Sociedad Uno quedó retenido

Labraron casi 300 infracciones a colectivos en la terminal de Rosario

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte federalizó los controles y los hizo más intensos en el marco del operativo Verano. Piden a los pasajeros hacer la denuncia ante una irregularidad.
La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) lanzó el operativo Verano en la zona de Rosario. Las fiscalizaciones a los colectivos de larga distancia se intensificaron tanto en la Terminal de Omnibus Mariano Moreno, como en peajes y cruces de rutas.

Desde diciembre hasta ayer, se controlaron 4.242 vehículos, de los cuales 670 fueron colectivos interjurisdiccionales. Con respecto a los micros, se labraron 296 infracciones de diverso tipo, entre irregularidades técnicas y normativa por el coronavirus. Justamente, uno de ellos quedó retenido por incumplimiento de los protocolos Covid-19.

El titular de la repartición, Diego Giuliano, pidió a los pasajeros hacer la denuncia ante una irregularidad para considerar: “Esto recién comienza, vamos a incrementar los controles, que además estamos federalizando, para que un servicio social, como es el transporte de pasajeros, se realice garantizando el cumplimiento de las normas”.

Ayer, una rosarina denunció que en colectivo que la trasladó a Mar del Plata no se cumplieron los protocolos sanitarios por el coronavirus. El micro unió Rosario con La Feliz con el aire acondicionado funcionando y las ventanillas cerradas y no se respetó el distanciamiento entre los pasajeros ni se desinfectaron las butacas.

El episodio puso en agenda la cantidad de controles que se ejercen desde la CNRT, en particular desde que comenzó el operativo Verano.

El delegado regional de la CNRT, Lautaro Ciarroca, indicó que la semana pasada en la Terminal de Omnibus se retuvo a una unidad de pasajeros correspondiente a La Veloz del Norte por incumplimiento de protocolo.

“No le funcionaba la recirculación del aire acondicionado, y hasta el momento fue el único en el país infraccionado por este tipo de incumplimientos. Por otro lado, se hicieron actas cuando los coches carecían del termómetro digital o no estaba colocada en los vidrios y ventanillas la información de los protocolos Covid”, indicó. Además recordó que durante el trayecto se debe utilizar el barbijo.

Las inspecciones se realizan tanto en la Terminal local como en Santa Fe, en el peaje de General Lagos o cerca del puente Rosario-Victoria, entre otros puntos estratégicos.

“En 2020, plena pandemia se controlaron 50 mil camiones de carga y se detuvieron más de 400 vehículos. Y desde el 21 de diciembre, en el operativo vial Verano, se retuvieron 4 unidades y 2 en Santa Fe”, indicó Ciarroca.

Fueron tareas de rutina, pero desde la delegación indicaron que los usuarios de los servicios de larga distancia pueden denunciar lo que ocurre dentro de un ómnibus y se puede actuar con el rastreo vía GPS de la unidad en caso de ser necesario retenerlo.

“Tanto en Rosario como en Santa Fe se están respetando los protocolos, lo que más se cuida es la capacidad de hasta un 80 por ciento de cada coche de pasajeros, el resto son fallas en cuestiones como la toma de temperatura o falta de información a la gente”, destacó el funcionario.

El subdirector ejecutivo de la CNRT señaló que se aplica una mirada federal en el control con más de 200 inspectores para todo el interior del país. Las 27 delegaciones que existían hace un año se ampliaron a 38.

“Además, en las delegaciones que funcionan en las terminales, trabajamos en convenio con Gendarmería para controlar en las rutas, y en el origen y destino. Fortalecimos la trama federal y aumentamos la presencia territorial. Pero además de nuestras acciones necesitamos que el pasajero denuncie tanto en nuestras oficinas como en el 0800-333-0300, a través de nuestra web o con la aplicación”, remarcó Giuliano.

El funcionario rosarino indicó que, en la mayoría de los casos, la infracción en cuanto a la ventilación no es porque las unidades deban mantener las ventanillas abiertas, sino que el aire acondicionado debe renovar permanentemente el aire desde el exterior y no redireccionar la circulación interna.

“Queremos que el colectivo sea vehículo de comunicación entre personas que lo necesitan y no un vector de contagios”, puntualizó el ex concejal.

“Esto recién comienza y se van a intensificar los controles, en forma combinada con provincias y municipios”, ahondó Giuliano ayer desde la provincia de Corrientes.

Habrá testeos a los colectivos que arriban a las dársenas
“La llegada de los buses que vienen de las zonas turísticas, es decir, las terminales, va a tener lugares para testeos de coronavirus”, adelantó ayer el gobernador santafesino Omar Perotti para agregar que “también en las localidades de la costa santafesina habrá acciones de control. A lo que venimos haciendo le sumamos presencia en otros puntos que el verano va generando”.

Cabe recordar que hacia el 24 de diciembre pasado, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) puso en marcha un operativo de prevención en las rutas que atraviesan el territorio santafesino por las fiestas, con un incremento en los controles. Los operativos incluyen 18 puestos fijos de control en las rutas, más los puestos móviles que se distribuyen en toda la provincia, con un diagrama incluye la participación de más de 300 agentes de la Policía de Seguridad Vial y 150 inspectores de municipios locales abocados a los controles. (La Capital)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS