Sociedad Desde distintas facultades

Investigadores entrerrianos trabajan para mejorar la atención en geriátricos

En la UNER buscan optimizar los procesos de prevención del contagio del coronavirus. Desde la UCU se elaboró un proyecto para propiciar el contacto virtual de los pacientes con sus allegados, ya que están prohibidas las visitas.
Los adultos mayores alojados en residencias geriátricas están entre los sectores más vulnerables de la pandemia. A la alta letalidad que muestra el virus en esa franja, se suma la imposibilidad de aislar completamente a los pacientes, dado que el personal debe ingresar a trabajar. A la vez, la imposibilidad de recibir visitas los preserva en lo sanitario, pero genera consecuencias emocionales.

Si bien en Entre Ríos no se presentó ningún caso en este tipo de instituciones, lo que a diario se registra en los geriátricos de CABA, donde hay numerosos contagiados -y, en consecuencia, varias personas muertas-, enciende las alertas y ocupa tanto a las autoridades de salud como a los profesionales vinculados a los adultos mayores.

Es así que desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) se elaboró un proyecto tendiente a optimizar las acciones de prevención en los geriátricos, que fue presentado ante el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación con la meta de obtener financiamiento.

Los investigadores que lo impulsan son de Villaguay y se basaron en la experiencia con los hogares de ancianos de la localidad que, en total, albergan a 100 pacientes. Lo que notaron es que en esta franja se dificultan las acciones de autocuidado y, además, el personal se ve en ocasiones desbordado con tantas recomendaciones y protocolos que se actualizan a veces en cuestión de horas.

Lo que proponen en el proyecto es recopilar las pautas vigentes emanadas del sistema de salud pública, analizar su funcionamiento y, eventualmente, adaptarlas a las situaciones propias de cada institución. También apuntan a sistematizar y simplificar las instrucciones recibidas para que resulten accesibles y de fácil interpretación.

"De esta forma se logrará un doble objetivo: por un lado, la puesta en práctica de mecanismos de prevención del covid-19 y por otro la generación de nuevo material e información útil a tal fin", indicaron en la iniciativa presentada que incluye, entre otras herramientas, la creación de una aplicación con listas de chequeo para procesos de rutina y otros elementos que permitan agilizar la labor cotidiana en los geriátricos.
Contacto visual
A raíz de la pandemia, desde el Comité de Organización de Emergencias en Salud (COES) se elaboraron recomendaciones cuyo cumplimiento es verificado en visitas que agentes del Ministerio de Salud realizan a las instituciones de todo Entre Ríos.

Una de ellas apunta a disminuir los efectos adversos del aislamiento social en geriátricos y, ante la prohibición estricta de visitas, plantea "reforzar el uso de entretenimientos y medios de distracción individual, con el objetivo de evitar sentimientos de angustia". Se menciona, además, que los pacientes "podrán contactarse con sus seres queridos por medios virtuales".

Desde la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Concepción del Uruguay (UCU) se presentó una propuesta para obtener financiamiento de Nación relacionada a favorecer el cumplimiento de esta recomendación en particular ya que, en los hechos, no es simple su implementación.

Muchos pacientes no tienen celular y hay instituciones que no cuentan con conexión a internet. En caso de tener estos elementos, hay adultos mayores que no saben cómo ver un video o hacer una videollamada. Necesitan la ayuda de enfermeros y cuidadores, que no siempre tienen tiempo, desbordados por priorizar las medidas sanitarias y de higiene que multiplicó la pandemia.

El proyecto prevé que un investigador concurra a la institución en horario matutino provisto de un dispositivo y gestione la comunicación virtual del paciente con familiares o amigos. Por la tarde, la iniciativa propone otra visita, pero con el objetivo de ayudar a los adultos mayores a escuchar música, leer o mirar películas, con el objetivo de favorecer los procesos cognitivos y contribuir así a su bienestar general.

La meta es hacer un registro de las acciones desarrolladas, para luego evaluar su impacto y, eventualmente, lograr que se transformen en un servicio más de los que brindan las instituciones geriátricas, donde en muchos casos no son numerosas las visitas, ni siquiera en tiempos normales.
La iniciativa de la UNER y la de la UCU son parte de un paquete de 24 proyectos generados en distintas universidades de Entre Ríos relacionados al coronavirus que, a la vez, integran una lista de más de 500 de distintos puntos del país.

Desde el Ministerio de Ciencia de la Nación se programó financiar 50 iniciativas, pero ante el éxito de la convocatoria se analiza duplicar ese número. A fines de mayo está previsto que se conozcan los proyectos seleccionados y asignarles el financiamiento necesario.
La palabra de los autores
El proyecto de la sede Villaguay de la UNER es de autoría de un equipo liderado por el docente Carlos Malatesta, que también dirige el hogar de ancianos Isidoro Redruello, una institución dependiente del Ministerio de Salud de la provincia que actualmente aloja a 45 pacientes en la ciudad del centro de Entre Ríos.

"Es uno de varios proyectos de extensión que desarrollamos desde la universidad, siempre en busca de responder a alguna demanda social. En este caso, queremos mensurar el grado de conocimiento de las acciones de prevención y las normas de bioseguridad por parte del personal, evaluar la factibilidad de instrumentar mejoras y sistematizar los protocolos y recomendaciones vigentes", explicó Malatesta a El Diario.

El profesional es docente de la carrera de Kinesiología de la Facultad de Ciencias de la Salud e integró al proyecto a miembros de los distintos claustros. Uno de sus alumnos, Guillermo Carrozzo, comentó a este medio que ya vienen trabajando en el hogar de Villaguay brindando información y elementos de seguridad, entre otras tareas, con la meta de hacer de soporte a lo que realiza el gabinete de emergencia local.
La autora del proyecto de la UCU es Marina Pagani, docente de ciencias biológicas diplomada en neurociencia. La investigadora señaló a El Diario que la gerontología y la educación emocional son las disciplinas que dan marco a la iniciativa, que logró el aval de las autoridades de la casa de estudios.

"Queremos que los adultos mayores puedan sostener un acercamiento con su entorno a través de celulares o tablets, pero no como una cuestión aislada o un favor que pueda hacerles alguien, sino como un servicio sistematizado", explicó Pagani.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS