Sociedad Frontera caliente

En dos meses deportaron más de 1300 bolivianos de Salta

Sólo el último miércoles, la Policía impidió el ingreso de 150 extranjeros que trataban de ingresar por Aguas Blancas, cruzando el río Bermejo.
La situación en el norte de Salta continúa escalando. A medida que Tartagal se transforma en la zona con más casos de coronavirus de la provincia, preocupa en constante esfuerzo de ciudadanos bolivianos que intentan ingresar al país por pasos ilegales.

Mucho dio que hablar en los últimos días el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, al referirse a esta problemática, y particularmente al hecho de que el motivo de muchos de los ilegales es el cobro de subsidios nacionales, a los que acceden por tener doble nacionalidad, a pesar de que no residen en la Argentina.

Según el último reporte de la policía, el pasado miércoles efectivos de diferentes unidades especiales de la Unidad Regional 2 evitaron el ingreso de más de 150 bolivianos que trataban de ingresar a la provincia a través de Aguas Blancas, cruzando el río Bermejo.

Luego de ser detenidos por las fuerzas locales, se dio aviso a la Policía Naval boliviana, con la que se coordinó el retorno de los ilegales a su país, y a cargo de quienes quedó el procedimiento y de las diligencias correspondientes según las normativas de seguridad sanitaria del vecino país.

Por otra parte, en los últimos dos meses ya suman 1300 las personas de Bolivia que fueron deportadas por intentar ingresar de manera ilegal al país.
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS