Sociedad A pesar de las restricciones

Como protesta, gastronómicos de Mar del Plata sacaron las parrillas a la vereda

Gastronómicos salieron a cocinar a la calle para reclamarle alivio impositivo al Estado. "Estamos dispuestos a cerrar y no pedimos dinero, sino un gesto de ayuda, porque lo poco que recaudamos se nos va en solventar los sueldos y gastos".
El dueño de una tradicional parrilla de la zona del puerto de Mar del Plata decidió hoy trabajar en la vereda de su comercio pese a las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus, en una jornada en la que el Gobierno bonaerense confirmó que este distrito pasa a Fase 2.

"Resolví este viernes con mis empleados sacar la parrilla a la vereda y ´echar la carne al asador´ porque continuar de esta manera es insostenible", dijo a Télam Esteban Rabini, dueño de la parrilla Los Cardales, en el cruce de Solís y Marcelo T Alvear.

Rabini, de 47 años, sostuvo que no está "en contra de las medidas que dispuso el Gobierno para evitar la propagación del virus" pero aseguró que "tampoco podemos seguir cerrados sin generar dinero para poder pagar alquiler, sueldos, cargas sociales y demás impuestos y servicios".

"Desde hace más de un año que estamos en pandemia y el Estado lo único que dio fue el subsidio por los 7 empleados que tenemos pero nunca nos condonó los impuestos por lo que duren las restricciones", aseguró el hombre, que en 2020 vendió un auto para cumplir con los pagos y ahora pide que "el Estado proteja a aquel que es generador de trabajo para que no suba la tasa de desempleo".

Con casi una década en la tradicional esquina marplatense, este mediodía los clientes se acercaban para comprar --manteniendo la distancia-- un sándwich de bondiola o cuadril que consumían en el lugar, mientras otros se lo llevaban para continuar con su jornada laboral.

"Hoy nos enteremos que a partir del lunes pasamos a Fase 2, lo que es insostenible seguir viviendo de esta manera", insistió Rabini.

El comerciante aseguró que "la temporada no fue buena, trabajamos con protocolos pero al 50%" y se quejó porque "ahora nos vienen con nuevas restricciones".

"Supuestamente a la gastronomía nos dejarán trabajar al aire libre pero con el clima que hace en Mar del Plata es un imposible. Necesitamos trabajar porque eso es salud física y mental", agregó.

El lunes pasado, el peluquero marplatense Rubén Martínez, con una trayectoria en el rubro de 50 años, saco su sillón de su local en el microcentro de la ciudad balnearia y comenzó a atender a sus clientes.

Martínez había expresado a esta agencia que no se trató de "un acto de rebeldía, sino de una necesidad de trabajar para pagar el alquiler, los impuestos y tener un plato de comida en casa".

Según el último DNU del Gobierno nacional, el domingo 30 vence el aislamiento estricto dispuesto por nueve días para las zonas del país que se encuentran en la categoría de “alarma epidemiológica”, entre ellas el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

A partir del lunes 31 y hasta el viernes 11 de junio, se vuelve a las restricciones anteriores; con excepción del fin de semana del 5 y 6 de junio en el que se volverá a un aislamiento estricto.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS