Paraná Patrono de las causas justas

Le rezó a San Jorge porque iba a perder su embarazo y su bebé nació sano

Sandra y su marido tienen en su casa una capilla en honor a San Jorge. “Hace 22 años me enteré que podía perder mi embarazo y le recé al santo para que mi hijo naciera bien”, dijo a Elonce TV. Su historia
Cada 23 de abril, la Iglesia Católica celebra la Fiesta de San Jorge, el Patrono de Armas de Caballería del Ejército de Argentina y santo del papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio). También es conocido como “patrono de las causas justas”. Elonce TV, visitó a Sandra, una vecina de Paraná que vive en el barrio Municipal y que, en su casa, armó un altar en honor al santo.
“Mi devoción se debe a que, hace 22 años, yo estaba embarazada y tenía muchas posibilidades de perder el bebé”, contó a Elonce TV Sandra. En ese momento, la fe la llevó a “rezarle” a San Jorge y “gracias a él, mi hijo nació”.

En su casa, Sandra junto a su esposo, armaron una capilla en honor al santo. “De a poco la vamos reformando”. Toda su familia cree en San Jorge y muchos vecinos visitar el lugar para pedir por ellos “y nos dejan donaciones”.
Historia de San Jorge
Jorge de Capadocia nació en Lydda, Palestina, la tierra de Jesús, y era hijo de un agricultor muy estimado. Se estima que vivió entre los años 275 o 280 y el 303 de nuestra era, en los primeros siglos de la Cristiandad, aunque su leyenda se extendió a partir del siglo VI. Al cumplir la mayoría de edad, Jorge ingresó al ejército y fue capitán.

La leyenda más famosa indica que cuando llegó a una ciudad de Oriente se encontró con un dragón (aunque algunas versiones presentan al monstruo como un caimán o un tiburón) que devoraba a la gente y nadie se atrevía a enfrentarlo. Él no sólo lo confrontó, sino que además logró vencerlo. Su victoria despertó admiración por los lugareños, quienes lo escucharon con atención cuando el santo les habló de Jesucristo, al punto tal de que muchos de ellos se convirtieron al cristianismo.
El entonces emperador romano Diocleciano habilitó la persecución a los cristianos y prohibió adorar a Jesucristo. Jorge declaró que él nunca dejaría de adorar a Cristo y que jamás adoraría ídolos. Este rechazo hizo que el santo fuera condenado a muerte. En el momento del martirio, lo llevaron al templo de los ídolos oficiales romanos para ver si los adoraba, pero ante su presencia varias estatuas de los falsos dioses cayeron al suelo y se despedazaron. Mientras era sometido a la tortura, recordaba azotes que le dieron a Jesús y por ello decidió no abrir la boca y sufrir en silencio el castigo.

Al ver el padecimiento al que fue sometido, las personas decían que era valiente y que "en verdad vale la pena ser seguidor de Cristo". Al momento de morir el santo manifestó: "Señor, en tus manos encomiendo mi alma". Murió torturado y decapitado, de acuerdo a la tradición, el 23 de abril.

A San Jorge se lo representa generalmente a caballo y viste un traje militar de la época medieval. Además, posee una palma; lanza y escudo que lleva una bandera blanca con una cruz roja cuyos brazos llegan hasta los extremos. Este distintivo se puede ver en cuadros y otras representaciones, y la adaptación del mismo plasmado en la bandera de Inglaterra, la de Georgia, entre otras. etc.

El santo es protector de los agricultores, arqueros, escultistas, herreros, prisioneros, entre los circenses, montañeros, soldados, entre otros. También se le reconoce como el protector de los animales domésticos. Además, es además Patrono de Inglaterra y de los Boys Scouts.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS