Sociedad Historia de esfuerzo tras un sueño

Era barrendero, caminaba 2 horas de noche para trabajar y ahora, podrá estudiar

Es un joven que vivía con su abuela en plena sierra y caminaba cada noche, 17 kilómetros para llegar a su trabajo en la Municipalidad de La Falda. Es uno de los siete jóvenes que ingresaron a la residencia universitaria de la FCA-UNC.
Todos los días, a las 2.30 de la madrugada, se despertaba y, linterna en mano, comenzaba a cruzar las sierras para cubrir los 17 kilómetros que lo separaban de su trabajo. A las 5 llegaba a la Municipalidad de La Falda y comenzaba su labor de barrendero, que terminaba a las 13, para emprender el regreso, también a pie, hacia la precaria casa ubicada en plena montaña en la que vivía con su abuela.
Este esfuerzo fue lo que llevó a que el municipio gestionara su ingreso a la residencia universitaria que construyó la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la primera que funciona en la historia de la UNC.
Se llama Marcelo Gómez y cuenta que quiere estudiar agronomía porque le gusta el trabajo con los animales. Junto a otros seis jóvenes, es uno de los becados por la FCA-UNC en la residencia. "Esta oportunidad les va a permitir cambiar su realidad y la de sus familias", manifestó el decano de la FCA, Marcelo Conrero a LaVoz.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS