Sociedad La docencia en primera persona

Día del Maestro: "Amo esta profesión, el cariño de los niños es hermoso"

Liliana Testabruna es docente jubilada, trabajó toda su vida en zonas rurales y tiene los mejores recuerdos. "Fui muy feliz en la escuela, los niños del campo son distintos, se crea un vínculo especial", contó a Elonce TV
Cada 11 de septiembre se celebra el Día del Maestro en conmemoración a fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento, considerado "el padre del aula", debido a la gran labor que desarrollo en torno de la educación en nuestro país. Liliana Testabruna es docente jubilada oriunda de Concordia quien ejerció su profesión en escuelas rurales. Ella trabajó muchos años en una escuela que quedaba a 78 kilómetros de su hogar. "Recorría el camino todos los días, pero lo hacía con mucha satisfacción, los niños dan un cariño incomparable", relató a Elonce TV.

"Todos los maestros somos felices de ejercer nuestra profesión y hacemos un gran esfuerzo para que nuestros niños reciban la mejor calidad de educación", indicó la docente.

Y resaltó: "En el campo la vida es un poco más complicada, por las distancias, accesos, caminos, hay zonas muy desfavorables y cuando llueve todo se complejiza".

Al estar alejadas de las ciudades, en el campo las escuelas son el centro de la comunidad, muchas veces no hay comisarías cerca, ni iglesias entonces las personas toman como referencia la escuelita.

"La relación con la familia es muy distinta que en la ciudad, los padres siempre se ofrecen para ayudar a reparar cosas, auxiliarte si te pasa algo de camino y sobre todo son respetuosos", señaló.
En este sentido contó que "también las familias saben que cuentan con los maestros, en mi caso como volvía a la ciudad, ellos me encargaban cosas que necesitaban como hacerles cargas virtuales en el celular, remedios, comprar diferentes cosas, etc".
Dar clases en zonas rurales
"Los niños del campo son diferentes, son muy respetuosos y cariñosos, van contentos a la escuela porque es el único lugar donde se encuentran con sus amigos", relató Testabruna.

Y continuó: "Esperan con ansias ir a clases, casi no se pelean. Siempre son pocos alumnos por escuela, hay veces que hay entre 10 y 20".
"Los alumnos son muy cariñosos y eso reconforta", reflexiono.

"Con el correr del tiempo la vida se fue modernizando, antes era muy difícil tener señal de celular, debíamos subirnos al techo, pero luego colocaron antenas y fue más fácil. Nos mandaron elementos electrónicos, pero nunca pudimos conseguir que nos pongan internet", culminó la docente.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS