Policiales La muerte de la niña en San Luis

Carina Di Marco sabía "de los ultrajes sexuales de que era víctima su hija"

Se cerró la pesquisa sobre la madre de Florencia Di Marco, la niña de 12 años que fue asesinada y arrojada desde un puente en San Luis, por quien era su padrastro. Carina, está presa y acusada de encubrir la muerte de su hija.
El cuerpo de la mendocina Florencia Di Marco (12) fue encontrado cerca de un cauce de agua, en Saladillo, a 50 kilómetros de la ciudad de San Luis, donde vivía con su madre, tres hermanos y su padrastro, quien a la postre fue encontrado culpable no sólo de su muerte sino de haberla abusado sexualmente.
Fue el pasado 23 de marzo. El miércoles pasado la titular del Juzgado de Instrucción Penal 3 de San Luis, Virginia Palacios, clausuró la etapa procesal del expediente y lo pasó al fiscal, quien será en definitiva el órgano acusador.
A diferencia del proceso en Mendoza, en San Luis, la continuidad del trámite judicial con la acusación fiscal incorporada, el expediente deberá ser estudiado por la defensa de la mujer, Karina Mantelli, para que plantee, si así lo determina, alguna oposición. Resuelto esto la causa quedará lista para ser elevada a juicio.
En detalle
La explicación de la magistrada sirve para poner, en esta etapa, fin a un trabajo de 175 días que tras la muerte de la pequeña, en un hecho que conmocionó al país, cuando fue imputado Lucas Gómez, el hombre que terminara quitándose la vida en una celda de aislamiento, dejando a su pareja, Carina Di Marco, en la cárcel acusada del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, por la calidad de guardador y por el aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente.
Tremenda revelación
En el expediente del 7 de abril, la jueza señaló textualmente: "La imputada Carina Di Marco habría tenido concreto conocimiento de los ultrajes sexuales de que era víctima su hija de parte de su concubino Lucas Gómez que, no obstante tener dicho conocimiento, omitió, nada hizo como madre para sustraerla de dichos padecimientos sexuales, avalando la convivencia del autor con la víctima menor y que facilitare a aquél la perpetración delictiva en suma, permaneciendo pasiva, inerte, indiferente al martirio al que era sometida su hija, una niña de 12 años de edad", publicó Los Andes.
A ese detallado argumento, firmado a los pocos días de ocurrido los hechos, deberá ahora responder el fiscal Esteban Roche, más tarde la defensa y así llegar a la elevación a juicio, algo que podría ocurrir recién en el primer semestre del año próximo.
Los hijos en Mendoza
Íntimamente ligado a este caso, pero dentro de la Justicia de Familia, los dos varones y la nena que nació el día anterior al reclamo por la desaparición de Florencia, han quedado a cargo de una tía, hermana del fallecido Lucas Gómez, con domicilio en la zona Este de la provincia de Mendoza.
Aquí cabe recordar que a poco de que fuera detenida Carina Di Marco, los chicos quedaron al cuidado de un tío, Cristian Di Marco, quien era el único pariente que la mujer tenía en San Luis. Sin embargo esa situación, por disposición del juzgado varió, disponiendo que los menores quedaran a cargo de una familia solidaria puntana, por lo que los menores convivieron en ese entorno por casi cinco meses, tiempo en que Carina Di Marco no tuvo ningún contacto con sus hijos.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS