Sociedad "Será segura"

"Estamos llegando al final del túnel", aseguró voluntario de la vacuna de Oxford

Joan Pons Laplana, es un enfermero español voluntario en la aplicación de la vacuna de Oxford e informó ante Elonce TV que "la vacuna podría estar lista para noviembre y en diciembre se la aplicaría a personas de riesgo".
Joan Pons Laplana, de 45 años es un enfermero español y es uno de los voluntarios para la vacuna que desarrolla la Universidad de Oxford junto con la farmacéutica AstraZeneca.

"Días atrás se había pausado dar las vacunas a los voluntarios porque uno de ellos atravesaba una mielitis transversa, una inflamación de los nervios, y se tuvo que determinar si fue causada por la colocación de la vacuna. Mas tarde se comprobó que nada tuvo que ver con la vacuna por lo que se siguieron con el tratamiento", indicó a Elonce TV, Laplana.
En relación al tratamiento que llevan adelante los voluntarios explicó que "nos dividen en grupos y en cada uno de ellos se actúa diferente. En mi grupo nos indicaron que tomemos paracetamol tres veces al día durante 72 horas, aunque no tengamos síntomas".

Y continuó: "No tuve ningún problema y he sido completamente asintomático. En otro de los grupos uno de los voluntarios tuvo pequeños efectos secundarios como dolor de cabeza, pero se resolvió a las 48 horas".

"Sabemos que la vacuna es segura y produce una doble protección. Los voluntarios produjeron anticuerpos y células T pero hay que determinar si estos anticuerpos son capaces de parar el virus antes de que invada el organismo", refirió.
¿Cuándo estará lista?
Sobre los tiempos de finalización de las pruebas, el enfermero manifestó que "en octubre o noviembre se podrá saber si esta vacuna es eficaz y entonces las primeras dosis podrían estar en el mercado antes de navidad para poder empezar a vacunar a todas las personas de riesgo y en el 2021 al resto de la población".

"Para poder tener los datos correctos los voluntarios debemos contraer el virus por eso buscan personas en diversos países con mayor incidencia de covid como Brasil, Chile, Estados Unidos", agregó.
A Joan Pons Laplana le colocaron la primera dosis de la vacuna el 5 de junio y desde ese momento hasta ahora asegura que no percibió ningún cambio, "debo realizarme controles periódicos de temperatura y si tengo más de 37.8 lo tengo que informar, porque es importante que ante cualquier cambio en la salud los especialistas lo sepan".

"Es la primera vez en la historia donde se está viviendo como se hace una vacuna en vivo, por eso cada vez que hay un pequeño problema ocurre un estado de pánico, pero es algo normal, están poniendo la seguridad de nosotros por encima de carrera política", mencionó.

Y aseguró: "Cuando la vacuna salga será porque será segura no porque alguien en algún despacho decidió que salga al mercado"
"Vida normal"
En cuanto a las indicaciones que debe seguir el voluntario, explicó que "tengo que hacer vida normal, en este momento estoy aislado, pero es porque fui de vacaciones a España y la ley del Reino Unido indica que cualquier persona que regrese al país debe hacer cuarentena".
"No me pidieron que me exponga al virus, tengo que utilizar los elementos de seguridad necesarios como enfermero y como cualquier persona", declaró.

"La luz al final del túnel está llegando, cada vez es más brillante"

Laplana indicó que su hija pequeña tuvo coronavirus y él dio negativo en todos los hispoados, "eso me da esperanza que la vacuna está funcionando", resaltó.

Sobre cómo sigue el tratamiento remarcó que "el 25 de septiembre tengo una cita con la Universidad de Oxford y van a determinar cuándo se va a aplicar la otra vacuna"

"Está evaluando si todas las personas necesitan dos dosis o es solo para la población de riesgo", declaró.
Situación sanitaria
En cuanto a la situación de coronavirus en Inglaterra indicó que "hay muchos casos confirmados, pero es porque se realizan muchos tests. En abril la tasa de mortalidad era mucho más elevada, en ese mes fallecían alrededor de 1500 personas por día y ahora solo estamos en 20 fallecimientos diarios, de todos modos, la situación preocupa muchísimo".
Sobre el sistema sanitario manifestó por el momento está bien, pero como la curva de contagios está subiendo es peligroso".

En este sentido informó que hay bares y comercios abiertos, la única restricción son las reuniones de más de seis personas.

"En este momento el gobierno está por detrás del virus, necesitamos que las autoridades se pongan por delante y le ganemos al coronavirus", declaró.

Ante la posibilidad de un segundo gran brote de contagios aseguró que "otra ola seria mucho peor porque las personas ya no seguirán las normas de seguridad, están cansadas".

Al finalizar el voluntario reflexionó que él y su familia, al igual que el resto de la población extraña "vivir", "necesitamos estar sin miedo, mis hijos quieren hacer cosas de chicos, salir, ver a sus abuelos, reunirse con amigos, ir de fiesta, pero tienen un miedo constante".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS