Sociedad "Partida precipitada"

La increíble historia previa al atentado en Nueva York donde murieron argentinos

Se cumple un año del atentado que terminó con la vida de cinco rosarinos en Nueva York donde celebraban 30 años de egresados. La foto que la viuda de uno de ellos recibió horas antes del ataque terrorista y que ahora ve como una "señal".
Un año pasó. Exactamente un año. Y aún siguen saliendo a la luz detalles escalofriantes. Cinco amigos rosarinos, ex alumnos del Politécnico, murieron en un ataque terrorista ocurrido el 31 de octubre del año pasado en Nueva York. Fueron embestidos por una camioneta cuando circulaban en bicicleta por el barrio Tribeca. Antes de ese atentado que puso sus vidas y sus muertes en primera plana de los medios de todo el mundo, las víctimas habían visitado un museo que, señal del destino o casualidad, iba a tener vinculación con lo que pasó minutos después.

Ana Evans, viuda de Hernán Mendoza, relató a Rosario3.com que en la mañana de aquel fatídico 31 de octubre del año pasado sólo cinco de los diez rosarinos que viajaron a Nueva York para celebrar los 30 años de graduados del Instituto Politécnico fueron al museo Guggenheim: Ariel Erlij, Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco y Hernán Ferruchi. Los mismos que resultaron víctimas del ataque terrorista cuando pedaleaban por Manhattan.

"Hernán me pasó fotos al mediodía, ya que en el Chelsea Market tenían señal. En ese momento le pregunté qué simbolizaba la escultura que colgaba de la altura del museo. Me dijo: "Es de unos artistas chinos". Nos reímos. Le comenté que me parecía un dragón. Después me siguió mandando fotos", añadió.

Ana recuerda ese diálogo con Hernán como si fuese ayer. Sobre todo porque descubrió tiempo después algo que resultó revelador y una señal. "Quedé congelada un largo tiempo, cuando descubrí el significado de la obra que colgaba del museo", explicó.

"Efectivamente era un dragón... ¡Armado con piezas de bicicletas! Su cabeza era un montón de bicicletas retorcidas, el cuerpo era de cubiertas y la cola hecha con la goma de las cubiertas de la rueda y armaba una especie de horca. Quizás simbolizaba la muerte. Más impactante aún fue cuando busqué en Internet la muestra de arte y descubrí que su nombre era Partida precipitada", contó.

La escultura estaba hecha de elementos de bicicleta.
Ana mostró que en una foto que le mandó Hernán, su cabeza está "atravesada" por el dragón hecho por elementos de bicicletas. "Es impresionante", concluyó a Rosario3.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS