Sociedad Bienestar

“Conservar alimentos y planificar el menú”: cómo comer sano sin gastar de más

La nutricionista Elvira Marcó dialogó con Elonce TV, y brindó una serie de consejos para comer saludable sin necesidad de gastar mucho dinero. Planificar un menú semanal y aprender a conservar los alimentos fueron algunas de las claves.
La nutricionista Elvira Marcó brindó una serie de recomendaciones ante Elonce TV para poder llevar adelante una alimentación balanceada, equilibrada y nutritiva sin descuidar el bolsillo. “Es importante conocer bien los alimentos y la forma de preparar los platos para poder ahorrar”, sostuvo.
Cómo conservar los alimentos
Es fundamental aprender a conservar los alimentos. Una de las ventajas es que se puede comprar alimentos de temporada y los podemos utilizar cuando deseamos. Hay muchas técnicas de conservación caseras, como los procesos de deshidratación, y eso se puede hacer a través del horno o al sol”, sostuvo Marcó.
Deshidratación

Se trata de un proceso en el cual se logra eliminar prácticamente la totalidad del agua de un alimento mediante el calor, sin alterar los nutrientes, vitaminas y minerales de los mismos y concentrando su sabor.

Al respecto, Marcó explicó que “para ese proceso es necesario que la fruta o verduras se corte en rodajas y se debe hacer cuando está muy madura. Se lo debe colocar en una placa en el horno, a no más de 55º, con la puerta abierta y cada treinta minutos hay que girarlas. Este proceso lleva alrededor de cuatro horas y se pueden conservar años”. A su vez explicó muchos utilizan las frutas de deshidratadas para que los niños las consuman como golosinas.
Fermentación
Cómo ya había mencionado en ocasiones anteriores la nutricionista, otra de las formas de conservar alimentos es a través de los procesos de fermentación.

“De esta manera podemos incorporar probióticos. Se pueden almacenar frutas y verduras y utilizarlos en una picada saludable”, detalló.
Baño maría

Las conservas mediante calor se han hecho tradicionalmente embotando los alimentos en tarros que luego se calientan al baño maría, llevando el agua a ebullición en una olla. Al elevar la temperatura del alimento se consigue eliminar los microorganismos. A su vez, al enfriarse la conserva se hace el vacío dentro del frasco , quedando cerrado herméticamente, sin aire en el interior.

Este sellado hermético a su vez impide la entrada de aire que pueda contaminar el producto y además, la ausencia de oxígeno es otro factor que inhibe el crecimiento de microorganismos.

“Con este método lo podemos hacer, sopas, guisos y mermeladas. Lo importante es que el frasco este esterilizado”, sumó.
Congelado
La manera más común para conservar los alimentos es congelarlos, “lo importante es que la temperatura este a -18º, hay que enfriar los alimentos previamente, es recomendable colocarlos en frascos de vidrios o bolsas aptas, para que el alimento no esté en contacto con el plástico”, mencionó.
Planificar el menú semanal
La nutricionista, destacó que otra manera para ahorrar, es “planificar las comidas de la semana y en base a eso ir al supermercado. Vamos a comprar solo lo que necesitamos, así evitamos almacenar por las dudas”, detalló.
Y amplió: “un alimento barato y versátil es el huevo, lo podemos cocinar de múltiples maneras y aporta muchas proteínas. El huevo tiene un consumo liberado y se puede comer hasta cuatro por día y es un buen remplazo de la carne”.

Otro de los tips, que brindó la nutricionista acerca de ahorrar y comer saludable, es no consumir pan de molde, sino que es mejor “comprar pan en una panadería, y que sea del día. Cuando este se pone duro podemos hacer torrejas francesas, o budín”.
Frutas y verduras
“Lo ideal es comprar frutas y verduras de estación, las podemos consumir frescas o luego cuando están más maduras podemos realizar mermeladas, sopas y diversas conservas. La sopa casera es económica y se pueden congelar. Hay que colocar las verduras cortadas, poca agua pasarlas por la licuadora y obtendremos una sopa crema muy sabrosa”, detalló Marcó.
Otra de las cuestiones tener en cuenta es el agua: “Es una bebida saludable y más económica que las gaseosas. Muchas veces pasa que los niños nos quieren consumir agua sola, entonces se le puede agregar jugo de frutas naturales o té frío”.

“Una jarra de agua, con rodajas de naranja, pomelo y hojas de menta es algo muy económico, rico y desintoxicante”, aportó.

Otro reemplazo de la carne es comer legumbres como lentejas, arvejas y soja. “Es algo que rinde mucho, aporta muchas proteínas, se pueden utilizar en sopas, cazuelas, rellenos de empanadas, en ensaladas”, sumó.

Finalmente, manifestó que “los condimentos son un aliado en las comidas, son económicoe, duran años y le cambian el aspecto y el sabor a alimentos básicos”.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS