Espectáculos Tras la muerte de su padre

Cooper Hefner, el heredero del imperio Playboy que busca seguir vigente

Es hijo de creador de Playboy, fallecido el 27 de septiembre. Con 25 años, Cooper es el heredero mediático de una fortuna valuado en 500 millones de dólares y busca el apellido siga asociado a la legendaria empresa familiar.
A los 8 años, el hijo de Hugh Hefner ya tenía un guardaespaldas. Luego de separase de su madre, la modelo Kimberley Conrad, el creador de la revista para adultos más importante del todos los tiempos había ordenado que tanto a él como a su hermano, Marston, los siguiera un grupo de seguridad, para que no salieran de la Mansión Playboy cuando se llevaban a cabo las célebres fiestas Halloween. Aquellos hombres que por allí pasaron aseguran que era como estar en "lo más parecido al paraíso".
Ahora, con 25 años, Cooper es el heredero mediático de una fortuna valuado en 500 millones de dólares según Forbes, y de una marca que es capaz de vender una revista con chicas desnudas en veinte países de todo el mundo. Y mucho más.

Mujeres en lencería, fiestas y coches caros. Aviones privados y riqueza. Mucha riqueza. De eso se trató la infancia y adolescencia de este joven criado en un mundo que aún no sabía de sexo online ni dispositivos móviles. "No estaríamos aquí si la revista fuera lo único que interesara a la gente de nuestra marca", dijo Cooper en una entrevista reciente, dejando en claro que es consciente de los tiempos que corren. "Tenemos que entender que ya no somos una revista; somos una empresa que se centra primero en lo digital", agregó.
Cooper Hefner nació en 1991. Es hijo del segundo matrimonio de Hugh Hefner (con Kimberley Conrad tuvo además a Martson). Hefner padre tuvo otros dos hijos de su primer matrimonio, en los años 50: David y Christie. Cooper estudió cine y formó su propia empresa llamada Hop Media. En 2012, se hizo cargo del negocio familiar, aunque su padre permanecería como director un tiempo. El año pasado, tomó completamente las riendas de Playboy, luego de haber tenido un enfrentamiento con la dirección de la empresa, cuando decidieron quitar los desnudos completos de la revista. La decisión, en octubre de 2015, se justificaba en que la revista no podía competir con la pornografía disponible en internet. El número de suscriptores bajó y Cooper Hefner se fue para luego volver. "Hubo un momento en el que sentí que el legado de mi familia en la compañía estaba amenazado", dijo en una entrevista luego de volver al mando.
Las similitudes entre padre e hijo asombran
Más allá del parecido físico de ambos cuando eran jóvenes, tomando en cuenta también que dirigieron la revista casi a la misma edad, Cooper y Hugh tienen otra cosa en común: pusieron a sus respectivas mujeres en un lugar visible de la marca. Así como el fundador de la revista dio visibilidad a Kimberley Conrad, que se consagró Playmate en 1988 y 1999, Cooper hizo lo propio con su pareja, la actriz Scarlett Byrne, quien se hizo conocida por participar de niña en la saga de Harry Potter. En el caso del heredero, decidió que participara de una producción cuando la revista volvió a publicar desnudos . "No fue raro verla en la revista", dijo Cooper. El pasado junio, se le ocurrió volver a fotografiar las portadas más famosas de la revista. Estaba con su madre celebrando el Día de la Madre y le dijo: "¿Qué te parece volver a fotografiar tu antigua tapa?". La ex conejita aceptó y volvió a posar como hacía tres décadas.

Fue su "regalo del Día de la Madre", dijo Cooper, dejando en claro por qué es él quien está al mando de la revista, que en la actualidad sale sólo seis veces por año. El lo sabe y lo repite: el foco está puesto en lo online. "Las revistas en papel se convertirán en una elección de lifestyle, así como lo son los discos de vinilo hoy entre los millenials", dijo.

Ahora, Cooper sigue con el legado de su padre, de quien ?continuando con el juego de las similitudes?, heredó su gusto por usar batas a toda hora. Sin dudas, ese atuendo, es una marca distintiva del hombre que creó una revista insignia para hombres, que además de publicar reportajes de peso, fue parte fundamental de la revolución sexual que atravesó Estados Unidos en la década del 60, cuando publicar se trataba completamente de otra cosa.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS