Policiales El agresor está preso

Revelan detalles del brutal ataque a puñaladas a una mujer en Paraná

Pese a estos antecedentes, le permitía estar en su casa para que su hija más chica no perdiera el contacto con su padre. Se reconstruyó la secuencia de cómo fue el escalofriante ataque. La víctima experimentó una mejora en su salud.
Una historia de siete años de violencia terminó con una brutal agresión en la noche del primer día del año. Romina Giménez, de 30 años, fue atacada en su casa del barrio Humito de Paraná por su pareja, Darío Dreise, de 37, adelante de la pequeña hija de ambos. Ahora ella se recupera de a poco en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín, mientras que él está en la Unidad Penal N° 1 con prisión preventiva, imputado por intento de homicidio agravado.

Los problemas con Dreise venían desde hace tiempo. Hubo varios episodios de violencia de género, en los que el hombre atacaba a Romina, quien se defendía tanto ella como a sus hijas, de 6 y 10 años. Incluso un hecho ocurrido hace poco más de un año fue denunciado tras la intervención policial en la casa, donde la golpeó a palazos y le causó lesiones.

Pese a estos antecedentes, Romina permitía a Dreise estar en su casa para que su hija más chica no perdiera el contacto con su padre y no sufriera. Pero nadie imaginaba lo que iba a suceder días atrás.

En los últimos días del año pasado el hombre llegó y se instaló nuevamente en la vivienda, ubicada en el mismo terreno que la de los padres y el hermano de Romina, en la zona de calles Estado de Palestina y Cura Gil y Obligado. Al principio muchos afirman haberlo visto bajo los efectos de la cocaína, ya que estaba violento con todos. Pero el 1° de enero aseguran que estaba lo suficientemente lúcido como para saber lo que hacía y conocer cuáles eran las consecuencias de sus acciones.

En la noche del martes, aproximadamente a las 21.50, Romina regresó de la iglesia a su vivienda, y se encontró con Dreise adentro. El hombre se sentó a la mesa. Ella cocinó, sirvió y luego se puso a lavar los platos. En ese momento, el agresor la agarró, la tiró al suelo, la arrastró de las piernas, la sacó al patio y con un cuchillo que había agarrado de la cocina comenzó a apuñalarla sin parar, adelante de la hija.

Romina gritaba y cuando sus familiares, que estaba en las viviendas linderas, llegaron corriendo, el hombre ya se había retirado. Ella estaba ensangrentada, aún consciente, y les dijo: "Mirá lo que me hizo este", en clara alusión a Dreise.

Llamaron a una ambulancia, que llegó a tiempo y la trasladó al nosocomio, donde desde entonces la mujer pelea por su vida. Quedó con asistencia respiratoria mecánica, con drenajes y con pronóstico reservado durante los primeros días. Según se informó, el viernes empezó a mostrar una mejoría, abrió los ojos, movió las manos y ayer podía empezar a comer.

Se constataron 20 puñaladas en distintas partes del cuerpo de la víctima, algunas de las cuales le afectaron órganos vitales, lo que evidencia un ataque feroz por parte del acusado, con la clara intención de causarle la muerte.

En tanto, sobre el recorrido de Dreise luego del ataque criminal, se pudo establecer que dejó el cuchillo doblado en un agujero de un desagüe en el piso, corrió por un pasillo que sale a una calle posterior y siguió en sentido hacia Villa María. Estaban todos los vecinos afuera, pero muy pocos dijeron haberlo visto. Además, comentaron que le pidió prestada ropa a un hombre. Le dijo que había tenido un accidente y se cayó en una barranca. Se sacó la remera ensangrentada, y se puso prendas limpias.

Unos minutos después, policías de la comisaría quinta que lo estaban buscando lo sorprendieron en calle Casiano Calderón y Los Jacarandáes. Lo subieron al patrullero y luego quedó alojado en la Alcaidía de Tribunales. En la casa se secuestró el cuchillo y se levantaron muestras de sangre y otros indicios para ser peritados.

Por otra parte, se indicó que Dreise habría cumplido con las amenazas que había proferido durante todo el martes, al decirle a vecinos de la zona "hoy la voy a matar". Sin embargo, nadie alertó a Romina ni a su familia de lo que el hombre estaba anticipando.

A lo largo de los siete años de relación que mantuvieron, la violencia de género, tanto física como psíquica y económica, fue un denominador común. Él no trabajaba ni aportaba siquiera a la alimentación de su hija. Era Romina sola quien hacía lo imposible para que no les faltara nada a las dos nenas. Dos veces por semana estaba trabajando en la limpieza de una casa, y lo que ganaba lo destinaba a comprar comida y ropa a sus hijas, aunque no tuviera para ella.

Por eso, mientras Romina sigue dando pelea en el hospital, con el esfuerzo del personal médico y enfermeros del San Martín, su familia la acompaña, le da fuerzas y solo espera que se haga justicia, que condenen a Dreise y quede tras las rejas por semejante agresión. La mujer cumplirá este mes los 31, y esperan poder celebrarlo entre todos, con la tranquilidad de que el violento no saldrá de la cárcel por mucho tiempo.

La imputación lo podría dejar muchos años tras las rejas
Las fiscales Valeria Vilches e Ileana Viviani, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Abuso Sexual, imputaron a Darío Dreise por el delito de Homicidio agravado en grado de tentativa, que en caso de una condena lo podría llevar alrededor de una década y media a prisión. En la causa hay sobradas pruebas que sustentan la acusación, y también la medida cautelar que impuso el juez de Garantías José Eduardo Ruhl, de 30 días de prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1, ya que es una persona violenta y podría amedrentar a testigos que deben declarar en el juicio. Cuando se venza este plazo, se analizará si la misma se prorroga por otro período, mientras avanza la Investigación Penal Preparatoria. La defensa oficial había solicitado el arresto domiciliario con tobillera electrónica y severas restricciones para el imputado, pero no hicieron lugar a su pedido.
A Dreise le espera un largo período en el encierro, publica Diario Uno.
Fuente: Diario Uno

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS