Internacionales El número de muertes puede elevarse a 70

Reconocen que al menos 58 personas murieron en el incendio de Londres

En este nuevo balance están incluidos los 30 fallecidos confirmados el viernes. La primera ministra británica recibió a las víctimas cuatro días después y reconoció que el apoyo a las familias no fue "suficientemente bueno".
La Policía británica señaló este sábado que asume que al menos 58 personas murieron en el incendio de la torre residencial en el oeste de Londres del pasado miércoles, tras dar por muertos a 28 de los hasta ahora desaparecidos. Este nuevo balance incluye la cifra provisional de 30 fallecidos que se dio este viernes.

"Lamentablemente en este momento, hay 58 personas que nos han dicho que estaban en la Torre Grenfell en la noche del incendio y que están desaparecidas, por lo tanto tristemente tengo que asumir que están muertas", señaló el comandante de la Policía Metropolitana de Londres (Met) Stuart Cundy, según reprodujo la agencia de noticias Reuters.

En una comparecencia ante los medios, Cundy advirtió de que la cifra de muertos puede aumentar mientras los bomberos siguen trabajando en el edificio, prácticamente en ruinas por el devastador incendio. Los medios locales británicos estiman que el número de muertes puede elevarse a 70, según informó EFE.

La recuperación de los restos, añadió Cundy, puede llevar varias semanas hasta quedar completada. "En cuanto podamos, vamos a localizar y recuperar a los seres queridos", dijo ante los periodistas congregados cerca de la torre Grenfell, de 24 plantas y en la que vivían entre 400 y 600 personas, muchas de ellas de pocos recursos.

El comandante de la Policía confirmó, además, que el refugiado sirio Mohammed Alhajali es la primera persona identificada.

Según la nota de la Policía Metropolitana de Londres, actualmente hay 16 cuerpos en el depósito de cadáveres, incluido el de una víctima que murió en el hospital. Ingresadas permanecen 19 personas, 10 de ellas en estado crítico.
La prioridad, establecer quién estaba en el edificio
Cundy subrayó que la prioridad de la Policía es establecer quién estaba en el edificio. El responsable policial pedió a cualquiera que hubiera estado en el inmueble y consiguiera abandonarlo cuando se declaró el fuego, que se ponga en contacto con las fuerzas del orden.
El fuego se extendió en la noche del martes al miércoles en el edificio de viviendas sociales de 120 apartamentos, que había sido reformado el año pasado. Las llamas devoraron completamente la torre extendiéndose por la fachada a una gran velocidad atrapando a las víctimas en sus hogares.

En el centro de la polémica están las placas de revestimiento que se usaron en la reforma. Según la exclusiva publicada este viernes por The Guardian, se colocaron unas que eran dos libras más baratas por metro cuadrado en lugar de las que eran resistentes al fuego.

Ante el temor por el precario estado de la torre, dos líneas del Metro de Londres que pasan cerca de la zona han quedado parcialmente suspendidas, según ha informado Transport for London (TfL).
Theresa May recibe a las víctimas cuatro días después
La Policía británica comunicó la nueva cifra de muertos en medio del creciente malestar de los vecinos y los residentes de la torre por la insuficiente ayuda de las autoridades para resolver su situación, que es desesperada al quedar sin hogar y sin nada.

Este viernes decenas de afectados irrumpieron en el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea de Londres, que era el encargado del mantenimiento de la Torre Grenfell, y las protestas continuaron este sábado en las calles de la sede del Gobierno.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, recibió este sábado a una representación de las víctimas en su residencia oficial de Downing Street tras las críticas de frialdad por parte de los vecinos por no reunirse con los damnificados.

La jefa del Gobierno se reunió con víctimas y voluntarios que ayudan a los afectados después de presidir una reunión con representantes de distintos ministerios para evaluar la situación de cientos de personas que han quedado sin hogar.

Después de la reunión, en un comunicado, May econoció que el apoyo a las familias que necesitaban ayuda o información básica en "las horas iniciales" no fue "suficientemente buena".
La reina Isabel II, de 91 años, presidió por su parte un minuto de silencio ante el palacio de Buckingham, su residencia oficial, en recuerdo de las víctimas del fuego.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS