Sociedad Relatos salvajes

El tránsito "es un ambiente facilitador" de conductas impulsivas

Un psicólogo reflexionó sobre la conducta del automovilista que atacó con un machete tras un incidente de tránsito. Y dijo que cada vez hay más personas "con problemáticas muy fuertes de impulsos y son explosivas y peligrosas".
En la tarde de este lunes, se registró en la ciudad de Paraná un hecho de relatos salvajes. Tras un incidente de tránsito, el conductor de un automóvil VolksWagen Suran, machete en mano, arremetió contra un motociclista, el cual se defendió del ataque con el casco.

Lamentablemente estas situaciones de intolerancia se repiten. El domingo por la noche en Buenos Aires, un hombre dañó y rayó un auto que estaba estacionado obstruyendo un garaje, para recordar hechos recientes. Para indagar sobre estas actitudes y comportamientos, que no sólo se registran en la vía pública sino también en los hogares, Elonce TV dialogó con el psicólogo Sebastián Sigal, quien afirmó que la "baja tolerancia a la frustración, los impulsos altos, la intencionalidad, más el contexto social", son un cóctel explosivo y desencadenan en estos relatos salvajes.

En primer término, indicó que "el contexto social y económico ayuda y potencia este tipo de comportamientos, pero no es suficiente porque no todas las personas termina teniendo este tipo de comportamientos. Hay personas con problemáticas muy fuertes de impulsos y cada vez se ve más, y muchos de ellos tienen una bajísima tolerancia a la frustración. Esto facilita que la violencia se escape por cualquier lugar" y el tránsito es el escenario ideal para que surjan estas conductas.

Estas personas no leen que algún incidente de tránsito sea un error o algo accidental, "sino que entienden que existe una intencionalidad y es por ello que hay personas que son totalmente explosivas y peligrosas, sin ningún tipo de control de lo que pueden llegar a hacer".

La sociedad de por sí es cada vez más violenta

Hay quienes tienen un nivel de impulso tan alto, "que necesitan sacar ese impulso y el tránsito es un ambiente facilitador porque casi todos nos enojamos con alguna cuestión". En el caso registrado este lunes, el machete utilizado por el automovilista que terminó detenido, "es la manera que encuentra de poder descargar sus impulsos y los hacen personas sumamente riesgosas".

Y agregó que la persona que lleva un arma o un machete en el auto no lo hace para no usarlo. Muchas veces las personas no logran identificar que tienen problemas de impulsos, incluso sus allegados dicen que es "enojón, chinchudo y a veces los enojones y chinchudos no son sólo eso sino que tienen comportamientos peligrosos" tanto dentro como fuera de la familia. "Si tengo problemas de este tipo, no puedo facilitarme la tarea teniendo un arma en el auto o donde sea".

En cierto grado ser enojón, chinchudo es peligroso

A este tipo de personas no les sirve contar hasta 10 o 20 para tratar de calmarse "porque ya tienen toda una estructura que se desarrolló así, sumamente impulsivas y no lo pueden manejar aunque ellos mismos crean que sí y ahí es donde esto se vuelve más tramposo, tienen visiones distorsivas sobre su capacidad de control de algunas situaciones y ni siquiera se dan cuenta de lo que peligroso que pueden ser".

Por otra parte, el psicólogo hizo hincapié en que la mayoría de la población tiene "la percepción que nada tiene consecuencia; estamos descreídos y esto potencia este tipo de personas, facilita que descarguen su ira con lo que encuentren".

"El 99 por ciento de las personas que veo pasar a diario con problemas de impulsos sobreestiman su capacidad de control y minimizan la situación, además le echan la culpa al otro. Cuanto más la culpa es del otro, yo me siento más santo y más ganas tengo de destruir y romper todo y ahí el control ya es imposible", indicó.

Consultado sobre qué se puede hacer en estos casos de encontrarse con una persona violenta y que esté saliéndose de sus cabales, Sigal explicó: "Cuando la persona se baja del auto con la intención de lastimar, golpear o ser violenta, salvo la evitación de poder escapar de la situación, hay muy pocas chances de lograr algo. Lo correcto sería que se puedan pedir disculpas, hacerse cargo porque en el tránsito nadie se hace cargo, todos dicen me chocaron y pareciera que nadie nunca choca en Paraná y eso significa que nadie se hace cargo". Además hay que hablar en voz baja, no gritar para evitar la escalada de la violencia. Si bien estos tips ayudan, "en situaciones extremas esto no es suficiente porque la intención de la otra persona ya es bajar a romper y pegar".
Video: Automovilista atacó a "machetazos" a motociclista tras discusión en Paraná
En los incidentes que ocurren en la vía pública con el tránsito, "la mayoría de las discusiones comienzan cuando uno pretende juzgar al otro, poner en juicio de valor lo que está bien y lo que está mal y ahí se inicia la discusión". Hay que evaluar la situación sacando del medio el hecho de quien tiene razón.

Finalmente, el profesional mencionó que "hay personas que viven descargando impulsos constantemente y otros que son callados y pueden tener alguna actitud impulsiva o no. A veces no es tanto el nivel de impulso sino el manejo que se tenga de la situación y de esos niveles de impulsos". Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS