Sociedad Gilbert

Habló la tercera denunciante de intendente: “Vivo un infierno. Quiero justicia”

Norma Graciela Santos, denunció a Ángel Fabián Constantino por “abuso sexual y de poder”, dijo a Elonce. La mujer relató el calvario que vive desde el primer hecho y expresó: “es muy triste, tengo hijos y nietos”.
Norma Graciela Santos, una de las mujeres que denunció a Ángel Fabián Constantino por abuso sexual. El intendente que está imputado por tres casos de abuso sexual con acceso carnal en dicha localidad entrerriana. Según relató la mujer a Elonce lo acusó de “abuso sexual y de poder”. La denunciante contó a Elonce que el abuso sexual sucedió en una pollería que tenía el acusado. En ese sentido, explicó que “yo no le compraba comida a él, sino que fui porque tenía que buscar una vestimenta para bailar, ya que con mi marido integrábamos un ballet municipal. Ahí fue donde sucedió este hecho tan lamentable”. Ocurrió en octubre de 2018: “ya lo habían sido elegido como intendente”.

Luego, el abuso de poder sucedió antes de la pandemia: “yo presenté un proyecto para dar un taller sobre celiaquía en el área de cultura y creo que lo aprobó para que me calle. Él nunca se acercó a donde yo trabajaba, pero fue un infierno para mí”, dijo. Seguidamente agregó que “la secretaria, seguramente manejada por este degenerado, me hacía trabajar los días feriados y de lluvia torrencial. Yo tenía a cargo nenes chiquitos, que no podían estar ahí. Tenía que trabajar tres horas por semana y trabaja ocho, fue abuso de poder”.
Se animó a hablar

Norma, se animó a hablar y realizó la denuncia después de que saliera a la luz el primer caso. “Yo estaba muy depresiva, tomando medicamentos y había aumentado mucho de peso. Cuando me entero que María Lujan habló, yo no quería cargar más con la mochila que llevaba y decidí denunciarlo. Viví y sigo viviendo un infierno”, remarcó.
La mujer no pidió medidas restrictivas “porque tenía miedo”. Según contó a las otras denunciantes “le hicieron de todo: le rompieron las ventanas, les corrían a los chicos, hasta le tiraron el auto encima. Todo por gente manejada por él, que lo protegen”. Desde que el caso tomó repercusión nacional “la investigación va avanzando a pasos agigantados”. “Es un pueblo muy chico y mucha gente trabaja en la Municipalidad y tiene miedo de hablar. Hay un caso, de una persona que me vio cuando salí del lugar donde me violó, que me decía: `tengo temor, si hablo no me da a dar la casa´. Todos los rubros están muy vinculados con la municipalidad”.

Según contó, tiempo después del primer taller, volvió a presentar un proyecto a la Municipalidad “porque necesito trabajar”. En ese momento, “nadie me quería recibir la carpeta y me hicieron pasar al despacho de él. Le dije en la cara todo lo que me había hecho, y el intendente se reía, me preguntaba porque había hablado y que era mala”.

“Tengo 58 años, hijos y nietos. Es muy triste, solo le pido a Dios que se haga Justicia. Estoy segura de que no va a volver a la Municipalidad. Es una situación muy fea, pero tenemos que seguir en pie”, finalizó. Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS