Sociedad Dio precisiones en Elonce TV

Venus: "Se puede pensar otro concepto de vida en la atmósfera", dijo científica

Sara Seager, Profesora de Ciencias Planetarias y Física del Instituto de Tecnología de Massachusetts y co-autora del descubrimiento, contó a Elonce TV qué es la fosfina, qué proyecciones tienen y cómo continúan la investigación.
Un grupo de astrónomos descubrió en las nubes de Venus una extraña molécula creada por microbios, lo que apunta a un indicio de vida.

La Profesora Sara Seager, coautora del descubrimiento que generó un gran debate e interés en la prensa, público y la comunidad científica, dialogó con el programa Ecos de un mundo estrellado, de Elonce TV, y contó más detalles acerca de este hallazgo.
"Esta detección de fosfina es una lección muy interesante porque, aunque el gas fosfina en la Tierra solo está asociado con la vida, en Venus no estamos seguros de qué es. En realidad podría ser una química conocida o podría ser una señal de vida que no conocemos. Esto muestra que va a ser difícil la búsqueda de vida en otros mundos por la firma biológica de sus gases. Tendremos mucho trabajo una vez que encontremos el gas sospechoso", dijo.

Comentó que "la superficie en Venus es tan caliente que ninguna vida podría sobrevivir en la superficie. Es muy caliente para moléculas complejas. Pero lejos de la superficie, arriba en la atmósfera, hay una atmósfera cada vez más fría. A unos 50 kilómetros sobre la superficie la temperatura es buena para la vida, no es demasiado caliente, no es demasiado fría, pero sigue siendo un medio ambiente duro incluso cuando la temperatura es la correcta. Las nubes son muy ácidas, muy seco todo, y nadie sabe cómo la vida podría sobrevivir allí".

"La profesora líder del proyecto, Jane Greaves, quiso buscar una señal de vida en Venus y leyó la literatura científica buscando la molécula perfecta y encontró oscuros artículos científicos. Uno es de la década de 1990, el otro del 2000. Hablan de la fosfina en la Tierra como solo asociado a la vida en ambientes libres de oxígeno. La fosfina también tenía una firma, como una huella dactilar, en longitudes de onda de radio. Ella es una experta en radioastronomía, así que decidió buscar fosfina", remarcó.

"Hay otros gases producidos por la vida, es una lista muy larga, podríamos ir a buscar a Venus u otros planetas. Algunos de esos gases también salen de volcanes como el metano y el óxido nitroso. Hay una larga lista de gases que podríamos buscar en Venus. La naturaleza tiene los mismos materiales químicos para trabajar que la vida, sin embargo, hay muchas otras moléculas que son más largas y complicadas. Hay uno que se llama dimetil fosfato y es una especie de molécula más grande y está hecho por fitoplancton en los océanos de la Tierra", indicó.

En ese sentido, aseguró que "ahora mismo no tenemos forma de estudiar planetas lejanos para los gases de firma biológica. Podría haber uno o dos planetas que apenas podríamos alcanzar con telescopio espacial Hubble, todos estamos esperando que el telescopio espacial James Webb sea lanzado el próximo año con suerte, ya que planeamos buscar firmas biológicas con eso".

"Sería muy difícil buscar gas fosfina utilizando el telescopio espacial. Tendríamos que tener mucha fosfina en la atmósfera del exoplaneta y tendríamos que tener mucho tiempo con el telescopio para tener alguna esperanza de detectarlo", agregó.
No hay dudas de que es fosfina
La profesora dijo que "estamos seguros de haber encontrado fosfina porque la señal se encontró con dos radiotelescopios diferentes: uno en Hawaii y otro en Chile. Dos telescopios vieron las mismas características utilizando diferentes técnicas de análisis de datos. Este descubrimiento nos ayuda a expandir nuestra imaginación más allá del planeta Tierra. Cuando pensamos en los exoplanetas, hay miles de ellos por ser descubiertos".

"Hay naves espaciales que se acercan a Venus. Hay una llamada Beppy Colombo que está camino a Mercurio y va a usar a Venus como una onda para aprovechar su asistencia de gravedad. Esperan encender sus cámaras. Hay más misterios en Venus y hay un patrón de absorción ultravioleta. Se piensa que hay algunas bacterias fotosintéticas flotando en la atmósfera. Es posible que si hay vida, de alguna manera haya hecho una capa protectora de material", señaló.
Posible misión a Venus
La científica también se refirió a la posibilidad de realizar una misión y poder explorar con más precisión el planeta. "Los rusos ya han enviado globos a Venus. Estaban cubiertos con teflón para que las gotas de ácido sulfúrico no pinchen el globo. Flotaron durante unos días. Nos gustaría detectar fosfina y otros gases en la atmósfera. Nos gustaría llevar un microscopio y tratar de buscar la vida misma que seguirá siendo difícil, porque hay una gran cantidad de aerosoles y gotitas esféricas que serán difíciles de distinguir de la vida, pero esa es la idea", aseguró.

Además, expresó que "estoy emocionada porque creo que esto ayudará a reavivar nuestro interés por Venus y nos ayudará a conseguir una misión para buscar vida y signos de vida. Estoy emocionada también porque es un misterio. Si algo bueno comienza a suceder, todos pueden beneficiarse, todos pueden sacar algo bueno de este descubrimiento".

"Estudiamos fosfina por varios años. Se puede pensar en otro concepto de vida en la atmósfera porque argumentamos que la vida solo en la forma de pequeñas bacterias probablemente tiene que vivir dentro de gotas donde estarán protegidas del duro ambiente exterior. Pero las gotitas crecen con el tiempo, chocan, crecen. Y como la vida es vivir, reproducirse y metabolizarse, eventualmente las gotas se vuelven suficientemente masivas como para que comiencen a asentarse fuera de la atmósfera como una lluvia lenta y constante. Así puede persistir la vida durante millones de años", dijo.

Comentó que "la teoría que se me ocurrió es que a medida que las gotas caen de la atmósfera a temperaturas cada vez más altas, el líquido se evapora dejando una partícula similar a una espora. Sin todo el líquido la partícula no es lo suficientemente masiva para flotar hacia abajo y quedar suspendida en una capa. Hay una capa de neblina debajo de las nubes que no se comprende muy bien, es muy estable y duradera y la idea es que esta capa de neblina esté poblada con estas esporas en hibernación, que permanecen allí hasta que pueden ser ascendidas nuevamente. La atmósfera de Venus es muy complicada, es un lugar muy loco, con vientos y cosas que no entendemos".

"Creemos que Venus en sus inicios era como la Tierra, con temperatura agradable para vivir, con océanos, agua líquida y que podría haber sido un gran lugar para vivir. Pero Venus está cerca del sol, por lo que pensamos que sufrió un evento que lo empujó al límite para que se volviera más caliente. El agua comenzó a evaporarse. Cuanta más agua hay más se puso caliente. El efecto invernadero se puso fuera de control. Todo el dióxido de carbono que estaba encerrado en el agua se convirtió en gas. Así Venus terminó siendo muy caliente", finalizó. Elonce.com
Video: Descubren gases asociados a la vida en Venus

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS