Sociedad También consejos para ahorrar gas

Junto con la boleta, Redengas entrega nota para tener previsibilidad del gasto

Ante el aumento previsto para el gas natural, desde Redengas bridan a los usuarios una nota para tener "previsibilidad" en sus futuros gastos informándoles cuál podría ser el monto a pagar en los próximos. Tips para ahorrar.
Desde abril rige la tercera etapa del aumento previsto para la tarifa del servicio de gas natural y según adelantaron desde Redengas, el incremento repercutirá en las boletas que comiencen a llegar a los usuarios, "a partir de junio". Es por ello que desde hace unas semanas y a modo de darle alguna herramienta al usuario para que pueda tener previsibilidad en el gasto del servicio de gas, REDENGAS está distribuyendo, junto con las facturas de consumo, una nota informativa (ver adjunto) en la cual el usuario podrá "anticiparse", en forma estimada, sobre cuanto debería abonar en las próximas facturas si mantiene el mismo consumo que el año pasado.

Desde la empresa aclararon que dichas notas "son personalizadas" y en ella el usuario encontrará el valor estimado de las facturas de los próximos periodos, se estimaron los dos periodos más frío: junio, julio y agosto. En dicha nota, además se brindan algunos consejos para que el usuario pueda ahorrar gas y ayudar a la economía familiar:

- Pilotos apagados. Apague el piloto de los artefactos que no utilice. Mantenerlos encendidos puede representar hasta el 12 por ciento del total consumido anualmente.

- Calefacción. Calentar solo los ambientes que utilice. Si la temperatura no es baja puede evitar dejar encendidos calefactores o estufas durante la noche.

- Calefacción. No exagerar con la temperatura dentro de la vivienda. Un valor razonable es de 18 a 20 °C. Si se reduce la temperatura del ambiente en 1°C, es posible ahorrar hasta un 10 por ciento en el consumo de gas del calefactor.

- Mantener el calor. Si tiene termostatos en los aparatos, úselos para regular la temperatura de los ambientes. Si no, reducir la llama al mínimo o poner el aparato en piloto. Cerrar puertas y ventanas para mantener caliente su casa.

- Agua caliente. Utilizar solo el agua caliente que se necesite. Regular el calefón o el termotanque a la temperatura necesaria evitando mezclarla con agua fría.

-Termotanque. El termotanque necesita mantener el agua caliente todo el tiempo. Lo mejor es tenerlo bien aislado y evitar instalarlo fuera de la casa.

- Cocina. Usar la hornalla adecuada al tamaño del recipiente (si la llama sale por fuera, pierde calor). Disminuir la llama cuando se alcance el punto de ebullición o apagarla si no se usa.

- El horno. No emplear el horno para calefacción. Es ineficiente y peligroso. Usarlo en forma mesurada porque consume la misma cantidad de gas que tres hornallas encendidas de manera simultánea.

- Compra inteligente. A la hora de adquirir un calefón, termotanque, calefactor, cocina, caldera a cualquier otro aparato a gas, tener en cuenta dos cosas: que sea adecuado para sus necesidades y que haga un uso eficiente de la energía.

- Si tiene una pileta con caldera de gas, tratar de encenderla solo cuando la utilice y en épocas del año en las cuales no haga nada de calor.

- Recordar, si no queda gente en la casa nunca dejar encendido, por más que sea en mínimo, el calefactor, ademas de ser un consumo innecesario es un riesgo para el hogar.

- De manera periódica, y sobre todo antes del inicio de la temporada invernal, haga revisar y limpiar sus artefactos a gas con un gasista matriculado, eso le asegurara un correcto funcionamiento de estos y un aprovechamiento óptima de la energía que consume.


Otras ideas

Preparar los calefactores para el invierno: tras meses de inactividad en primavera y en verano, hay que poner a punto los radiadores antes de usarlos. En primer lugar hay que asegurarse de que están limpios y es necesario purgarlos, al menos, una vez al año, preferiblemente antes de que comience. No poner obstáculos al calor que emiten.

Aprovechar la luz natural: la luz natural, no sólo aporta luminosidad a la estancia, también nos ayuda a calentar nuestro hogar de forma gratuita. Así, en las horas de sol, lo mejor es levantar persianas, correr las cortinas y dejar que el sol suba la temperatura de la vivienda.

Abrigarse: en los días de poco frío, es preferible abrigarnos un poco más que no encender la calefacción. Estar en mangas de camisa es un lujo del que podemos prescindir.

Aislar puertas y ventanas: lograr un aislamiento térmico adecuado en el hogar es fundamental. Colocar gomas en puertas y ventanas o sustituir los antiguos cerramientos por otros más eficientes, nos ayudará consumir menos gas.

Persianas y cortinas: el uso de cortinas de tejidos gruesos nos permitirá evitar que el frío pase más allá. Bajar las persianas en cuanto se va la luz supone colocar un muro extra. Duchas más cortas. Estar menos rato bajo el agua de la ducha supondrá un ahorro extra, no sólo de agua, también de gas.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS