Sociedad Nuevo hallazgo

Presentaron restos de dinosaurio que vivió hace 140 millones de años en Neuquén

La nueva especie pertenece a la familia de los dicreosáuridos, distinguida por largas espinas que cubren su cuello y espalda como continuación de sus vértebras.
El dinosaurio saurópodo Bajadasaurus, una especie de nueve metros de largo con espinas curvadas hacia adelante en su cuello, fue presentado en el auditorio del Museo E. Bachmann de Villa El Chocón, a 80 kilómetros de la ciudad de Neuquén.

Los jefes de Paleontología de El Chocón, Juan Canale, y de la Universidad Maimónides, Sebastián Apesteguía, fueron los encargados de presentar en sociedad al Bajadasaurus y destacaron que es "el primer dinosaurio en el mundo que puede investigarse con mayor rigor gracias a la conservación de su cráneo".

Según lo informado por los profesionales, ambos investigadores del Conicet, este saurópodo de casi nueve metros de largo data del período Cretácico inferior, y su estadía en la Tierra se remonta a 140 millones de años.

La gran peculiaridad de esta especie es que poseía espinas curvadas hacia adelante en su cuello para protegerse mientras se alimentaba de helechos en un ambiente mayormente árido, con muchos ríos y vegetación baja.

Luego de la presentación, ambos descubrieron una réplica de parte de su cuerpo, que quedó instalado junto al Amargasaurus, un ejemplar muy similar hallado en 1984 por el reconocido pionero en paleontología del período mesozoico José Bonaparte, cerca de Zapala.

El subsecretario de Cultura de la provincia, Marcelo Colonna, destacó que "la identidad de El Chocón está íntimamente ligada a este desarrollo paleontológico a nivel nacional e internacional, y descubrimientos como éste generan un entusiasmo para redoblar nuestros esfuerzos como autoridad de aplicación, para que los desarrollos paleontológicos y también los arqueológicos puedan seguir adelante".

"Algunas hipótesis indican que las espinas (de dicreosáuridos) servían de soporte de una especie de vela que regulaba la temperatura corporal de los dinosaurios o que conformaban una cresta de exhibición que les otorgaba mayor atractivo sexual", indicó el Conicet en un comunicado.

El organismo dijo que "se especuló, por ejemplo, que estas especies podrían haber tenido una joroba carnosa entre las espinas que servía para almacenar reservas".

"Otra presunción es que las espinas estaban cubiertas con fundas de cuerno que cumplían una función defensiva frente a potenciales ataques", agregó el ente.

El cráneo del Bajadasaurus es el mejor preservado que se conozca de un dicreosáurido. "Su estudio sugirió que estos animales pasaban gran parte del tiempo alimentándose de plantas del suelo mientras las cuencas de sus ojos, cercanas al techo del cráneo, les permitían controlar lo que sucedía en su entorno", dijo el Conicet.

El nombre de la especie se debe a que fue hallado en la localidad de Bajada Colorada, con participación del Museo Paleontológico Ernesto Bachmann de Villa El Chocón.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.