Política Las fallas del Superclásico

El Gobierno despegó al G20 del River-Boca y garantizó la seguridad de la cumbre

"Vamos a hacer todo lo necesario para que sea un momento en el que podamos mostrar al mundo que estamos en condiciones", dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. También el Jefe de Gabinete se refirió al tema.
El Gobierno buscó hoy despegar las fallas en el operativo de seguridad en el Superclásico de la organización de la Cumbre de Líderes del G20 que se realizará en la Ciudad de Buenos Aires desde el próximo viernes y señaló que "se trabaja para que las protestas sean en paz".
"Hay mucho por hacer, estamos trabajando para lo que viene y que es muy importante para todos los argentinos, nunca en la historia hubo una cumbre de líderes como esta, que es una muestra de apoyo a la Argentina", sostuvo el presidente Mauricio Macri tras una reunión de Gabinete en la Casa Rosada que estuvo dominada por los episodios del fin de semana en la superfinal River-Boca.
También la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, remarcó que la Cumbre de Líderes del G20 es un evento "muy importante" para la Argentina y agregó: "Vamos a hacer todo lo necesario para que sea un momento en el que podamos mostrar al mundo que estamos en condiciones".
"Estamos abordado todos los detalle para el G20, es un momento muy importante y vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que sea un momento en que podamos demostrar lo que es Argentina", apuntó ante la prensa en la Casa de Gobierno un día después de los incidentes en el Monumental.
El encuentro entre las máximas autoridades del Gobierno nacional se produjo horas antes de que se anunciara la salida del ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, considerado el principal responsable político por los incidentes que tuvieron lugar el sábado en la previa de la final de la Copa Libertadores.
Su reemplazante, el actual vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, asumirá la coordinación de las tareas de seguridad en la cumbre internacional junto a la cartera nacional que conduce Bullrich: al descargar la culpa sobre el gobierno y la policía porteña, la Casa Rosada buscó desterrar la idea de posibles fallas en el operativo de protección de los 19 líderes mundiales que llegarán al país.
Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, coincidió en que la organización del G20 "es un enorme desafío" para la Argentina y anticipó que "se trabaja para que las protestas sean en paz", en el marco de una ronda de diálogo con las organizaciones que tienen previsto marchar contra la presencia de los líderes internacionales en el país.
En declaraciones formuladas a LN+, el funcionario recordó que el año pasado durante el G20 que tuvo lugar en la ciudad alemana de Hamburgo "se vivió la conflictividad callejera" y consideró que "es natural siempre en estos eventos" que haya "protestas" pero que "se trabajará para que esas protestas sean en paz y que todos los sectores políticos respalden esa idea".
"El G20 es un enorme desafío y un orgullo para los argentinos porque refleja confianza en la transformación", apuntó.
En el operativo de seguridad que coordina Bullrich se desplegarán 22 mil efectivos de fuerzas federales, aunque habrá, además, personal de la Policía de la Ciudad y de la Policía Bonaerense, y en paralelo actuarán los custodios que traerá cada comitiva extranjera.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS