Sociedad Es un arzobispo polaco

El nuevo nuncio dijo que Francisco "tiene ganas de visitar la Argentina"

El nuevo nuncio apostólico Miroslaw Adamczyk, que llegó al país el domingo pasado, dijo que el papa Francisco "tiene ganas de visitar la Argentina". Le habló del país y de su Iglesia de "con mucha ternura y amor".
En sus primeras declaraciones públicas, realizadas a la agencia católica AICA, el arzobispo polaco, de 58 años, confirmó que se reunió con el Santo Padre antes de llegar a su nuevo destino y que le habló de la Argentina y de la Iglesia de nuestro país "con mucha ternura y amor".

No es la primera vez que el Papa transmite su deseo de viajar a la Argentina. Lo había dejado trascender en julio de 2019, en un diálogo con el periodista Joaquín Morales Solá, y luego en noviembre de ese año, en declaraciones a Télam, aunque él mismo veía difícil que se pudiera concretar en 2020. La expansión de la pandemia hace más difícil pensar en una visita en un plazo inmediato.

"El Santo Padre me habló de la Argentina y de la Iglesia aquí presente con mucha ternura y amor. Él reza continuamente por su país, asegurando, con sus pensamientos y oraciones, su cercanía a la vida de todos los argentinos", declaró monseñor Adamczyk, tras comentar que el Papa recibe a cada nuncio apostólico antes de su nueva misión, lo que hizo con él antes de emprender el viaje a Buenos Aires.

"Con la colaboración y la ayuda de los argentinos, espero conocer a este amado país y comprender a esta noble nación", dijo Adamczyk, quien hasta junio se desempeñó como nuncio en Panamá, donde recibió a Francisco durante la Jornada Mundial de la Juventud, en enero de 2019.

El arzobispo polaco permanece aislado 14 días en la Nunciatura, en cumplimiento de la cuarentena, como obliga el protocolo sanitario a las personas que llegan del exterior.

El nuncio es el embajador del Papa y en la Argentina es considerado el decano del cuerpo diplomático.Adamczyk sucede anterior nuncio, el arzobispo congoleño Leon Kalenga, quien murió en junio del año pasado, cuando se encontraba en Roma, por un cáncer fulminante.

Entre 2013 y 2017, fue nuncio en Liberia, Sierra Leona y Gambia. "Los dos primeros países fueron azotados por una grave epidemia de ébola, una enfermedad altamente mortal", recordó el prelado polaco, al comentar los alcances de esa epidemia regional que afectó a esos países y a Guinea.
"Los países africanos superaron su epidemia con ayuda internacional y también, gracias a la autodisciplina. El ébola difícilmente perdona, la tasa de mortalidad más baja es del 50%, por lo cual todos trataron de adaptarse a las medidas de seguridad", reveló.

La Nación

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS