el nombre del remitente, lo mejor es hacer click sobre el remitente para visualizar la casilla de mail de origen. En los correos de estafas, los correos no responden a sitios oficiales.

Es habitual que en los textos haya amenazas como "la compra se debitará en minutos" o "debe hacer click en este momento", con la esperanza de que quien lee actúe de manera inmediata sin pensar. No es habitual que los bancos se comuniquen de esa manera con sus clientes. Los mails falsos suelen estar escritos con faltas de ortografía, estructura, también errores de puntuación. Parecen oficiales pero en una segunda lectura se encuentran estas falsas.

Cabe destacar que es habitual que los bancos envíen correos de este tipo, como forma de verificar que los consumos de tarjetas de crédito o débito sean los que efectivamente realizó su dueño. Pero en los correos de los bancos los "alerta de consumos" no orientan a links, en cambio ofrecen webs, apps o líneas telefónicas oficiales del banco en donde se puede dialogar con representantes de la institución sobre los consumos dudosos. En todos estos casos, con una simple búsqueda online se puede verificar que se trate de los canales oficiales de atención.

Ante cualquier duda, la recomendación es que nunca se debe hacer click en links de dudosa procedencia. Jamás descargar archivos porque pueden tener virus. Y no completar datos con información sensible. Y si se tienen dudas de si se trata de un correo oficial o spam, se debe contactar al banco.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS