Sociedad Para tener en cuenta

Cómo hay que lavar las toallas para eliminar los gérmenes de manera efectiva

El Foro Científico Internacional sobre Higiene del Hogar recomienda cambiarlas al menos una vez por semana, ponerlas solas en el lavarropas y utilizar un jabón "con oxígeno activo".
Que el baño es uno de los lugares de una casa donde más bacterias se acumulan no es novedad. Y que estos microorganismos son "fuente" de infecciones y enfermedades, tampoco.

De ahí que la limpieza sea fundamental y bajo esa premisa también entran las toallas.

Según las recomendaciones del Foro Científico Internacional sobre Higiene del Hogar (IFH, por sus siglas en inglés) que replica el diario español ABC, hay que lavar las toallas del baño al menos una vez a la semana, mientras que aquellas toallas que se utilicen en el gimnasio o en la pileta deben lavarse a diario.

Además, se aconseja lavar a una temperatura superior a los 60 grados y empleando jabón con oxígeno activo, capaz de eliminar las manchas y también los gérmenes. Según este foro, "sin la presencia del oxígeno activo no se destruirán las bacterias ni los virus".

Si no se cuenta con un detergente de este tipo se recomienda añadir amoníaco perfumado o vinagre para poder eliminar los gérmenes con eficacia.
Cinco consejos para lograr, además que las toallas queden suaves y esponjosas:

1. Lava solo las toallas en la lavadora. Es decir, no las mezcles con otras prendas.

2. Utiliza la mitad de detergente del que deberías: a mayor cantidad, se vuelven menos esponjosas.

3. Agua caliente, a no ser que la etiqueta aconseje lo contrario.

4. Suavizantes: no lo utilices en todos los lavados porque disminuye su capacidad de absorción. Sin embargo, sí las ayuda a ser más suaves y esponjosas durante más tiempo. Por ello, debes alternarlo.

5. Desinféctalas: las toallas se llenan de gérmenes. Para eliminarlos de verdad, no basta únicamente con lavarlas. Si tu detergente no tiene oxígeno activo, añade amoníaco perfumado, lejía o vinagre de limpieza en la gaveta del detergente del lavarropas.


Por último, pero no menos importante, el secado. Las toallas tienden a acumular la humedad. De ahí que generen olores con mucha facilidad ya que proliferan bacterias y moho. Lo mejor, por tanto, es secarlas en la secadora o al aire libre.

Recuerda también que, al sacarlas de la lavadora, debes sacudirlas para que sus fibras se expandan y recuperen su flexibilidad, evitando que queden apelmazadas.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS