Sociedad Ocurrió en Rosario

Niño baleado en una cancha: pasó a sala general y "solo quiere comer y comer"

Benjamín recibió un balazo en la cabeza hace 8 días antes de jugar un partido de fútbol y su vida estuvo en riesgo. Ya dejó la sala de terapia intensiva. Es el sobrino el ex delantero de Newell's y Banfield Mauricio Sperdutti.
Benjamín Biñale, el nene de 8 años que el sábado 17 de agosto fue alcanzado por una bala perdida en la cabeza mientras esperaba para jugar un partido de fútbol en el predio de Pablo VI, en bulevar Seguí y Garzón, de Rosario pasó este domingo a sala general según informaron su mamá Soledad y la directora del Hospital de Niños Víctor J. Vilela, Viviana Esquivel.

En diálogo con La Capital, su mamá Soledad comentó que "estamos en una sala común hace algunas horitas, estamos muy contentos. A Benja lo pasaron después del mediodía, yo llegué para reemplazar a la madrina y las enfermeras me dijeron que lo habían pasado a la sala común".

Consultada sobre cuáles eran los pedidos del nene, Soledad contó: "Quiere comer, comer y comer todo el tiempo. Ahora estamos tomando un café con leche con medialunas. Tiene una dieta liviana pero eso se lo permitieron".



También dijo que Benjamín "no es mucho de mirar la tele, es más de la play station" y comentó que esta tarde están leyendo "un libro sobre fútbol que se llama Futbolìsimo y ya leímos tres capítulos. Es muy lindo y a él le gusta mucho".

Sobre cómo continuaba la historia de Benjamín comentó: "Esto es todo nuevo para nosotros. Mañana tenemos una reunión con Viviana (Esquivel, la directora del Hospital de Niños, quien fue la pediatra de Benjamín al nacer), que ayer se acercó para decirnos que se está juntando con un grupo de psicólogos para ver la situación porque no es fácil ni para nosotros ni para Benja".

Soledad dijo que es una mujer de mucha fe y contó una anécdota que resumen su creencia: "Cuando estaba en la puerta de cirugía me cayó una pluma en la mano. Ese fue un ángel, esa fue una señal, esa fue toda mi fe. Si bien siempre creímos en Dios, cuando pasó eso me di cuenta que todo iba a salir bien porque Dios estaba con nosotros".

Por su parte, la directora del Hospital de Niños, Viviana Esquivel, comentó que "Benjamín fue pasado hoy a sala general, está acompañado con toda su familia. Ahora verán los médicos cómo va su evolución. El equipo de Salud Mental va a hacer diferentes intervenciones con él y su familia para ver el momento oportuno de darle el alta".

"Ahora viene la segunda etapa, que es explicarle a Benjamín que le pasó, cómo será la vuelta a su casa. Después, los médicos decidirán. Hay que esperar", confió la profesional.

El niño, quien juega desde los 7 años en el Club 7 de Septiembre, en la zona noroeste de Rosario, es sobrino del ex delantero de Newell's y Banfield Mauricio Sperdutti.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS