Sociedad El trabajador que se convirtió en héroe

"Es algo tan lindo salvar la vida de un bebé", destacó colectivero que hizo RCP

"Dios puso en mis manos toda su voluntad para sacar adelante a este bebé", agradeció el chofer que salvó la vida a un bebé descompensado tras practicarle RCP. El mensaje que envió a los jóvenes a través de Elonce TV.
Esteban Lizzi.
Foto: Esteban Lizzi.
Crédito: (ElDía)
"Es algo tan lindo salvar la vida de un bebé", destacó a Elonce TV, Esteban Lizzi, el colectivero que reanimó a un bebé descompensado, tras practicarle técnicas de RCP.
"Fue una situación complicada por la situación de pánico que se vivió, pero gracias a Dios tuvo un final feliz", destacó. El colectivo había salido a las 19.05 desde Gualeguaychú rumbo a la ciudad de Paraná. Al arribar a la Terminal de Larroque, un grupo importante de jóvenes pertenecientes a una iglesia local que viajaba rumbo a Gualeguay, subió al micro para participar de un encuentro previsto en la ciudad vecina.

"A las dos cuadras, una chica comenzó a los gritos desesperados para que por favor detengamos el micro debido a que un bebé no tenía signos vitales. Le pedí que le diga a la mamá que lo acercaran a la cabina y cuando agarré al bebé, lo veo que pobrecito estaba morado entero", rememoró el colectivero en comunicación telefónica con Mediodía de Noticias.
Y continuó: "Descendí del micro a la vereda y comencé a hacerle palmaditas en la espalda para ver si reaccionaba. Pero como no tomaba signos vitales, lo di vuelta y empecé a realizarle la reanimación cardiopulmonar, algo que aprendí en Bomberos Voluntarios de Gualeguaychú cuando estuve 17 años al servicio de la comunidad".
"Después de unos pocos segundos, logró largar el llanto, se desahogó. Ahí me volvió el alma al cuerpo y fue calma para todos", reconoció Lizzi.

"Dios puso en mis manos toda su voluntad para sacar adelante a ese bebé"

En la oportunidad, el chofer comentó que "se vivió una situación de pánico debido a que la mamá se descompensó, al igual que otra pasajera, y la mayoría de los chicos que habían descendido, corrían de un lado para el otro, y eso hacía que uno no trabajara tranquilo".
"Si bien estoy capacitado para estas cosas, con los 38 años que tengo, nunca tuve una situación así, y menos con un bebé, siendo que pasé varias en Bomberos", aseguró.

Lizzi es papá de dos nenas, una de 11 y otra de 13 años, además de un bebé de un año y medio. "Cuando todo se enfría y cae, en lo primero que se piensa es en los hijos de uno, que nunca te toque una situación así", reconoció.
"Dios puso en mis manos toda su voluntad para sacar adelante a ese bebé", agradeció, al tiempo que comentó: "Se te viene todo a la cabeza, pero son segundos en los que no tenés que ni dudar de lo que vas a hacer".
Un mensaje para los jóvenes
Tras la situación vivida, Lizzi encomendó a los jóvenes, "que se capaciten, que no tengan miedo". Y destacó la gratuidad de los cursos de RCP que se brindan en hospitales e instituciones intermedias.
"Las herramientas son nuestras manos, la vista y el oído para ver si la persona respira o no", destacó en relación a las técnicas de reanimación cardiopulmonar.
"No hay que tener miedo", insistió. "La frialdad que uno tiene, estar capacitado para ese momento y hacer lo que uno aprende, sin dudar", remarcó. (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS