Espectáculos Y criticó a Luli Salazar

Granata tiene ganas de ser madre otra vez y empezó con los deberes

Para alejarse del ritmo mediático, armó las valijas y, en familia, partió rumbo a Uruguay. Desde las playas del país vecino piensa en el futuro: Ya empezaron a hacer los deberes para volver a ser padres.
A fines de 2016, la pareja sufrió un momento de tensión que los sacudió e hizo tambalear la relación. Sin ir más lejos, se distanciaron, pero con el correr de las semanas, analizando todo con mucha más frialdad, se volvieron a juntar. Ese terremoto que afrontaron no logró romper los cimientos del amor. Consiguieron salir a flote, y hoy Amalia Granata (36) y Leo Squarzon (44) disfrutan de todo lo que sucede en su vida. Gran parte de las cosas lindas que viven pasan por Roque (un año y un mes), el hijo que llegó para cambiarles la vida. Para dejar atrás la carga del año laboral, la familia se instaló unos días en Punta del Este, lugar predilecto de la farándula argentina, publica la revista Paparazzi.

Apostando a la tranquilidad, la estadía en el país vecino pasó por disfrutar de la playa, tomar sol y divertirse con el más chiquito. El nene fue el centro de atención y cada una de las actividades estuvo relacionada con él. Juegos en la arena y a la orilla del agua, con las carcajadas del más chiquito ante cada ola que le tocaba los pies, fueron el divertimento por excelencia de los padres. Por supuesto, porque los más grandes también tienen sus encantos, Amalia y Leo tampoco pasaron desapercibidos. Sin rastros del embarazo, la rubia lució sus curvas, y su pareja, sus abdominales marcados. Todo un año de gimnasio que se ve reflejado en las playas esteñas. De esta manera, la pareja afronta un año que, al parecer, vendrá con novedades. "Cuando tuve a Uma no pude disfrutar mucho de la maternidad porque estaba sola y tenía que correr de un lado para el otro. Ahora, que me agarra más grande, lo disfruto mucho más. Logramos armar una hermosa familia, y lo disfrutamos tanto que este año queremos buscar otro hermanito para Roque y Uma. Tengo ganas de volver a ser madre".
Del mundo color de rosa en que vive Granata, sale para pegarle duro y parejo a su enemiga número uno: Luciana Salazar. El reality en el que Luciana presentó a su hija Matilda dio que hablar y dividió aguas. Ante este escenario, Granata brindó su parecer. "Fue muy perverso. Creo que lo hicieron con la intención de que todos se rían de Luciana y de su capacidad como madre. Es todo muy penoso. Yo creo que ella no la quiso concebir, no es que no pudo. Ella tiene un tema con la estética. Siempre promociona su cuerpo flaco, su cola, su pelo; entonces, exponerlo a un embarazo es todo un tema para la gente que le importa el cuerpo flaco". En el otro rincón, la rubia le tiró un derechazo directo al mentón. "Esa mujer no entendió nada y sigue haciendo lo mismo por lo que alguna vez tuvo que pedir disculpas. ¡Dejá de meterte con hijos ajenos!".
Fuente: Paparazzi.

En esta nota

Amalia Granata espectáculos
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.