Sociedad Y posible venta de lotes

La justicia de Santa Fe investiga ocupaciones ilegales en dos islas del delta

La ministra de Ambiente, Erica Gonnet, pidió investigar la situación en Los Mástiles, frente a Granadero Baigorria. La Fiscalía además ya había posado la lupa sobre un hecho similar ocurrido en la isla Ingeniero Sabino Corsi.
La Fiscalía de Estado de la provincia investiga la situación de ocupación de tierras y presunta venta de lotes en la Isla de Los Mástiles, ubicada en el delta del Paraná al norte de Rosario, a pedido de la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet, y a poco de conocerse una denuncia pública de organizaciones ecologistas acerca de irregularidades en ese territorio. El organismo presidido por Rubén Weder ya había posado la lupa sobre un fenómeno similar en la isla Ingeniero Sabino Corsi, también de jurisdicción santafesina, tras presentaciones formuladas por el Ente Administrador del Puerto Rosario (Enapro).

La ministra Gonnet reveló además que la semana pasada ordenó la realización de un relevamiento aéreo con drones sobre la isla de 900 hectáreas, cedida en partes casi iguales a los municipios de Capitán Bermúdez y Granadero Baigorria. Entregó el material audiovisual obtenido al fiscal de Estado junto con la solicitud de apertura de actuaciones administrativas, “que podrían derivar en presentaciones penales de ser necesario”, abundó la funcionaria. “Es ilegal vender terrenos en la isla”, advirtió, y precisó que el organismo, encargado del asesoramiento y de la defensa legal del Poder Ejecutivo, ya investiga presuntas irregularidades en la Sabino Corsi. En esa isla de 200 hectáreas, popularmente conocida como Banquito San Andrés y de dominio rosarino, Gonnet admitió que hay 24 construcciones históricas. “Yo celebro que estas cosas se visibilicen y estén en agenda; son cuestiones conflictivas que antes no se abordaban ni se hablaban, se naturalizaban. Hoy estamos hablando de ellas e interviniendo para que no avancen”, aseguró.

Ambos territorios están incluidos en la iniciativa Regenera Santa Fe, anunciada a principios de este año, que consiste en la ampliación de las áreas protegidas en el delta del Paraná. “Se trata de un programa que pensamos para zonas que están siendo vulneradas, para protegerlas. Es un gran desafío y hay mucho para ordenar”, continuó Gonnet, y aclaró que no saldrá un único decreto del gobernador Omar Perotti que establezca la creación de todas las reservas naturales al mismo tiempo sino que se van a ir firmando convenios con las municipalidades que tienen los comodatos y luego se emitirán los decretos correspondientes.

En principio Regenera Santa Fe incluía cinco puntos sobre la costa: además de los mencionados, muy cerca de la ciudad de Rosario, están la Isla Pereyra en la zona de Villa Constitución, el parque nacional Islas de Santa Fe en el centro de la provincia, y la isla La Fuente cerca de Reconquista. Ahora se sumaron Yugo Quebrado en el norte, Sancti Spiritus, y La Rinconada en San Javier. Gonnet también dijo que estudian destinar a reserva una porción de la extensa superficie que ocupan los Bajos Submeridionales, lo cual de concretarse también quedaría bajo el paraguas de Regenera Santa Fe.

Primer inventario de humedales
“La provincia apoya una ley nacional de humedales, uno de cuyos ejes es hacer un inventario, y de hecho estamos impulsando un inventario por primera vez en Santa Fe porque lo consideramos necesario y urgente. Lo llevamos adelante con el gobierno nacional, que ya viene trabajando en el tema”, siguió la ministra, y contó que se encuentran en una etapa de capacitación de equipos de trabajo y que mantienen reuniones con técnicos de tres importantes universidades nacionales de las ciudades de Rosario, Rafaela y Santa Fe.

“Estamos creando el programa formalmente y llevará tiempo. Lo haremos a través de convenios y con la participación de organizaciones civiles. La idea es actuar en conjunto ya que el inventario no implica solo un relevamiento sino planificación: si bien tiene que haber una metodología científica, deben incorporarse otros saberes desde la experiencia”, consideró.

En ese sentido, señaló que la ley de humedales de la provincia, aprobada en 2019 a instancias del diputado Fabián “Palo” Oliver, no contempla un inventario dentro de su articulado. Por eso la estrategia del gobierno es, antes que reglamentar la norma, plantear oportunamente modificaciones a la Legislatura. “No queremos que se mezcle lo político en la cuestión ambiental, que es transversal. Nótese que la ley de acción climática salió por consenso en menos de un año. Creo que con la cuestión de los humedales tiene que ser igual, en todo caso vamos a trabajar (desde el Ejecutivo) una propuesta de modificación para enviarla a la Legislatura para su discusión”, dijo Gonnet en un golpe de timón, ya que en enero había expresado que iniciaría una ronda de consultas con organizaciones sociales para su reglamentación.

“Mejor preparados frente a los incendios”
A causa de los incendios de 2020 en las islas del delta del Paraná se perdieron, de acuerdo a los cálculos más optimistas, unas 300 mil hectáreas, 20 mil de las cuales pertenecen a territorio santafesino. Los Faros de Conservación fueron una propuesta del gobierno nacional para controlar una extensa superficie, que se piensa como una herramienta de monitoreo, prevención y protección (al igual que el inventario de humedales).

“Santa Fe propuso cuatro emplazamientos para los faros, que es un nombre simbólico relacionado con monitoreo y actuación en el territorio”, aclaró la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet. En el parque nacional Pre-Delta de Diamante, Entre Ríos, ya hay uno instalado, mencionó, y se está desarrollando un trabajo con los productores.

Los sitios que propuso la provincia para instalar los faros son las islas Sabino Corsi, El Charigüé, el Parque Nacional Islas de Santa Fe, frente a Puerto Gaboto, y la Isla del Sol, en cercanías de Villa Constitución. “Ya se está trabajando: en los distintos lugares hay cuestiones instaladas, desde capacitaciones a tecnología”, aseguró Gonnet y dijo que esta infraestructura servirá para la detección temprana de los focos ígneos.

“Lo importante es que este año nos encuentra en mejor posición frente a la posibilidad de que se produzcan incendios: estamos avanzados en la cuestión de los controles aéreos con aviones, con ampliación del cuerpo de brigadistas y en articulación con un protocolo con Entre Ríos. Estamos mejor preparados”, concluyó la funcionaria, en un contexto en que la multiplicación de actividades humanas en la zona de islas y las condiciones climáticas de sequía hacen prever una segunda ola de quemas. (La Capital)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS