Sociedad Gualeguay

Buscarán "refundar" el frigorífico incendiado y pidieron “confianza” a operarios

Directivos del frigorífico Soychú pidieron “confianza” a los trabajadores y descartaron mudar la empresa. Los ejecutivos advirtieron que la recuperación llevará tiempo y un proceso con situaciones aún imprevistas.
La dirección de la empresa propiedad de la familia Santángelo emitió un comunicado en el que se comprometió a “refundar” la planta faenadora. “Desde frigorífico de aves Soychú agradecemos y valoramos la incansable e importante labor de Bomberos Voluntarios Gualeguay, y de todas las delegaciones de bomberos que estuvieron presentes, al personal de salud, Policía, Gendarmería, Enersa, al Sindicato de la carne, al personal del municipio, a los trabajadores de nuestra empresa y a todas aquellas personas que nos acompañaron, y nos acompañan en este difícil momento”, expresaron.

La conducción de la procesadora avícola más importante de la Argentina pidió confianza a los actores productivos que la integran y rodean, y transmitió ciertas expectativas a futuro. “Desde la Dirección de la empresa queremos llegar por este medio a todos nuestros empleados, colaboradores, asistentes, contratistas, proveedores de insumos, de servicios, y clientes, para transmitirles que confíen plenamente", afirmaron.
"Vamos a asumir el desafío con el compromiso y determinación de siempre para refundar el establecimiento matriz, que a principios de la década del 70 comenzó a desarrollarse en avenida Presidente Perón 1273”, anunciaron desde la Dirección del frigorífico.

De todas formas, los ejecutivos de Soychú advirtieron que la recuperación llevará tiempo y un proceso con situaciones aún imprevistas. “Somos conscientes de que se avecinan tiempos difíciles y por este motivo pedimos paciencia, tolerancia y comprensión de todos los actores sociales. Si algunas molestias pudiéramos ocasionarles, pedimos disculpas y esperamos sepan comprendernos. Saludamos a toda la sociedad de Gualeguay y valoramos el gesto solidario y el apoyo incondicional”, concluyeron.
Golpe de impacto regional
La actividad de la empresa que se apresta a cumplir 50 años de producción en Gualeguay involucra diversas cadenas de la producción avícola y todo tipo de rubros relacionados, que la convierten en un engranaje fundamental para la vida económica de la ciudad y la región. La fábrica genera ingresos y puestos laborales indirectos en más de 500 granjas de cría de pollos (380 galpones en Entre Ríos y 200 en la provincia de Buenos Aires), camiones de transporte, los consiguientes talleres de repuestos y mecánica, pollerías de venta directa al público, y distintos comercios del mercado interno en general de la ciudad.
El incendio del viernes provocó pérdidas casi totales en su edificio más importante: el de faenado. Además, Soychú tiene en Gualeguay una planta de incubación de pollos y otra de producción de alimentos para estos y otros animales.

El establecimiento incluía todos los sectores específicos de faena: playa de recepción de pollos vivos, eviscerado, balanza, trozado, empaque, cámara de enfriado y despacho de pollos congelados, en camiones frigoríficos, o frescos, para la venta minorista.

La planta incendiada contenía también las áreas administrativas (Recursos Humanos; Calidad, Higiene y Seguridad; Ingeniería; Salud; y Comercial) y de Logística. Incluso, contaba con laboratorios donde se realizaban análisis bacteriológicos.

Una de las mayores preocupaciones que rodean a la tragedia del viernes es el destino de los pollos que se crían en las granjas para el faenado en el frigorífico, cuyo circuito “no puede parar”, según confiaron a Uno fuentes que conocen el ritmo cotidiano de producción. La empresa avícola tiene otra planta de faena en la localidad de Salto, Buenos Aires, donde los directivos estarían evaluando derivar al menos una parte de la provisión de animales vivos, pero la de Gualeguay es de mucha mayor envergadura y es la más importante del país. Entre sus destinos comerciales se cuentan mercados como Córdoba, Mar del Plata, Chaco, Tucumán y Buenos Aires, y exportación a China.

El incendio cortó abruptamente y en su totalidad su capacidad de procesamiento. Para dimensionar los efectos que puede acarrear el siniestro, se calcula que unos dos millones de pollos se ponen cada semana en incubación y a los 46 o 47 días se retiran de las granjas para faenar. El circuito pierde entre un siete y 10% de pollos por mortandad, pero la provisión diaria de animales al frigorífico es de una magnitud que si no se encuentran alternativas para procesarlos puede sufrir un impacto económico serio en la cadena avícola de la provincia y la región.
Las gestiones para retomar el funcionamiento
El ministro de Producción de la Provincia, Juan José Bahillo, estuvo el sábado en el municipio de Gualeguay, donde se reunió con el presidente de Soychú, Franco Santángelo, el director de la firma, Edgardo Denoni, y la intendenta, Verónica Berisso. El funcionario encontró “angustiados e impactados por la situación” a los directivos y ratificó que las pérdidas por el incendio “son prácticamente totales, lo que les genera a ellos un problema de logística sobre cómo seguir con la faena, que representa unos 220.000 pollos por día. Están viendo cómo reubicar el faenado”. A la imposibilidad de continuar esta labor en particular se suma la duda sobre la capacidad de enfriamiento industrial en la provincia para mantener los pollos en condiciones hasta su venta para consumo. El titular de la cartera productiva provincial confirmó que se encaminaron tratativas con los ministros nacionales de Agricultura, Julián Domínguez, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni, para tramitar herramientas de ayuda al frigorífico y los sectores afectados. Las gestiones llegan hasta la Presidencia de la Nación. “El gobernador Gustavo Bordet iba a hablar con el presidente Alberto Fernández. Estamos hablando de la planta faenadora más importante del país y hay cuestiones que nos exceden como Provincia”, anticipó Bahillo.

Por otro lado, sobre las posibilidades de asistencia estatal, explicó que se estudiarán líneas nacionales, como los programas Repro de auxilio para salarios, y ciertas condiciones impositivas ante la AFIP, mientras que la Provincia dispondría de otra línea financiada por el Bersa, específica para la cadena avícola.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS