Policiales Siguen siendo sospechosos

Asalto a corralón: tres de los imputados recuperan la libertad con restricciones

Se trata de Mario Godoy, César Núñez y Ariel Sione. El primero esperó arriba del vehículo Citröen C4 mientras Cuatrín y Lemos cometían el asalto. Núñez y Sione son investigados como presuntos instigadores del hecho.
La Justicia dispuso la libertad con restricciones para Ariel Sione y César Núñez Guerrero, acusados de instigar el asalto, y también para Mario Godoy, quien es apuntado como la persona que conducía el vehículo utilizado en el violento ataque al Corralón Almafuerte, en el cual Pablo Ferreyra resultó gravemente herido.

Si bien continúan siendo investigados e imputados en la causa, las pruebas que hay hasta el momento y el avance de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) encuadraron el pedido del Ministerio Público Fiscal (MPF) para que no estén más bajo arresto domiciliario y tengan una libertad restringida a cumplir con una serie de pautas establecidas en el propio pedido fiscal.

Ahora, deberá resolver el juez de Garantías Ricardo Bonazzola, aunque se da por hecho que le otorgará el beneficio ya que el pedido de Budassof se realizó mediante un acuerdo previo con los abogados defensores.

Por su parte, la situación de Lemos y Cuatrín es distinta. El avance de la IPP ha corroborado la hipótesis de fiscalía que los ubica como los autores materiales del hecho. En esa línea, cada vez está más probado que Lemos realizó los dos disparos que impactaron en Ferreyra, mientras que Cuatrín le retiró la mochila con el dinero mediante un forcejeo con la víctima que se resistió. Esto, incluso, fue ratificado por el propio Ferreyra en su declaración. Cuatrín seguirá bajo arresto preventivo en su domicilio, mientras que Lemos seguirá preso en la Unidad Penal Nº1 de Paraná. Cabe recordar que Lemos gozaba de libertad condicional al momento del asalto al Corralón y que una vez ocurrido el hecho retornó a la carcel donde cumple su condena por homicidio calificado con el uso de armas hasta el 2024.

El pedido del MPF en acuerdo con las defensas se realizó en el marco del Legajo Nº 163.190 caratulado "Cuatrín Luciano Federico y Otros S/Robo Agravado por el uso de Arma de Fuego - Homicidio Agravado en Grado de Tentativa". Los abogados querellantes ,Germán Palomeque y Pedro Fontanetto, también prestaron el consenso para la solicitud presentada al límite del vencimiento de las prisiones preventivas fijadas hasta este lunes. Dicho acuerdo también lo firmaron Claudio Berón como abogado de Cuatrín y Godoy, Cristhian Panceri como defensor de Sione y Walter Rolandelli en defensa de Núñez.
El hecho
Según consta en la causa, a media mañana del 16 de julio, Pablo Ferreyra llegaba al Corralón Almafuerte cuando fue abordado por al menos dos personas que luego de un forcejeo le sustrajeron una mochila que contenía alrededor de 30.000 dólares. Uno de los atacantes le disparó en dos oportunidades a Ferreyra y esto fue captado por las cámaras de vigilancia del lugar.

"Como consecuencia de tal incidente el prenombrado resultó gravemente herido por dos disparos de arma de fuego, debido a lo cual estuvo internado más de veinte días en terapia intensiva del Hospital San Martín peleando por su vida, luego fue trasladado al Sanatorio La Entrerriana y fue sometido a tres intervenciones quirúrgicas, la última hace escasos días. Actualmente se encuentra en su vivienda con cuidados y su vida ya no corre peligro", expresó el escrito presentado ante el juez de Garantías.

Mientras eso ocurría, Mario Godoy estaba en el vehículo C4 esperando -según el relato de un testigo de identidad reservada-. Sin embargo y a pesar de seguir vinculado a la causa, el fiscal entendió que hasta el momento la vinculación de Godoy con el hecho es "circunstancial". "No ha podido accederse a nuevas evidencias que aumente el grado de sospecha sobre su participación", agregó el escrito.

"Ello así por cuanto, entre otras cuestiones, lamentablemente hasta la fecha no se ha podido peritar el celular de Godoy, debido al gran cúmulo de trabajo del Gabinete de Informática Forense, encontrándose pendiente", expresó el MPF.

Según la acusación, el hecho llevado a cabo por Lemos y Cuatrín tendría a Núñez y Sione como presuntos instigadores. Su vinculación se da a partir de la declaración de un testigo que señaló "no saber del hecho acaecido el 16 de julio pero indicó que 5 meses atrás, dos sujetos fueron a su vivienda y le ofrecieron cometer un robo en perjuicio del Corralón Almafuerte".

"Según el testigo -relata el escrito del MPF- estas personas tenían datos de que al comercio se llevaba mucho dinero todos los días viernes". Ferreyra todos los viernes llevaba dinero al Corralón, pero aquel 16 de julio no sólo llevaba esa suma habitual sino que poseía los 30.000 dólares que fueron producto de una transacción inmobiliaria con un magistrado de la Justicia entrerriana.

Dicho testigo, caracterizó a esas dos personas como "uno gordo alto y otro muchacho con tonada norteña". "Ese con tonada era el que llegó manejando en una camioneta Amarok Blanca, que tiene el frente tuneado como para meterse en arroyos, es decir, la camioneta tiene unos complementos que no son de fábrica en su parte delantera que son para travesías. Yo después la ví a esa camioneta estacionada sobre el Corralón Almafuerte un par de veces cuando pasé por la zona a hacer compras para el Charrúa", expresó el testigo ante el fiscal.

El escrito del MPF agrega, además, que se pudo establecer conexiones entre Sione y Lemos porque este último era empleado del primero. Se desempeñaba en su pescadería y hay comunicaciones antes y después del hecho entre ellos. Sin embargo, hasta el momento es más endeble el vínculo entre Sione y Núñez: "La evidencia que vincula a Sione y Núñez en la faz de instigación y/o intelectual del hecho delictivo cometido, hasta el momento no ha podido ser reforzada en tanto, al igual que ocurre con Godoy, lamentablemente hasta la fecha no se han podido peritar los celulares de ellos, debido al gran cúmulo de trabajo del Gabinete de Informática Forense, y se encuentran demoradas, por similares razones, las tareas de cruzamiento de datos de llamadas y mensajes entrantes y salientes, con ubicación por celdas geográficas, que está llevando adelante la Dir. de Inteligencia Criminal de la Policia".

"Así las cosas, podemos ver que existen elementos que permiten sospechar la participación, en diferentes roles de Godoy, Sione y Núñez Guerrero, más el mérito sustantivo a su respecto no posee hasta el momento la entidad que posee respecto de Lemos y Cuatrín, perpetradores materiales; y es ello lo que obliga a adoptar diferentes tempramentos que han sido acordados con ellos y las Defensas, en pos de mitigar los peligros procesales que preveen los arts. 355 y 356 del código ritual", explicó el escrito. Es decir, la situación de Cuatrín y Lemos es mucho más grave que la del resto en materia judicial, hasta el momento.

Es por esto que Budassof solicitó que se prorrogue la prisión preventiva bajo modalidad domiciliaria contra Cuatrín, mientras que Lemos continúa detenido por el homicidio previo por el cual fue juzgado. Por su parte, la situación de Godoy, Núñez y Sione ha mejorado y quedarán en libertad, sin tobillera electrónica, pero deberán presentarse cada jueves en la oficina del MPF para acreditar su residencia y sometimiento al proceso.

Además, no podrán salir de la provincia ni del país. En el caso de querer salir de la ciudad, no podrán irse más allá de 150 kilómetros salvo que se cuente con una autorización especial de Fiscalía.

Las nuevas medidas se solicitaron por 45 días. (Fuente: Análisis Digital)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS