Sociedad Dolor en la comunidad benedictina

A los 85 años, falleció en Victoria el padre Reynaldo Tentor

El fallecimiento del monje benedictino, que se produjo este lunes, provocó consternación y tristeza en la comunidad de Victoria. Se lo conocía como el "cura gaucho".
El fallecimiento del monje benedictino Reynaldo Tentor, que se produjo minutos después de las 20, de este lunes, provocó consternación y tristeza en la comunidad de Victoria.

Según se comunicó, sus restos serán velados en la Abadía del Niño Dios, donde se realizará la pertinente Misa Exequial a las 16 en la Iglesia Abacial y luego el sepelio en el cementerio de la Abadía.
El religioso, perteneciente a la orden de San Benito de la Abadía del Niño Dios, había nacido en la localidad de San Benito en el departamento Paraná el 10 de octubre de 1933. Tuvo una activa vida religiosa en las capillas de los barrios y del campo en el departamento Victoria.

Desde la década de 1970, había sido designado por el entonces Prior de la Abadía del Niño Dios, Padre Ignacio Bruni, asesor del equipo de catequistas a partir de lo cual se compenetró en la actividad, realizó cursillos específicos y comenzó una renovación desde los barrios, captando el interés de jóvenes y adultos.

Al comienzo de su misión contó con la animación de la Señora María Teresa López, laica consagrada, residente en aquel tiempo en la ciudad de Victoria. Paulatinamente fue implementando innovaciones tales como la Catequesis de Perseverancia, la Catequesis de Adultos, la Pastoral Juvenil, los Campamentos de Reflexión y Estudio de la Vocación desde la perspectiva Bíblica y Conciliar y el Curso Bíblico abierto a todos los fieles interesados, y de cuyas conclusiones surgió el Curso de Vocación y Espiritualidad del Catequista.

Formó gran cantidad de chicos en el deporte en el club del barrio de la Abadía como integrante activo de los equipos técnicos. Fue también el impulsor de la realización del Pesebre Viviente, adaptando los textos bíblicos a nuestra realidad y con un léxico acomodado a nuestra región.

También, por iniciativa del Padre Tentor, comenzaron a realizarse campamentos para los niños de catequesis, con lo que se inició un proceso que llevó hasta la organización de campamentos para preadolescentes y adolescentes.

Así también es reconocido por su trabajo como apicultor y productor de licores artesanales conocidos bajo la marca Cura Gaucho, nombre con el que también se lo conocía.
En octubre de 2016, el Concejo Deliberante de Victoria reconoció su labor pastoral y religiosa durante una sesión en la que lo declaró Ciudadano Ilustre.

Gran parte de su camino pastoral estuvo enraizado en Parroquia San Roque de Montpellier, donde ingresó el domingo de Pascuas del año 1967, lugar que ocupó hasta el año 2000. Vivía en la Abadía del Niño Dios, donde este martes se le dará el último adiós. (Diario Victoria)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS