Política Agenda incómoda para el gobierno

La oposición buscará sesionar hoy en Diputados

La oposición en la Cámara de Diputados asegura ya tener garantizado el número para sesionar con una agenda de proyectos incómoda para el Gobierno, por lo que el oficialismo piensa una estrategia para neutralizar la convocatoria.
La oposición buscará sesionar hoy en Diputados. Fuentes parlamentarias a las que tuvo acceso NA sostienen que un punteo tentativo les da un total de 131 diputados sentados en sus bancas, es decir, un quórum muy ajustado que podría derrumbarse ante la eventualidad de ausencias de representantes del Interior que aleguen compromisos en sus provincias.

La sesión especial, pedida en conjunto por Argentina Federal, Frente para la Victoria, Frente Renovador y otros bloques minoritarios, fue convocada para las 11:30 de este jueves y tiene en el temario una batería de 78 proyectos que no cuentan con dictamen de comisión, y que por lo tanto requerirían de una mayoría de dos tercios para ser aprobados, número que la oposición está lejos de reunir.

Esa es la principal arma de la que se vale Cambiemos para bloquear la intentona opositora, pero no evitará que el recinto se convierta en caja de resonancia de una serie de proyectos que meten el dedo en la llaga de un Gobierno debilitado por la marcha de la economía.

A su vez, el oficialismo cuestiona la legitimidad de la sesión poniendo el acento en que los proyectos que se intentan debatir no siguieron el camino institucional ordinario de tratamiento en comisión y firma de dictamen.

"Entiendo que desde el otro lado pueden decir que hay que pasar por las comisiones y seguir el trámite legislativo. Hay que tratar el reglamento pero esto es una señal de descontento de muchos diputados por la falta de convocatoria a las comisiones para debatir estos temas. Como eso no se dio, el recinto es el lugar donde podemos exponer nuestros posicionamientos", sostuvo en diálogo con NA la diputada del Frente Renovador Carla Pitiot.

De concretarse, será la primera sesión en la Cámara baja desde que el presidente Mauricio Macri inauguró el período de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa, el pasado 1 de marzo.

"Yo pienso que se va a dar la sesión. No puedo pensar que no vamos a tener el número. Acá tenemos que estar, llegar a la hora señalada y cuando suena la campana sentarnos. Ese es el compromiso y nuestra responsabilidad como diputadas porque para eso nos pagan", afirmó Pitiot.

Entre los 78 proyectos del temario, hay varios que apuntan a declarar la emergencia tarifaria, para moderar o congelar los aumentos en las facturas de servicios públicos.

A su vez, se incluyó un proyecto que va en línea con el reciente fallo de la Corte Suprema para eximir a los jubilados y pensionados del pago del impuesto a las Ganancias.

También está en agenda una iniciativa que declara la emergencia alimentaria y nutricional en todo el país por el término de un año, y otras que declaran la emergencia en materia de violencia de género.

En tanto, hay un proyecto que plantea la creación de un Plan Nacional de Becas Universitarias y un boleto escolar gratuito y de tarifa reducida para estudiantes y docentes.

El pedido de sesión original incluía 33 proyectos, pero este miércoles ingresó una ampliación del temario con 45 iniciativas adicionales.

Debido a los múltiples frentes de conflictividad que enfrenta el Gobierno en medio de profundas tensiones económicas, y para evitar que el recinto de la Cámara baja se convierta en una tribuna de campaña para la oposición en un año electoral, el oficialismo pretende reducir al mínimo posible la cantidad de sesiones a lo largo del año.

En la segunda semana de marzo, hubo una reunión entre los presidentes de los bloques mayoritarios de Diputados en la que se acordó un cronograma de trabajo con sesiones ordinarias previstas para el 27 de marzo, 10 de abril y 24 de abril, una de ellas para recibir al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y las dos restantes para tratar ley antibarras, financiamiento electoral y derogación de DNUs.

Sin embargo, rápidamente ese compromiso mostró su debilidad de origen cuando el oficialismo dejó que marzo culminara sin haberse celebrado ninguna sesión.

"Si no se cumplió la primera sesión, lo veo bastante complicado que haya sesiones ordinarias. Me da mucha pena porque me parece que el oficialismo no quiere discutir porque no quiere fricciones y está pensando más en elecciones que en otra cosa.

Nosotros también pensamos en las elecciones porque queremos ser Gobierno, pero no podemos utilizar la chicana de no venir a una sesión porque son temas importantes los que queremos tratar", advirtió Pitiot.

Y agregó: "Se suponía que muchos de los temas que no entraron el año pasado los pasábamos para este. No puede ser que en los años impares no se trabaje en el oficialismo".

Si se habilita la sesión, además del tratamiento de los proyectos, también deberían jurar como diputados nacionales los reemplazantes del santiagueño Hugo Infante (fallecido), de la macrista Anabella Hers Cabral, quien juró la semana pasada en la Legislatura de la Ciudad como representante de los abogados ante el Consejo de la Magistratura porteño, y de la trotskista Nathalia González Seligra.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS