Policiales Es acusado de 10 delitos

Imputaron a un alto funcionario policial por “cohecho y tráfico de influencias”

La imputación incluye una decena de hechos presuntamente delictivos, donde además del cohecho, se suman abuso de autoridad, tráfico de influencias y violación de los deberes de funcionario público. También imputaron a un empresario.
El ex jefe de la División Investigaciones de Concordia, Guillermo Ocampo, fue imputado por una decena de hechos presuntamente delictivos, entre los que se mencionan los de “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”, “cohecho” y “tráfico de influencias”.
De acuerdo a lo que pudo saber Diario Río Uruguay, en la mañana de este jueves 9 de diciembre, el fiscal José Arias tomó declaración indagatoria al comisario Guillermo Ocampo, ex jefe de la División Investigaciones de la Jefatura Departamental de Policía Concordia.

Ocampo, que cumplió funciones en la Jefatura de Policía de Concordia entre el año 2013 y 2021, fue imputado por diez hechos encuadrados en los delitos de “abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”, “cohecho” y “tráfico de influencias”.
Imputación
Entre los hechos que se le acusan al ex jefe de la División Investigaciones de Concordia, se destaca el delito de “cohecho” pasivo, por el cual Ocampo recibía dinero en forma ilegal a cambio de brindar seguridad a Claudio Barrios, dueño de la distribuidora Manaos en Concordia, quien también está acusado por el delito de cohecho “activo”.

El cohecho “pasivo” alude al funcionario corrupto que recibe una suma de dinero en forma ilegal, por fuera de los haberes que se le abonan por su trabajo. El cohecho “activo” penaliza al que le paga; es decir, al corruptor. Ambos cohechos son los delitos más graves –aunque no los únicos- atribuidos a un alto oficial de la policía de Concordia y a uno de los empresarios de mayor crecimiento en la región.
Comisario Guillermo Ocampo.
Investigación
Los investigadores aseguran haber detectado pagos que Barrios efectuaba a Ocampo, por fuera del sistema legal de adicionales, mediante el cual la policía regula la contratación de sus servicios por parte de privados. Aunque no habría fechas precisas, los indicios señalan que las entregas de dinero se habrían repetido durante no menos de tres años.

Entre los diez hechos detallados en la imputación, figuran “favores” que Ocampo ordenaba realizar a sus dependientes, con el claro propósito de beneficiar a Barrios. Por caso, certificados de buena conducta para determinadas personas. También, una “verificación a domicilio” de un camión de la distribuidora, indicó ElEntreRíos.
Acusaciones
También se le imputa a Ocampo haber hecho valer su influencia sobre el área de Tránsito de Concordia, para que dicha dependencia municipal le devuelva una moto a una persona del círculo familiar de Barrios, siendo que el vehículo había sido secuestrado en un operativo de control de tránsito.

A Ocampo también se le reprocha haber presuntamente desafectado personal a su cargo que investigaba el homicidio de Raúl Alberto Molina, ocurrido en Estancia Grande, derivándolo a cumplir funciones de seguridad en la Distribuidora Manaos, sin que este último servicio fuera contratado formalmente a través del sistema de adicionales. Fuente: (ElEntreRíos – DRU)
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.