Sociedad Brindan cursos y sugerencias

Lenguaje inclusivo en el INTA: guía recomienda usar “pronombres sin género”

Las sugerencias están dirigidas al personal para utilizar en el organismo. Cumplir con las pautas "no tiene carácter sancionador ni restrictivo, sino que busca ser una herramienta de trabajo útil con enfoque de género".
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) realizó un manual de lenguaje inclusivo para ser usado en el ámbito del ente descentralizado del Ministerio de Agricultura y en el que aconsejan no usar "marido y mujer".
El organismo, cuya presidenta es Susana Mirassou y que cuenta con cerca de siete mil empleados, precisa en la guía que el personal del INTA lleva adelante el cumplimiento de la Ley Micaela que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres.
Susana Mirassou al asumir la presidencia del INTA, en febrero de 2020.
Ser una guía
Según se precisó, "hasta el momento 2900 agentes ya realizaron la capacitación" y cumplir con las pautas "no tiene carácter sancionador ni restrictivo, sino que busca ser una guía, una herramienta de trabajo útil con enfoque de género".
"Aspiramos a que permita revisar los usos en distintas situaciones comunicativas (oral, escrita, formal e informal, interna y externa) y propicie el uso de un lenguaje inclusivo que evite la discriminación y reproducción de los estereotipos de género", indica.
“Ocultan al género femenino”
Entre las recomendaciones, aconseja utilizar la palabra cónyuges en lugar de "marido y mujer". Aunque en el manual aparece mal escrita: "conyugues", sin tilde y con la segunda 'u' de más.
"A menudo repetimos fórmulas del lenguaje que, debido a su contenido, y no tanto a la forma, subordinan u ocultan al género femenino. Es decir, el sentido del mensaje comunica la subordinación de la mujer por el hombre", explica la guía a la que accedió Clarín.
Además, ejemplifica con la utilización de "las y los trabajadores y sus familias", en lugar de "los trabajadores y sus familias".
Pronombres sin género
Entre otros puntos, "se propone la utilización de pronombres y determinantes sin género" y sugiere reemplazar el uso de "el", "los", "aquel" o "aquellos" seguidos del relativo "que" por "quien", "quienes" y "cada". Por ejemplo, evitar "el que suscribe" y hacerlo en cambio con "quien suscribe".
En relación a los artículos, se pide evitar el uso de "las /los" para incluir a las mujeres. "No es necesario usarlos siempre, ya que existen palabras que incluyen a las mujeres y a los hombres", se aclara. Y, en lugar de "los niños y las niñas", recomienda decir "La población infante/La infancia".
"Para el caso de los nombres colectivos recomendamos un uso no discriminatorio y que haga referencia tanto a hombres como a mujeres", indica. Y agrega hablar de "la planta del INTA", en lugar de "los trabajadores del INTA". Otro ejemplo que expone es usar "el funcionariado" por "los funcionarios".
Evitar el sexismo con la X y la E
En otro fragmento, el manual aclara: "Como vemos a diario en el lenguaje más coloquial que intenta eludir el sexismo, el uso de la 'x' y la 'e' aparecen como posible solución. Utilizar estas dos formas en reemplazo de las vocales temáticas de los sustantivos, adjetivos y pronombres es, ciertamente, una manera de evitar que el lenguaje tenga una carga de sexismo".

"Dicho esto, e independientemente de que estas formas suelen funcionar bien para la oralidad o mensajes escritos informales (whatsapp, redes sociales, etc.), son contraproducentes a la hora de amalgamar lenguaje inclusivo y coherencia gramatical", añade.

"Más allá de que la recomendación es evitar estas formas en contenidos institucionales (entre otras cosas, la x presenta el problema no menor de la pronunciación y la “e” también responde a palabras de género masculino en algunos casos como el de “representante”), cualquiera de estas alternativas puede ser suplida por opciones que, dentro de estructuras que den sentido a la gramática, pueda contener a ambos géneros", se agrega.
Susana Mirassou al asumir la presidencia del INTA, en febrero de 2020.
Asunción
En febrero del año pasado, la ingeniera agrónoma Susana Mirassou asumió como presidenta del INTA, en un acto desarrollado en la principal estación experimental del organismo, en Castelar, encabezado por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Agricultura, Luis Basterra.
Mirassou se convirtió en la primera presidenta mujer en ocupar este cargo en la historia del Instituto, creado en 1956. Llegó con una amplia trayectoria en el área de Planificación y la cartera de Proyectos al posicionarse como la principal candidata relegando a otros nombres de peso como Francisco Anglesio, Héctor Espina y Mariano Garmendia.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS