Policiales El joven consume desde los 9 años

Desesperado pedido de la madre del interno que ya se tragó tres bombillas

Sin tratamiento para sus adicciones, el interno ya se tragó tres bombillas, una espátula de plástico y un encendedor. Su madre, a través de Elonce TV, exigió al Servicio Penitenciario, ayuda psiquiátrica para él.
Tiene 21 años y está preso por robar: robaba para drogarse. Sin tratamiento para sus adicciones, intenta matarse constantemente. Ya se tragó tres bombillas, una espátula de plástico, y lo último que ingirió fue un encendedor. Permanece internado en el hospital San Martín de Paraná, esposado a la cama y con un cuerpo que ya no resiste más operaciones.

"Mi hijo ya tiene tres operaciones, desde enero lleva dos operaciones porque ya se ha tragado tres bombillas. Él tiene problemas psiquiátricos, es adicto", aseguró a Códigos, María Esther Romero, la madre del interno que permanece internado en el hospital San Martín de Paraná, después de haber ingerido un encendedor.

"Él lo hace porque está enfermo; constantemente, me dice que se quiere matar. Está depresivo. Consume cocaína, marihuana, pasta base, todo desde los nueve años", lamentó la mujer en diálogo con el programa que se emite por Elonce TV.

De acuerdo a lo que comentó, el joven, de 21 años, "cumple una condena por robo", ya que según explicó, "robaba día a día para la droga".
Romero comentó que una de las visitas a su hijo al hospital, llevó el equipo de mate, "y delante de mí se tragó la bombilla", rememoró.

De acuerdo a lo que la mujer comentó a Códigos, en una oportunidad, los guardiacárceles le ajustaron tanto las esposas que hubo que serrucharlas para sacárselas, y el interno terminó por ingerir uno de esos trozos de acero.

"El sábado, después de estar cuatro días sin comer y sin tomar agua, para que ese fierrito corra solo, le dieron de alta, y cuando lo llevaron al penal, el domingo estaba tirado en un colchón, todo sucio con colillas de cigarrillos, y recién operado", denunció la mujer.

"Me pidió para comer, porque hacía nueve días que no comía.. le habían dado cigarrillos y yo cometí el error de dejarle un encendedor -reconoció. Le avise al guardiacárcel para que después se lo saque pero nunca lo hicieron y se lo tragó".

"También le encontraron una espátula de plástico, que no se veía a través de las radiografías, porque era plástico. Ya no tiene estómago, los médicos me lo dijeron", remarcó.
Desesperado pedido de su madre
"Desde la Unidad Penal no me dan ningún apoyo porque mi hijo es un problema para ellos. Yo no pido que le den domiciliaria con tobillera para llevármelo a mi casa, lo que le pido al Servicio Penitenciario es un tratamiento psiquiátrico para él", imploró Romero.

La mujer denunció al Servicio Penitenciario por "abandono de persona" y acusó la "presión psicológica" que su hijo recibe de parte de los guardiacárceles.

"Mi hijo necesita un tratamiento psiquiátrico, porque en el penal no se lo dan.. una vez lo vi con toda la ropa mojada porque le tiraron agua, y así no se cura una adicción", sentenció. (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS