Policiales Se lo había dicho una narco

Asesinado frente a su familia: "Te voy a enseñar lo que es la mafia"

El asesinado en un lavadero de Rosario, frente a su familia, trabajó "un breve tiempo" para Tania Rostro, detenida por regentear franquicia de la banda de Los Monos. En marzo de 2019 el hombre sufrió un robo y la denunció.
La Capital
Foto: La Capital
Ramón Esteban Velázquez pagó con su vida la ingenuidad de pensar que se puede entrar y salir cuando se quiere de una estructura criminal organizada, detalla La Capital.
"Cuando junté la plata, me fui"
Según sus propios dichos "Ramoncito", como se lo conocía en su barrio, había trabajado durante tres meses para Tania Rostro, detenida por regentear franquicia de la banda de Los Monos en el noroeste de la ciudad de Rosario. "Cuando junté la plata que necesitaba, me fui", contó en una testimonial que le tomaron dos años atrás en la Fiscalía Regional Rosario. El intento de despegarse le costó el 22 de marzo de 2019 que entraran a robar a su casa de donde se llevaron: su auto Volkswagen Gol Trend, una moto Zanella 200, una perrita cachorra raza Bulldog francés, un auto a batería replica de Fiat 500 y un cuatriciclo amarillo a batería. "Vos te querés ir porque me robaste. Yo te voy a enseñar lo que es la mafia", le había adelantado Tania, según la denuncia de Velázquez.

Velázquez fue asesinado el pasado miércoles en plena tarde, en el lavadero que tenía en Martínez Estrada al 7600 de Rosario, a manos de un motociclista que desde una 110 centímetros cúbicos color blanca, y sin sacarse el casco, le disparó 16 veces con una pistola calibre 9 milímetros.

El sicario llegó, le preguntó cuánto le salía lavar la moto y cuando Ramoncito se dio vuelta para completar el trabajo que estaba haciendo fue ejecutado. Entre 7 y 10 proyectiles impactaron en su cuerpo. Tenía 37 años y cuatro hijos: tres nenas y un varón.

Tania Rostro, por su parte, es una figura recurrente en varias investigaciones del Ministerio Público de la Acusación (MPA) provincial y de las fiscalías federales. Según la elevación a juicio por parte de la fiscal federal Adriana Saccone en una causa por venta de drogas en las zonas norte y noroeste de la ciudad, Tania era parte de una banda liderada por los miembros de Los Monos Ariel Máximo "Guille" Cantero, Leandro Alberto "Gordo" Vilches y la pareja de éste, Gisela Vanesa "La Gi" Boccutti.
El asesinado "era un testigo importante" contra mujer vinculada con la droga
En esa banda se distinguía además de la figura de Tania en los barrios Nuevo Alberdi, Churrasco, La Cerámica y la ex Zona Cero, la de Gustavo "Toro" Martinotti en el 7 de Septiembre. Velázquez, por su parte, también estaba bajo la órbita de la fiscal Saccone en un expediente por narcomenudeo por el que fue procesado y esperaba juicio.

"A Tania la conozco por medio de un amigo, empiezo trabajando con ella guardándole cosas, pistolas y algunas cosas más, y después ella me ofrece que empiece a prepararle la droga. Yo al principio no trabajaba para ella, entonces ella me ofrece que me vaya a trabajar con ella. Esto fue hace un año atrás, yo entré porque necesitaba la plata, y cuando no la necesite más porque ya me había hecho la plata que necesitaba, me corrí", le contó Velázquez a un empleado del MPA a mediados de 2019 en el marco del legajo 21-08103122-0.

"Yo trabajé tres meses para ella (por Tania). En diciembre (de 2018) yo decido correrme, pero como a ella le habían pegado unos tiros (en alusión a un hecho del 23 de noviembre de 2018), ella me pidió que yo le empiece a controlar la plata. Y yo empecé con eso, pero después cuando se recuperó yo no trabajé más para ella. En ese momento yo sólo le controlaba la plata. Esto duró tres meses más o menos, que fue lo que tardó en recuperarse", agregó.

Velázquez era un testigo importante contra Rostro. En ese marco el 22 de marzo de 2019, alrededor de las 18, Tania llegó en un Peugeot 308 blanco a la misma casa de Velázquez donde fue asesinado el miércoles. Acompañada por una de sus hermanas, Tania le pidió a Ramón que fuera con ella a comprar un mueble. Rostro manejó tres cuadras hasta que detuvo la marcha en el cruce de Schweitzer y cortada Mandisoví. De un auto que estaba estacionado allí bajaron tres hombres armados (entre ellos Brian, cuñado de Tania, y otro apodado "Zurdo") que subieron al auto de Tania y comenzaron a golpear a Velázquez. A culatazos lo llevaron en el Peugeot blanco a la casa de Tania en la ex Zona Cero (hoy barrio Fontanarrosa) y bajo amenazas de muerte le hicieron firmar el formulario 08 de su VW Gol Trend, que estaba en un taller, y una moto Zanella ZR200 roja, negra y gris. "Ganando ocho mil pesos por semana no te podés comprar nunca un auto y una moto", lo increpó Tania, justificando su acusación acerca de que Velázquez le había robado.
Una bala con nombre
"Ahí me bajan en la casa de Tania. Brian me pega un culatazo en el pómulo y los otros me empezaron a pegar en el cuerpo con las pistolas. Este tal Zurdo sacó una bala de la recámara de la pistola, me la puso adelante y me dijo: "Esta tiene tu nombre", le explicó Velázquez al empleado judicial. "Todo esto en la casa de ella, en la ex Zona Cero. Me dijeron que, si no firmaba los papeles, la bala era mía. Por lo que me hicieron firmar un 08 en blanco para moto y otro para auto. Y dos boletos de compraventa, uno para moto y otro para auto. Siempre con mis datos y los de mi señora, que estamos casados. Era como si yo le estaba vendiendo algo a ellos", indicó Velázquez.

Luego, según la declaración de la víctima, Brian, la hermana de Tania y dos pibes más fueron a la casa de Velázquez para que su esposa refrendara los papeles, ya que estaban casados. Todo eso ante los hijos de Ramón.

A lo largo de una semana Tania y su gente se llevaron de la casa la moto Zanella, un auto y un cuatriciclo ambos a batería, y la cachorra de Bulldog francés. A los siete días volvieron para que Velázquez retirara el auto del taller en el que estaba, ya que el mecánico no se los quería entregar. "Si nos llegas a denunciar te matamos a tu hija y a tu mamá", le dijeron al hombre.

"Después de esto, que ella ya se llevó todas las cosas, yo no los volví a ver, no vinieron más. Sí pasaban autos y motos para controlar que yo no hiciera la denuncia", recordó Velázquez. Según la denuncia del hecho participaron además de Tania su hermana Casandra; su cuñado Brian Oroná; y su amigo el Zurdo, todos ellos imputados por el hecho.

Estas declaraciones quedaron incorporados a la investigación que la fiscal Valeria Haurigot llevó adelante contra la banda de Tania Rostro, detenida en julio pasado.

El 12 de abril de 2019, como consecuencia de un allanamiento ordenado por Haurigot en la casa de Tania, en Lorenzo Batle al 4200, se encontraron todos los objetos mencionados en la denuncia.

Antes de que se cerrara la testimonial de Velázquez, la madre de Ramoncito, pidió dejar una constancia en la denuncia: "Si le pasa algo a mi hijo o a mis nietos, es por culpa de Tania, «Toro» Martinotti y Daniel "Pato" Orellana (pareja de Tania)".

La Capital

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS