Sociedad Tras discusión de tránsito

Quién es el hombre con historial violento que golpeó y mató a un taxista

Esteban González Zablocki tiene 27 años. Está en pareja y tiene una hija. Estudia en la facultad de la zona y trabaja en una empresa familiar. La víctima falleció este viernes, horas después de que el acusado quedara en libertad.
Hasta este miércoles a la madrugada, llevaba una vida que podía considerarse común, corriente. Fue durante las primeras horas de ese día que saltó a los titulares como el conductor que, por una discusión de tránsito, agredió salvajemente al taxista Jorge Gómez, hasta dejarlo en coma y finalmente provocarle la muerte. La víctima falleció este viernes, horas después de que González quedara en libertad tras pasar un día detenido. Los antecedentes de violencia del agresor lo complican, en el marco de una causa por homicidio simple por la que podría pasar entre ocho y 25 años en prisión.

Es que, según fuentes judiciales, González le rompió la mandíbula a un vecino en un departamento de la calle Almirante Brown, en Mar del Plata. Fue el 23 de enero de 2013, durante unas vacaciones del agresor. La causa está en los tribunales de esa ciudad pero, según indica Clarín, avanzó poco y nada. Seis años después, la violencia se repite. "Agredió en forma intempestiva, sin mediar palabra alguna y con claras intenciones de causarle la muerte" al taxista, consta en el pedido de detención que hizo el fiscal Juan Menucci.
Jorge Gómez, la víctima, estaba internado en terapia intensiva con muerte cerebral en el Hospital Cuenta Alta, en Cañuelas. Allí murió este viernes.

"Corre el comentario de que el agresor va a quedar libre. Nosotros no queremos que lo suelten", se alarmó Guadalupe, sobrina del taxista atacado, minutos antes de que González finalmente fuera liberado.

"En tanto y en cuanto no esté definitivamente resuelta la cuestión vinculada a la eximición de prisión, no se puede hacer efectiva la orden de detención", explicó a este diario el abogado del agresor, José Luis María Villada.

La defensa había presentado -antes de entregar a González a la Justicia- un pedido de eximición que impide la privación de la libertad de un imputado. Y aunque el juez Juan Pablo Masi rechazó ese recurso, el planteo fue apelado y habrá que esperar a que sea resuelto por la Cámara de Apelaciones de La Plata. "La eximición de prisión denegada, hasta que no adquiera firmeza, invalida la posibilidad de ejecutar una orden de detención", precisó Villada.


Antes de que se confirmara la muerte de Gómez, el juez Masi también había modificado la imputación: de tentativa de homicidio con alevosía pasó a tentativa de homicidio simple. Tras el fallecimiento, González podría ser procesado por homicidio simple, un delito que prevé penas de entre ocho y 25 años de prisión.
Pero fuentes judiciales explicaron que González seguirá libre a pesar de la muerte del taxista. "El resultado de la muerte le cambia la situación legal, pero sigue en la misma situación procesal. Antes estaba acusado de 'tentativa de homicidio' y ahora estará imputado por 'homicidio simple'. Pero el hecho por el que se lo procesa es el mismo: haber ejecutado una golpiza con la intención de matar", explicaron.
Por ahora entonces, González seguirá en libertad, al menos durante 10 o 15 días. "Él está consternado, quebrado", sostuvo Villada, su abogado. Su defensor es la única vía para saber qué pasa por la cabeza de Esteban en estas horas: por consejo de la defensa, no hará declaraciones, ni ante los medios ni ante la Justicia.

Pero antes de este último episodio, antes de huir, entregarse, quedar detenido y, después, en libertad, Esteban cursaba tercer año de Arquitectura en la Universidad Nacional de La Plata. "Iba llevando la carrera a los tumbos, pero la llevaba", cuentan quienes lo conocen. Su perfil en redes también habla: según su cuenta de Twitter, tiene experiencia en la práctica de karate Kyokushinkai, una disciplina de mayor contacto que el karate tradicional, con énfasis en bloqueos y golpes de pies y manos.

También trabaja en la empresa de su abuelo, Domingo González y Cía. SA, un lavadero y molienda de conchillas que se usan para aportar calcio al alimento balanceado para animales. Funciona hace 75 años en la zona rural de Los Talas, en el partido bonaerense de Berisso. Allí, Esteban es encargado del sector de yacimientos de donde se extraen las conchillas de ostras. Cuando lo detuvieron, tenía puesta su ropa de trabajo.

Clarín.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS