Paraná Sin transporte urbano de pasajeros

No habría colectivos hasta el martes, ese día es la próxima reunión nacional

"Este es un conflicto gubernamental entre Nación y las provincias", apuntó Lischet a Elonce TV al dar detalles de la situación que atraviesan las empresas para afrontar el pago de sueldos y garantizar el servicio.
La UTA decidió que continuará con el paro de colectivos en el interior del país, hasta que los trabajadores perciban la totalidad de los sueldos de abril; el sindicato paralizó el servicio de transporte en varias provincias y en cinco ciudades del interior bonaerense desde las 00 de este martes.

"En todo el país, hay 40 mil empleados afiliados a UTA que están parados. Y esto es preocupante dado que se trata de un servicio esencial, sobre todo en ciudades del interior del país donde el poder adquisitivo es menor que en Buenos Aires", apuntó a Elonce TV el gerente de Buses Paraná, Marcelo Lischet, al criticar que desde el gobierno nacional, "lo único que se hace es solucionar los problemas de Capital Federal y el AMBA, y no así los del interior".

Es que para el empresario, este conflicto sobre pasa a los empleados y las empresas, y "es un conflicto gubernamental entre Nación y las provincias".
"De la reunión del miércoles, participaron directores y ministros de Transporte de algunas provincias, donde fueron informados por la secretaría de Transporte de Nación que se había girado a las provincias una importante cantidad de dinero y que la Jefatura de Gabinete indicaba que cada provincia debía solucionar el servicio de transporte con esos fondos", explicó Lischet en relación a las negociaciones que mantuvieron las partes, previo a la medida de fuerza.

Y continuó: "Los directores y ministros de Transporte de las provincias aclararon que esos fondos ya fueron ocupados en su totalidad para pagar sueldos y cuidar la salud en sus jurisdicción, con lo cual, estaban imposibilitados de hacer frente a cualquier erogación".

"Esto nos llevó a las empresas a que la única alternativa era haber pagado en algunas provincias el 50% del salario del personal, otras han pagado el 20 o 30% y otras no han pagado nada", argumentó Lischet en comunicación con El Despertador.

"Si es un servicio esencial cómo hacemos para prestarlo si no tenemos ingresos"

De acuerdo a lo que adelantó el gerente de Buses Paraná, "se pasó a una reunión que se hará, en principio, entre las autoridades nacionales, ministerio de Transporte y la Confederación de entes provinciales que tienen los sistemas de transporte; el encuentro se pactó para el martes y se llamó a una nueva audiencia de partes para el miércoles".

"Todas las charlas que podamos tener con el sindicato están en línea con qué se puede hacer si no aparecen los fondos", advirtió Lischet al destacar que "hay una gravedad total en todo el país porque las empresas tendrán que empezar a buscar Concurso de Acreedores porque los ingresos están en un 10% de lo que normalmente se recaudaba".

"Es desesperante no tener la solución en nuestras manos", resaltó en relación a las gestiones "para poder seguir prestando el servicio".
"Hace un año y medio que venimos con problemas porque se plantea a nivel nacional la desigualdad de los subsidios, porque en otras provincias, antes de la pandemia, sacaban fondos de sus arcas para subsidiar al transporte y no aumentar la tarifa. En el caso de Entre Ríos, se cumplió con lo que firmó en 2018 y no se aportaron más fondos; en el caso de Córdoba, la provincia y la municipalidad ponían una gran cantidad de dinero; en Rosario, la municipalidad ponía los fondos", detalló el empresario al reconocer que "en estos momentos, ninguna provincia o ciudad está en condiciones de poner un peso más por la falta de recaudación de tasas".

"En Paraná, con el servicio a un 30%, consumimos 250 mil pesos diarios de gasoil y tenemos ingresos por 150 mil pesos", reprochó Lischet. Y prosiguió: "Se hace insostenible porque también tenemos que hacer frente a las roturas y reparaciones de coches, y a los sueldos que impactan sobre el 60% de nuestros ingresos; mientras que los subsidios son por el 35%".

"Nos está faltando una importante masa de dinero y esto es así en todo el país; a diferencia del Buenos Aires donde los subsidios son por el 75% y por ingresos de tarifas tienen el 25%", comparó.
Las críticas del empresario del transporte fueron en dirección al gobierno nacional al cuestionar que "se plantea solo salarios pero nosotros preguntamos qué hacemos con las empresas, porque no tenemos acceso a crédito y no fuimos alcanzados por la ayuda de Trabajo para el pago del 50% de salarios por ser un servicio esencial".

"Y a nivel nacional no se quiere que circule el transporte por la transmisión del virus; entonces hay que ser claros en cuanto a que si el transporte no funciona más, qué hacemos con los empleados", se preguntó.

En consonancia con sus reclamos, Lischet planteó que las empresas solicitan "aportes para el gasoil para incrementar los servicios porque no llevamos más de 22 personas por coche por el protocolo (por coronavirus)".

"Son necesarios más servicios para que las personas puedan trasladarse, pero cómo ponemos los coches en servicio si tenemos el 30% del personal trabando porque el resto está en la casa y todos cobraron el 50% de su salario", remató al dar cuenta que "circunscribir el problema solo a Paraná es no ver todo lo que ocurre en el país".
(Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS