Policiales Continúan las estafas

Banda que cometió estafas en Corrientes, tendría vínculos en Entre Ríos

Una anciana fue estafada en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá por más de u$s 60 mil. Siguen las pistas de gitanos, que cometieron idénticos delitos en Entre Ríos. El jueves desbarataron una banda de esa comunidad.
Una anciana habría sido víctima del accionar delictivo de dos sujetos que, al parecer, pertenecerían a la comunidad gitana, quienes valiéndose de un ardid se habrían llevado la considerable suma de 60 mil dólares y 8 mil pesos en efectivo.
La víctima del engaño vive en el barrio Santa Teresita de la localidad correntina de Curuzú Cuatiá y de acuerdo con los informes obtenidos, el hecho sucedió el pasado 28 de agosto, aunque recién ayer tomó estado público a través del portal informativo El Diario de Curuzú.
La Comisaría Primera es la encargada de seguir las pistas de los sospechosos, que se cree habrían cometido idéntico delito en la vecina provincia de Entre Ríos. Algo que quedó en claro es que el automóvil en el cual se desplazaban tenía pedido de búsqueda por robo.
Jubilados son el blanco
Aseguran las fuentes consultadas que los dos sujetos se valieron de un "cuento" para embaucar a la jubilada, mediante el cual lograron adueñarse de más de 60 mil dólares y 8 mil pesos en efectivo.
Desde ese momento, personal policial comenzó el seguimiento de un vehículo sospechoso que fue captado por las cámaras de seguridad del circuito cerrado que tiene Curuzú. Algo que tenían en claro hasta ese momento era que los sospechosos no eran de la ciudad.
Varios días después los pesquisas que venían investigando el caso lograron contactarse con fuerzas de todo el país que llevan adelante investigaciones similares.
Conexiones en Paraná
Saltó entonces a escena una "banda de gitanos" que se dedica a cometer estafas utilizando el mismo modus operandi que usaron en Curuzú con la anciana.
En ese sentido, advirtieron que también la Policía de Entre Ríos realizó un procedimiento para atrapar a los sospechosos. No descartan que sea la misma banda que estuvo en Curuzú Cuatiá.
Todo indicaría que se trataría de la misma banda por la que el pasado jueves se realizaron allanamientos a una comunidad de gitanos, asentada en calle Sallellas de la capital entrerriana, tal como lo informó Elonce.com.
Asimismo, el vehículo utilizado del cual por ahora no dieron a conocer la marca ni el modelo, llevaba la patente colocada dominio KUN 630. En base a esa información se cotejó en el registro nacional y se advirtió que tenía pedido de secuestro por robo.
La investigación avanza sobre las pistas que surgieron luego de la denuncia.
Sigue la investigación
Creen los policías que los sujetos que cometieron este hecho utilizando el "cuento del tío" fueron dos miembros de la misma organización criminal que viene haciéndose de fuertes sumas de dinero en otras ciudades.
Lo concreto es que en Curuzú lograron convencer a la dueña de la propiedad que les entregara los dólares sin mayores inconvenientes.
Trascendió, además, que uno de los procedimientos se llevó a cabo el martes último y consistió en varios allanamientos a hoteles de la ciudad.
Si bien se desconocen los alcances de esas tareas, los investigadores presumen que pudieron sumar más elementos de gran valor investigativo.
Allanamientos en Paraná
En Paraná, Entre Ríos, el jueves último desbarataron una banda criminal que estafaba a jubilados y, casualmente, uno de los allanamientos se llevó a cabo en un campamento gitano. Efectivos de la División Delitos Económicos realizó en Paraná dos allanamientos por estafa, donde logró secuestrar teléfonos, una tablet y dinero en efectivo, entre otros elementos.
La banda operaba con dos modalidades delictivas: estafas y "cuentos del tío", cuyas víctimas eran jubilados a quienes les decían que iban a salir de circulación billetes de distinta denominación, algo que en realidad nunca pasó.

Según se informó, los presuntos autores de estas estafas hacían "inteligencia previa para saber dónde vivían personas de avanzada edad, luego las llamaban por teléfono haciéndose pasar por un familiar y les manifestaban que debían cambiar todos los billetes que tenían guardados porque iban a salir de circulación.
Una vez que tenían el convencimiento de la víctima, le decían que pasaría el gerente del banco o un amigo de confianza a retirar el dinero, que se lo entregara para realizar el cambio y luego devolvérselo, pero una vez que se hacían del dinero no regresaban más".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS