Sociedad Canal de la Mancha

Hallazgo del avión de Sala: El estado de los restos y qué datos aportarían

Dos barcos rastrearon el fondo submarino y encontraron los restos en el fondo del Canal de la Mancha. Qué datos pueden aportar y en cuánto tiempo se podría saber qué causó el accidente.
El avión privado en el que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala fue encontrado este domingo en el fondo del Canal de La Mancha, informó el equipo de una empresa privada que estaba a cargo de la búsqueda. Aún no se informó del hallazgo de los cuerpos de Sala y el piloto de la aeronave. Las familias de las dos personas desaparecidas fueron informadas por la policía. El avión pilotado por David Ibbotson, que transportaba a Emiliano Sala el lunes 21 de enero entre Nantes y Cardiff, fue encontrado por el equipo de búsqueda privado dirigido por David Mearns, que lo confirmó en su cuenta de Twitter.

Mearns es un científico marino nacido en Estados Unidos y especialista en la detección de naufragios que reside en el sureste de Inglaterra.

El futbolista argentino estaba desaparecido desde el 21 de enero mientras volaba por el Canal de la Mancha, desde Nantes, en Francia, a Cardiff en Gales. Este domingo, dos barcos rastrearon el fondo submarino y encontraron los restos. No hay confirmación de que hayan encontrado los cuerpos.
Cómo pueden estar los restos y otras cuestiones tras el hallazgo
dos pilotos de amplia trayectoria para entender qué datos pueden aportar los restos y en cuánto tiempo se podría saber qué causó el accidente.

El comandante Carlos Rinzelli explicó que a las partes "las van a encontrar absolutamente partidas por el golpe" de la aeronave contra el agua. "Un elemento que se estrella a más de 50 kilómetros, de manera irregular, es como si chocara contra una pared. En este caso, siendo un monomotor, el impacto lo debe haber destrozado", aseguró a TN.

La búsqueda había quedado pausada tres días después de conocer la desaparición, ya que las autoridades de la isla de Guernsey comunicaron que "las posibilidades de supervivencia" eran "extremadamente remotas".

Ezequiel Sicardi, piloto y consultor aeronáutico, también dio su punto de vista acerca de la importancia del hallazgo: "Los pilotos y los investigadores tenemos una frase que dice que "los fierros hablan". Siempre un pedazo de fierro va a dar una indicación de qué fue lo que pasó. Encontrar los restos es primordial y casi lo único importante para saber qué fue lo que pasó".

El estado de las partes, dos semanas después
El Piper Malibu en el que viajaba Sala está sumergido en el agua desde hace 13 días. "Lo que puede pasar es que haya pérdida de elementos producto del movimiento del mar, pero en estas dos semanas las partes ni siquiera están en estado de corrosión", afirmó Rinzelli. Mientras que de la forma en que podrían hallarlo, especuló: "Es altamente probable que el avión esté partido en no menos de cinco pedazos. En general si cae de costado o panza, primero se parte el motor, el cuerpo principal del avión, y luego las alas".

Mientras más potente sea el impacto, el efecto dominó es brutal. Puede haber quedado hecho pedazos.

Sicardi utilizó una comparación para ejemplificar en qué estado puede encontrarse la aeronave: "En el caso del Piper, cuyo peso de despegue es de apenas dos toneladas, pesa incluso menos que una camioneta pickup del mercado argentino. Eso hace que su estructura metálica no esté preparada para impactos".

"Mientras más potente sea el impacto, el efecto dominó es brutal. Puede haber quedado hecho pedazos, por más que el avión sea chiquito. Va a ser muy difícil encontrar la aeronave completa. Se va a encontrar diseminada en varios pedazos", opinó el especialista en diálogo con este medio.
Qué datos pueden aportar los restos
Sicardi aclaró que este tipo de "aviones chicos, operados de manera privada" no tienen registradores de eventos o voces, también conocidos como cajas negras.

"Al no tener registros ni grabación, no sabemos qué pasó, por lo que encontrar los restos proveerá muchas evidencias. Si se encuentra el motor, se podrá saber si el avión cayó con el motor encendido o no. Además, del modo en que aparezcan los pedazos de hierro te va a decir cómo fue el impacto con el agua", agregó.

En el mismo sentido, Rinzelli precisó: "Todo el fuselaje tiene un ADN, cualquier elemento que encuentren del avión para llevarlo a la superficie y poder entrar en la etapa de investigación permite determinar qué es lo que pasó exactamente".

"Si los pedazos están retorcidos o con su forma original modificada, dará una evidencia de que el impacto con el agua fue descontrolado. Muchos nos inclinamos por esa conjetura, que fue descontrolado", analizó Sicardi.

El retiro de las partes
Los especialistas aseguraron que la extracción de los restos es una tarea que depende de la zona específica en la que estén encallados. "Puede demorar entre una y cuatro semanas, según el estado. Eso entra en un proceso de estudio que es difícil", comentó Rinzelli.


Sicardi también especificó que el hallazgo de las partes y de la totalidad de la aeronave va a depender de las condiciones meteorológicas y fluviales del Canal de la Mancha: "Es muy estrecho, tiene apenas 170 metros de profundidad, pero con corrientes muy potentes que arrastran todo, eso dificulta muchísimo el hecho de encontrar piezas chicas. Si el impacto fue muy fuerte, habrá más partes para buscar".

Cuánto tiempo puede demandar la investigación
Rinzelli apuntaló el aspecto legal para aclarar cómo son los procesos de investigación en estos casos: "En principio interviene la fábrica, en este caso Piper, que necesita saber qué pasó con el avión por un tema de seguros y por si realmente fue una falla de la nave o una mala maniobra del piloto".

"Después seguramente actuará la administración de aviación civil de Francia, porque el vuelo salió de Nantes, y luego la inglesa, por su destino, Cardiff. Todos los lugares en los que haya operado el avión tienen que intervenir como parte. A veces, una parte le pide a la otra que no intervenga o se ponen de acuerdo, pero en este caso, donde van a querer deslindar responsabilidades, van a intervenir las juntas de aviación de los dos países y la fábrica Piper", enumeró Rinzelli.

Y agregó en contacto con TN.com.ar: "Al no tener caja negra, tienen que hacer una reconstrucción con lo que queda, por lo cual, seguro y responsabilidades de por medio, puede tardar hasta un año o un año y medio para saber qué pasó".

Según Sicardi, el resultado definitivo de la investigación "nunca va a existir". "Es muy difícil saber qué le pasó exactamente si no se encuentra gran parte de su estructura y las partes metálicas que den evidencia de lo que pasó", cerró.

Conjeturas y reflexiones
"Lamentablemente pusieron a volar a un avión inadecuado, con un piloto que no estaba habilitado, que no tuvo en cuenta la meteorología en la zona, que desarrolló una trayectoria lineal y no curva, cuando la diferencia le hubiese permitido navegar sobre territorio, y que salió de noche cuando debería haberlo hecho de día", concluyó Rinzelli.

Para Sicardi también se trató de impericia y apuntó a un motivo crucial: el congelamiento. "Los aviones tienen un gran enemigo, que se llama hielo. Las condiciones meteorológicas de este despegue justamente indicaban engelamiento en las nubes", aseveró.

"Este avión, en la punta de las alas, tiene unas botas que se inflan con una bomba eléctrica, que desprenden el hielo que se forma en el ala. La poca información que tenemos es que el piloto pidió descender, es decir, da la pauta que lo solicitó porque tenía hielo en las alas. Y cuanto más descendés, más aumenta la temperatura ambiente", amplió el consultor en cuanto a su teoría.

Y dio sus fundamentos: "Acá corre algo crucial para la investigación, que es que las temperaturas atmosféricas eran demasiado bajas. Despegó con casi con cero grados y el hielo se forma con entre siete grados positivos y 20 negativos. Si se formó hielo con cinco grados bajo cero, pidió descender y la temperatura al nivel del mar era de cero grados, eso no te va a ayudar en nada".

Finalmente, Sicardi consideró: "Es algo muy comprometedor, porque las alas son elementos de precisión, pero el hielo le deteriora su nivel aerodinámico. Por eso el hielo es un elemento brutal en la aviación". Y cerró: "Da la impresión de que el avión se estaba llenando de hielo. Tal es así, que cuando se declara la emergencia, los aviones de rescate nunca pudieron salir por las condiciones".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS