Internacionales

Chile: Decenas de conductores fallecieron por niebla muy densa en rutas

Se les dice "neblina", también "camanchaca", lo cierto es que se trata de una niebla muy densa que recorre las autopistas y rutas de Chile, y que, sumado a la imprudencia al volante, han provocado numerosos accidentes con muertes.
Se les dice "neblina", también "camanchaca", lo cierto es que se trata de una niebla muy densa que recorre las autopistas y rutas de Chile, y que, sumado a la imprudencia al volante, han provocado numerosos accidentes con muertes y conductores y pasajeros mal heridos.

El último de estos se registró el pasado viernes 9 de octubre. Fueron en total 18 vehículos los que impactaron uno tras otro. Alejandra viajaba en uno de los autos siniestrados. "No se veía nada, yo diría que a menos de 20 metros. Nosotros veníamos lento, por eso no le pegamos de lleno al que venía más adelante. Además, el auto, se nos fue. Porque estaba como con jabón el pavimento", declara. Se trata de otro elemento que hace peligroso el transitar por las rutas chilenas, cuando hay niebla, ya que la mezcla del vapor por el calor de los motores, la humedad y muchas veces el polvo en suspensión que se libera, provocan que se genere un residuo resbaladizo en el pavimento, lo que traiciona a la hora de intentar frenar. En este accidente, registrado en la ruta 5 sur, una de las más transitadas del país, a la altura del kilómetro 607 desde Santiago, dejó un triste saldo de dos fallecidos. Vehículos quemados y hombres y mujeres que se libraron de algo peor.

Un brutal y trágico accidente cuya causa, aunque la policía describe como "en investigación", se sabe que corresponde a la nula capacidad visual que genera en los transportistas, la niebla.

Infobae conversó con un entendido en esta materia. El meteorólogo, Iván Torres, es claro en advertir que se trata de una condición meteorológica que se puede prever. Sin embargo, no ha existido voluntad, a su juicio, desde las concesionarias, para contratar personal capacitado para generar advertencias sobre la aparición de la niebla mortal. "En general hay varios tipos de niebla, se le dice neblina a aquella que no te permite ver a más de mil metros. Pero la niebla, formalmente es aquella que no te deja ver ni a esos mil metros". El experto, explica que las condiciones de temperatura, viento y horario, suelen ejercer una mezcla que provoca nula visibilidad. "La niebla se pronostica y muy bien. Hay señaléticas, incluso, que advierten sobre zonas en las que se genera con frecuencia este fenómeno, para cuidar la velocidad. Pero hay quienes igual insisten en ser imprudentes. Si existiera una voluntad de las concesionarias de las autopistas, y se contratara a personal experto para advertir estas condiciones, se podría generar una mejor circulación en las zonas donde aparezca la niebla. No, formalmente una restricción, pero si advertencias y mejor cuidado para evitar estos accidentes", declara.

"Las causas se investigan", es una referencia habitual cuando se registra un accidente provocado por la niebla densa y las consecuencias que este fenómeno deja en la autopista. Mateo Castro de 53 años, es camionero. Lleva 30 años en las rutas, con su camión, transportan madera desde el sur de Chile a las madereras de Alto Hospicio, en la región de Tarapacá, a unos 2700 kilómetros de la capital. Sus recorridos son extensos. "Yo cruzo el país completo, al menos, 12 veces al año", dice.

En la diversidad natural de este país, se encuentra con diferentes fenómenos, entre los que se cuenta la "neblina" o "camanchaca". "Dependiendo de dónde ande se le dice distinto. Pero es lo mismo. Yo diría que es lo que todos, los colegas choferes y conductores de camiones, más le temen. Bueno, además de los robos y los atentados, lo más difícil es encontrarse con niebla muy espesa. En ese caso yo, personalmente yo, prefiero echarme al lado no más", declara Mateo.

A su juicio, es mejor perder unas horas antes que enfrentarse con la temida niebla mortal que ya ha costado la vida a muchos de sus colegas. "Claro, lo que pasa es que cuando nos programamos antes de cualquier salida, nosotros ya sabemos que a tales horas, y en ciertos lugares, es probable que las condiciones del tiempo no sean las mejores para manejar. Entonces, ya lo hemos aprendido, como además pertenecemos a gremios, nos comunicamos por WhatsApp en grupos y avisamos que hay sectores de la ruta que no son transitables bajo ningún punto de vista, así literalmente".

Mateo, conoce las rutas, en sus años de camionero, dice que casi se conoce de memoria las curvas y las dificultades de las autopistas, aún así, advierte que se debe tener mucho cuidado con la aparición de la niebla, ya que no se ve nada. "No, no se ve nada. Hay veces que uno puede ver, por lo menos, las luces reflectantes, y con eso uno se puede guiar, pero hay otras, donde ni el más capo al volante, podría saber que va adelante suyo", cuenta.

En 2011, y en una de las autopistas con mayor flujo del país, la 68, que une a Santiago la capital, con Valparaíso y Viña del Mar, registró el accidente múltiple más grande de la historia. La razón, la niebla espesa y mortal que dejó con nula visibilidad a los más de 50 conductores de vehículos de distinta envergadura que colisionaron, a alta velocidad, uno tras otro, desatándose una pesadilla.

Como consecuencia, cinco personas fallecieron, entre ellos tres miembros de una familia donde se cuenta a un menor de 11 años. Adicionalmente se registraron 42 heridos. En su momento, desde la Oficina Nacional de Emergencia se contabilizó a 17 autos particulares, 23 camiones y 11 buses.

En la ocurrencia del hecho, según se describió en su momento, habría incidido la densa neblina del sector, que afectó la visibilidad. Informe que años más tarde, perjudicó a las víctimas y familiares de éstos, quienes presentaron una demanda colectiva en contra de la empresa concesionaria, por no tener las señaléticas correspondientes. Sin embargo, la resolución judicial, después de años de investigación, dejó libre de cualquier responsabilidad a la empresa. En el fallo, se establece que "El accidente de tránsito, ocurrido a las 07,00 del día 12 de octubre del año 2011, en la Ruta 68, en el cruce Algarrobo altura de Casablanca que causó la muerte y lesiones a varias personas, entre aquellas, familiares de los actores, se produjo por la existencia de una densa neblina", y exime así de responsabilidad a los encargados de la administración de la autopista.

Las cifras de accidentabilidad en Chile, son altas. La última entrega proporcionada por la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, CONASET, establece un comparativo entre el 2018 y 2019, con un aumento cercano a un 8%. En resumen, 89.983 siniestros, con 1.617 personas que perdieron la vida. Entre ellos, un porcentaje aún no individualizado que corresponde a aquellas víctimas que por choque, atropello, atrapamiento o incendio, perdieron la vida por encontrarse de frente con la temida niebla mortal.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS