Sociedad Donar órganos es dar vida

Procuración de órganos: “Entre Ríos se destacó antes y durante la pandemia”

Uno de los cirujanos de Fundación Favaloro valoró a través de Elonce TV que la procuración y trasplante están muy instaladas en el sistema sanitario provincial. "La pandemia nos impuso un desafío muy grande", reconoció.
La procuración de órganos y tejidos, al igual que la mayoría de las actividades en la sociedad, se vio significativamente alterada por la pandemia. El nuevo escenario se configuró a partir de la marcada incidencia del virus en los ámbitos de la salud, las restricciones de movilidad y de otros servicios auxiliares, e impuso límites y desafíos que debieron abordarse con creatividad y esfuerzo. Elonce TV consultó a uno de los médicos cirujanos de Fundación Favaloro, Dr. Alejandro Bertolotti, cómo transcurrió este proceso de adaptación a las condiciones que impuso el coronavirus. "La pandemia nos impuso un desafío muy grande como sistema sanitario y como sistema de procuración, por lo que hubo que generar acciones y protocolos para obtener material específico para diagnóstico y cuidado personal de todos los recursos humanos que participan de un operativo de trasplante y procuración. Eso fue hecho en un tiempo record bajo la presión de tener que responder de manera segura a los pacientes que están en lista de espera para que el Covid-19, que nos ha puesto en jaque, no sea trasmitido a los receptores y que los equipos de salud estuvieran protegidos", sintetizó a Elonce TV el Jefe de Trasplante Pulmonar y Cardiopulmonar de la Fundación Favaloro, el Cirujano Cardiovascular y Torácico Dr. Alejandro Bertolotti.
Y continuó: "Fue un desafío enorme a nivel mundial y nacional, y lo hemos hecho entre todos de una manera eficiente a tal punto que nunca se detuvo la actividad de procuración y trasplante en el país, pese a la pandemia. Y no tenemos reporte de receptores que se hayan contagiado de Covid-19 a partir de un donante, con lo cual, habla de la seriedad y esfuerzo para mantener el compromiso con nuestros pacientes".

"Tuvimos que aprender qué era la enfermedad y cómo se trasmitía, cómo proteger a nuestros pacientes a través de las medidas que se transmitían a través del ministerio de Salud y elaborar protocolos especiales para pacientes con enfermedades crónicas y en lista de espera, investigar sobre la vacunación, y lo mismo con los pacientes trasplantados inmunosuprimidos a los que hubo que aprender a cuidarlos. Además de generar plataformas seguimiento virtual o presencial, de acuerdo a las necesidades de cada paciente, porque muchos no podían trasladarse por las restricciones en el país; hubo que desarrollar a los apurones lo que lo que hoy se conoce como telesalud o salud virtual", amplió el especialista.

"Las personas pueden cambiar su calidad de vida con un acto tan altruista como lo es la donación de órganos"

En ese sentido, el Dr. Bertolotti remarcó que "el trasplante no es solo un acto quirúrgico, que es el reemplazo del órgano afectado por un órgano donado, sino que el cuidado de por vida hacia ese paciente es el secreto del éxito del trasplante".

"Los pacientes más críticos sobre los que su enfermedad avanzó más, se les da más chance de poder obtener un órgano antes que aquel que está más estable, aunque haga menos que está en lista de espera. Tratamos de ser equitativos y justos en la distribución para ayudar al que más lo necesita", recalcó el especialista.
Punto aparte, aclaró que "la distribución y asignación de órganos en nuestro país se realiza a partir de una lista nacional, o sea que no importa la provincia de residencia del paciente o donde se procura el órgano". "Se toma a todo el país como potencial territorio para la obtención de órganos y en todas las provincias hubo actividad; sin dudas que Entre Ríos fue una de las que siempre se destacó antes y durante la pandemia porque la actividad de procuración y trasplante están muy instaladas en el sistema sanitario y aportan muchísimo a la lista nacional", destacó el cirujano de Fundación Favaloro.

Donación pediátrica

"A partir de la nueva ley por la que todos somos donantes bajó mucho la negativa familiar, que era una de las causas por las cuales muchas veces no lográbamos obtener los órganos", comentó al valorar que la normativa -conocida como ley Justina- "fue mejorada". "Se tiene mucha confianza en el sistema (...) pero poder obtener esos órganos que eventualmente pudieran aparecer tiene que ver más con una preparación del sistema sanitario que con una concientización de la población", diferenció al respecto. (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS