Sociedad Grandes expectativas por el programa

Poblamiento de pueblos santafesinos: los perfiles que buscan las localidades

Cinco pueblos del sur de Santa Fe firmaron convenios para radicarse en sus localidades. Tienen entre 1000 y 2500 habitantes y quieren repoblarse. Cuáles son los perfiles que buscan atento a las necesidades de cada lugar.
Las expectativas que se generaron a partir de un convenio firmado por la Fundación ES VICIS, denominado “Bienvenidos a mi Pueblo”, con el Centro Regional para el Desarrollo del Sur Santafesino (CRDSSF) con sede en Venado Tuerto, son enormes en cuanto a la posible radicación de personas de otros lugares para poblar las cinco localidades que se plegaron al programa. Las cinco localidades son del departamento General López, Cafferata, Carmen, Labordeboy, Maggiolo y San Eduardo. Esos pueblos tienen entre 1000 y 2500 habitantes.

El programa de repoblación sostenible y planificada de localidades rurales, “Bienvenidos a mi Pueblo”, forma parte de estas propuestas de desarrollo local ya que permiten generar empleo y arraigo y, no menos, mayor dinamismo local. Desde la fundación ES VICIS sostienen que “el antecedente de esta iniciativa fue llevado adelante en cooperación público privada, en Colonia Belgrano, Santa Fe, una localidad de 1300 habitantes. A partir de la implementación del programa esta localidad aumentó su población en 10%, además, recibió 23 nuevos negocios, aumentó el empleo y se generó mayor dinamismo de la economía local”.

Por su parte uno de los más importantes referentes del CRDSSF, Germán Casalino, contó a este diario que “contribuir al fortalecimiento de capacidades locales para el propio desarrollo, partiendo de esquemas de articulación institucional en localidades y regiones de la provincia, es parte de la finalidad y espíritu en los que inspiramos nuestras acciones todos aquellos que integramos el CRDSSF”.

Los presidentes comunales que suscribieron a este acuerdo son Favio Alejandro Rossi, de la comuna de Cafferata; Walter Mario Czelada, de Carmen; Bruno Iommi Cilea, de Labordeboy; Luis Ángel Valerio, de Maggiolo; y Leandro Rinaldi, de San Eduardo.

Labordeboy

El mandatario de Labordeboy, Bruno Iommi, dijo que “en el pueblo vemos que estamos tendiendo un crecimiento en los últimos años de familias que vivían en pueblos vecinos y buscan no solo costos más bajos en alquileres y/o compra de propiedades, sino que también, una mejor calidad de vida”.

Agregó que “las expectativas son altas, muchísimas familias se comunicaron con la Fundación interesados en mudarse a los pueblos seleccionados. Además, creemos va a generar un crecimiento importante en nuestras comunidades desde lo económico y cultural. Tenemos mucho para ofrecer, en el último tiempo hemos avanzado en varios aspectos. Ahora estamos gestionando obras de impacto, que van a mejorar altamente la calidad de vida del pueblo a corto plazo”.

Labordeboy es una localidad ubicada a 130 kilómetros de Rosario y a 75 de Venado Tuerto. Allí viven alrededor de 1000 personas pero la idea –según su mandatario- es seguir creciendo. “Ya sea a través de este proyecto “Bienvenido a mi pueblo” como por iniciativa propia, queremos abrirnos para que vengan emprendedores e inversiones a la localidad. Incluso desde la comuna vamos ayudarlos a desarrollarse”, remarcó Bruno Iommi.

Centro Regional de Venado Tuerto

Casalino fue claro a la hora de señalar su tarea. “Dentro de mi función en el CRDSSF, opino que el planeamiento, diseño, ejecución y monitoreo de este enorme programa, implica un enorme desafío para los que nos hemos comprometido”.

Luego remarcó que “excede por mucho los típicos voluntarismos o los anuncios rimbombantes y creo que al CRDSSF lo instalará como el verdadero actor regional del sur de Santa Fe, debido a que el impacto del programa excede los límites jurisdiccionales de las localidades puesto que genera una integración estratégica y planificada. Para que ello sea una realidad, creamos un grupo de trabajo dentro del mismo CRDSSF que asumió con compromiso su tarea”.

“El Centro Regional debe ser Regional y para materializar ese espíritu estatutario, plasmado por los fundadores de la organización, es esencial el compromiso y el involucramiento responsable y activo de cada uno de los que formamos parte. Imbuidos de un espíritu colectivo, hemos entendido que la salida implica sinergias conjuntas y dinámicas asociativas”, contó Casalino.

A modo de ejemplo señaló que “solo pensemos en las grandes urbes, su desarrollo histórico y las distintas realidades que coexisten entre todos aquellos que las habitan. Liberar el desarrollo a fuerzas que no contemplan el crecimiento colectivo, es hipotecar, directa o indirectamente, el futuro de todos. La intervención asociada público y privada de este valioso programa tiene la oportunidad de demostrar lo contrario y para ello nos sumamos”.

Cafferata

Por su parte lo que suele suceder en las pequeñas localidades es la falta de profesionales y así lo entendió el mandamás de la comuna de Cafferata, Favio Rossi, quien contó a éste diario que “nos reunimos con la comisión comunal y distintos actores sociales del pueblo. “Nosotros por ejemplo acá no tenemos odontólogos o bioquímicos y los profesionales que hay viene de otros lugares y no residen aquí en Cafferata”.

Las expectativas del presidente comunal y de la comisión son muchas y variadas aunque prevalece la idea de captar profesionales. “Si puede venir una pequeña o mediana empresa nosotros le vamos a dar todo nuestro apoyo pero la realidad es que lo que estamos necesitando son profesionales de todo tipo y que residan en nuestra localidad”. (La Capital)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS