Sociedad Tacanino, terapia asistida con perros

Entrenan a perros rescatados para ayudar a personas con autismo

Tacanino es un proyecto de terapia asistida que impulsa un grupo de profesionales para adaptar a perros de todas las razas como acompañantes de personas con autismo, supo Elonce TV. Los detalles de la innovadora iniciativa.
Tacanino - Terapia Asistida con Caninos, es un proyecto que impulsan la psicopedagoga Julieta Fratoni especializada en terapia asistida con animales; el veterinario diplomado en Comportamiento Animal, Santiago González Larrechart; y la licenciada en Terapia Ocupacional, Andrea Romero Walter.

Al equipo se suman Lola, Almendra y Elena, las perras que son entrenadas en la actualidad para contribuir al mejoramiento y desarrollo pleno de los destinatarios del tratamiento.

Los profesionales bridaron detalles de la iniciativa que impulsan en A Media Mañana el programa que se emite por Elonce TV.
"Todo esto empezó de manera gratuita, para darnos a conocer, para que la gente vea los beneficios y el proyecto para el año próximo es comenzar a hacer terapias con distintos profesionales de la salud", explicó Fratoni.

De acuerdo a lo que indicó González Larrechart, el propósito del proyecto es "unir las habilidades y capacidades de cada profesión para juntar e incorporar al perro para cumplir un rol, el ayudar a las personas".

"Hay dos grandes grupos de perros en lo que es servicio para personas con discapacidad, uno es el de asistencia y el otro es de terapia. El primero es el perro lazarillo que convive con la persona con discapacidad y lo ayuda en su vida cotidiana; el perro de terapia implica formar a un animal para que asista en una intervención puntual para mejorar un problema físico, emocional, psicológico, social, y que después vuelva a su casa con su guía para seguir su vida como mascota", detalló.

"Así como hay perros que se desempeñan mejor en una función que otra, por su raza, su entrenamiento, su crianza, la genética que trae de hace miles de años, los Labradores, los Golden Retriever y los Terranovas son perros que tienen mayor capacidad de aprender más rápidamente y adaptarse a este tipo de trabajo", develó el veterinario al tiempo que comentó que "un perro de terapia lleva un año y medio de formación".

Según agregó Fratoni, "un perro que esta con muchas personas y ante muchos estímulos, debe tener un carácter muy templado, no tiene que ser agresivo", porque "cuando es un perro rescatado no sabemos qué cosas vivió ese animal".
"No solo que vaya a reaccionar de manera inadecuada, sino que también que la pase bien porque hay perros que no son tan activos, o por el contrario, puede ser muy reactivo y por ejemplo, asustarse con una reacción de un niño con autismo ante una crisis sensorial; el perro tiene que poder manejar esa situación junto al guía para no estresarse", remarcó el veterinario.

"El perro tiene la versatilidad de poder estar en un consultorio, una sala de espera, una escuela; tiene la posibilidad de adaptarse a situaciones distintas y el costo de mantenimiento es menor", refirió en relación a los caballos que son utilizados para equinoterapia.

Mirá la entrevista completa:
Video: Entrenan a perros rescatados para ayudar a personas con autismo

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS